Salvar Prospect Cottage, la casa y jardín de Derek Jarman en Dungeness

Prospect Cottage and Garden. Derek Jarman en su jardín | Art Fund © Howard Sooley


Más de 25 años después de la muerte de Derek Jarman (1942-1994), una de las figuras más influyentes en la cultura británica del siglo XX, Prospect Cottage, su antigua casa y jardín, sigue siendo un lugar de peregrinación para personas de todo el mundo, un legado que les sirve de inspiración pero que ahora está en peligro de desaparecer.

Derek Jarman compró Prospect Cottage, su casa y jardín en Dungeness, Kent, en 1986. Estaba en la cima de sus poderes creativos, y fue aquí donde filmó The Garden, escribió el libro Modern Nature y creo su célebre jardín. Pero también en esa época sufrió al conocer su diagnóstico de VIH y, posteriormente, una enfermedad relacionada con el SIDA. La cabaña se convirtió rápidamente en una fuente de inspiración, un santuario, un lugar de colaboración con otros artistas y un centro creativo donde se unieron sus prácticas artísticas.


Prospect Cottage and Garden | Art Fund © Howard Sooley


En su día, al hablar de Prospect Cottage, comentaba que Dungeness es un promontorio en forma de cúspide, situado en la costa de Kent, Gran Bretaña. Es tierra de extremos, donde el paisaje desolador de casas junto a una central nuclear (Dungeness Power Station) contrasta con una fauna rica y diversa que humaniza ese paisaje inhóspito.  De hecho, existen diversas especies de plantas, insectos y aves migratorias, protegidas dentro de una reserva natural (National Nature Reserve of Dungeness).

El jardín que Derek Jarman creó sobre una playa de guijarros en Prospect Cottage es reconocido internacionalmente. Es un jardín sin límites, plantado por él con la ayuda de Howard Sooley y lleno de objetos y arreglos escultóricos elaborados a partir de las rocas y la madera flotante que se encuentran en la orilla.


Prospect Cottage and Garden. Derek Jarman en su jardín |  Art Fund © Howard Sooley


Un jardín junto a una central nuclear, un entorno que alentó a Jarman a cultivar plantas, a pesar de que tenía que hacerlo en condiciones adversas, tales como vientos cargados de sal y un suelo calcáreo. Especies como valeriana roja (Centranthus ruber) , adormidera marina (Glaucium flavum), dulcamara (Solanum dulcamara) o Seakale (Crambe marítima) son habituales.  

Eso le valió de punto de partida. Pero, además, quiso introducir otras especies para comprobar hasta qué punto prosperaban en esas condiciones. El éxito le vino con especies de lavandas, santolinas y amapolas de California, entre otras. 


Prospect Cottage and Garden | Art Fund © Howard Sooley

Derek Jarman era jardinero apasionado desde la infancia. Su experiencia hortícola y gran sensibilidad ecológica fueron circunstancias determinantes a la hora de ejecutar ese jardín.

El jardín parece querer evocar la capacidad de recuperación y, desde luego, es un excelente ejemplo de la teoría de “planta correcta en el lugar correcto” de Beth Chatto (y de cualquier jardinero hoy en día). Un jardín sin límites y creado bajo criterios de sostenibilidad que deja buen testimonio del amor de Jarman por la jardinería y el papel del jardín en su vida y trabajo. 

Además del jardín, Prospect Cottage, lo que fue en su día una cabaña de pescadores, está lleno de más de 40 obras de arte de Derek Jarman, así como útiles de películas como Caravaggio y The Tempest. Ese patrimonio ha sido cuidadosamente preservado desde su muerte.


Interior de Prospect Cottage | Art Fund © Howard Sooley


Tras la muerte del socio de Jarman, Keith Collins, quien recibió la casa después de que el cineasta muriera en 1994, Prospect Cottage y sus contenidos se pusieron en el mercado en 2018.

Aquí entra en juego Art Fund, una organización benéfica nacional de recaudación de fondos para el arte, que ha lanzado un llamamiento público para salvar la casa y el jardín. El director de Art Found, Stephen Deuchar, dijo que Collins pidió a los fideicomisarios que “pusieran a salvo a Prospect”, y que sería necesario alcanzar el objetivo de 3,5 millones de libras para preservar el edificio y garantizar que sus seguidores pudieran continuar visitando el jardín de forma gratuita.  Lo cierto es que la adversidad de ese entorno nos es cada vez más familiar y ese jardín es una valiosa fuente de inspiración hoy en día y para las generaciones futuras.


Prospect Cottage and Garden. Derek Jarman en su jardín | Art Fund © Geraint Lewis


Además, la recaudación de fondos también cubre los planes para un programa de residencia para artistas, escritores, jardineros, cineastas, académicos y activistas; ayuda de la organización artística con sede en Kent, Creative Folkestone, para restaurar el jardín; y un esquema de aplicación para permitir que el público visite el interior de la casa de campo por primera vez.

Faltan 69 días y, a día de hoy, ya han recaudado el 47 por ciento. Las donaciones comienzan desde 5 libras (6 €) pero, obviamente, se pueden hacer de otra cuantía. Todos los detalles (inglés) se pueden consultar aquí.










PUEDE INTERESARTE

EXPLORA MÁS SOBRE ESTE TEMA