Liatris spicata, vistosas espigas de flores que atraen abejas y mariposas

Liatris spicata | Oudolf Field • Hauser & Wirth Somerset • Agosto 2019 • © Nigel Dutt


Una planta bulbosa especialmente valorada por sus vistosas espigas de flores, que son muy atractivas para las abejas y mariposas; aportan una larga temporada de interés desde mediados del verano hasta el otoño y suministran alimento a las aves silvestres durante el invierno. Se acerca el momento de pensar en plantar los cormos de liátrides (Liatris spicata).

Los bulbos de flor estival con el contenido más alto de polen y néctar son las crocosmias (Crocosmia), las dalias (Dahlia), las liátrides (Liatris) y los gladiolos (Gladiolus). Todos ellos atraen tanto a abejas como a mariposas. 

Eso es  un motivo más que suficiente para detenernos en ellas, y hoy es el turno de Liatris, un género de plantas herbáceas perennes bulbosas de la familia Compositaela misma que la de las diferentes formas de margaritas o daisies. El genero incluye 39 especies aceptadas de planta nativas de Bahamas y América del Norte, y fueron introducidas posteriormente en Francia, Gran Bretaña, Noruega, Polonia y el Cáucaso meridional. 

Existen varias especies utilizadas para su cultivo en jardines, pero una de las más populares es Liatris spicata.


Liatris spicata en el jardín

Los tallos robustos y erguidos de Liatris spicata crecen hasta una altura de aproximadamente 50 a 60 cm y se visten con espirales de hojas verdes estrechas y en forma de aguja. En julio y agosto llevan brotes de flores en los dos tercios superiores, que se abren de arriba hacia abajo, con borlas brillantes de color púrpura o blanco. A partir de abril, el nuevo follaje brota del suelo.

Liatris spicata

Conviene plantar en grupos de al menos 10 cormos (órganos subterráneos de reserva parecidos al bulbo). La profundidad de plantación desde la base del bulbo debe ser de 2 a 3 cm, con una distancia entre bulbos de 15 a 20 cm.

Las liátrides crecen silvestres en praderas de muchas partes de Norteamérica. Prosperan a pleno sol y, aunque las plantas prefieren un suelo bien drenado, tolerarán más humedad que muchas otras plantas vivaces de jardín.

A pesar de que es una planta relativamente tolerante a la sequía, cuando el clima es seco, lo tallos recién plantados deben regarse semanalmente hasta que hayan establecido un sistema de raíces fuerte. Como suele suceder con todos los bulbos, debemos evitar regar en exceso, para evitar la pudrición.


Liatris spicata

Después de los primeros meses, necesitan poca o ninguna atención. Las flores brindan interés vertical incluso después de que su color se haya desvanecido, por lo que podemos dejarlas durante el invierno, especialmente en plantaciones de estilo naturalista, con el fin de ofrecer alimento a los pájaros en los meses donde escasea el alimento. Posteriormente, los tallos de las flores pueden cortarse en la base de la planta.




En el diseño de jardines, se suele utilizar en combinación con gramíneas ornamentales en plantaciones de estilo naturalista y es especialmente atractiva cuando se planta en grandes derivas. 

Además, sus flores de larga duración hacen de esta planta una excelente candidata para jardín de flor de corte. Parece ser que el cultivo de Liatris spicata para flor cortada fue introducido en Chile hace casi dos décadas.

Es excelente compañera de otras vivaces como rudbeckias, helenium, equináceas y asters


Liatris spicata | Oudolf Field • Hauser & Wirth Somerset • Agosto 2019 • © Clive Nichols








PUEDE INTERESARTE

EXPLORA MÁS SOBRE ESTE TEMA