Scilla, plantas bulbosas cuyas flores anuncian la primavera

Scilla siberica


Con flores en forma de estrella o campana, casi siempre con detalles en azul, las plantas bulbosas del género Scilla florecen desde finales del invierno hasta principios del verano, haciendo una contribución espléndida a cualquier jardín en primavera



Género Scilla

El género Scilla lo forman plantas bulbosas de la familia Asparagaceae, en su mayoría nativas de bosques, praderas subalpinas y costas de Europa, Macaronesia e Irán, y África tropical. Algunas especies también se han naturalizado en Australia, Nueva Zelanda y América del Norte. En la Península Ibérica crecen 8 especies y 2 subespecies de Scilla nativas.

La circunscripción del género Scilla es aún imprecisa. En la actualidad incluye 89 especies aceptadas, entre las que se encuentran las especies del género Chionodoxa, que ahora están incluidas dentro del género Scilla.

Por otro lado, también hay que tener en cuenta que, hasta hace poco, las campanillas inglesas y españolas estaban incluidas en el género Scilla, pero se reclasificaron como Hyacinthoides non-scripta e Hyacinthoides hispanica respectivamente (ver más aquí).

Las escilas son plantas herbáceas que crecen de un bulbo y producen unas pocas o varias hojas, basales y lineales, en forma de tiras. Dependiendo de la especie, alcanzan una altura de 5 a 60 cm.


Scilla mischtschenkoana


Aunque las escilas son más conocidas por el acento azul que aportan sus flores, lo cierto es que también existen variedades con flores en tonos de blanco, rosa y púrpura.

La forma de sus flores varía en función de la especie, pudiendo presentarse abiertas y con forma de estrella, o con forma de campana y ligeramente caídas.


Scilla en el jardín



Todas las variedades de jardín son resistentes y pueden soportar al menos -10ºC. Los bulbos de Scilla se suelen deteriorar rápidamente cuando están fueran del suelo, por lo que se deben plantar rápidamente después de la compra.

Se deben plantar en otoño a 7-10 cm de profundidad y, si queremos conseguir un buen efecto, lo ideal es plantarlos en derivas de 20-50 bulbos.


Bulbo seco de Scilla mischtschenkoana

Bulbo seco de Scilla siberica


Son muy fáciles de cultivar y requieren pocos cuidados. Prefieren suelos ricos en materia orgánica con buen drenaje, y deben plantarse en zonas con sol o sombra parcial.

Apenas necesitan riego, pero si los bulbos están muy secos, podemos aportar humedad en la temporada de crecimiento. Si no es así, mejor no regarlos.

La mayoría de las especies de Scilla se naturalizan con mucha facilidad. Se multiplican y regresan año tra años, formando llamativas colonias de flores que se convierten en un mar azul. Lo cierto es que, para más de una persona, esto también puede convertirse en un comportamiento invasor nada deseado.


Scilla mischtschenkoana

Se pueden cultivar en macetas o contenedores situados en el porche, patio o terraza. También se pueden plantar en jardines costeros, jardines de grava y de roca, y bajo los arbustos.



Algunas especies y cultivares de jardín


Variedades enanas y de floración temprana


Las variedades enanas de Scilla de floración temprana comienzan a abrir sus flores en febrero. En este grupo se incluyen especies como:

S. bifolia, con flores en forma de estrella de color azul genciana sobre hojas de cera. Florece de febrero a marzo. Es fácil de cultivar y se naturalizará bajo arbustos o en prado ligero. Altura: 10cm. Su área de distribución nativa es el norte y oeste de Europa hasta el oeste de la península de los Balcanes.


Scilla bifolia

Scilla bifolia 'Rosea'


S. mischtschenkoana, con flores en forma de estrella, de color azul blanquecino con franjas centrales más oscuras y hasta seis flores por tallo. Fácil de cultivar, especialmente en suelos ligeros. Altura: 10-15cm. u área de distribución nativa es el sur del Cáucaso meridional al noroeste de Irán.


Scilla mischtschenkoana

Scilla mischtschenkoana 'Tubergeniana'


S. verna, una especie enana que produce un racimo denso de flores pequeñas en estrella de color azul violeta, sobre hojas lineales, a principios de la primavera. Altura: 20cm. Se encuentra en hábitats costeros expuestos, en gran parte de las costas occidental y septentrional de Europa occidental y en la costa oriental de Irlanda.


Scilla verna | Flickr


S. siberica, es un poco más alta que otras variedades enanas y florece algo más tarde. Producen llamativas flores de color azul violáceo, con forma de campana, hasta cinco por tallo corto, en marzo y abril. Sus hojas de color verde medio en forma de correa son delgadas y brillantes. Se naturalizarán muy bien, pero también se pueden plantar en macetas. Altura: 15cm. Su rango nativo es Crimea y el noroeste de Irán.


Scilla siberica



Variedades altas y de floración tardía



Las variedades de Scilla más altas suelen florecer a principios del verano. En este grupo se incluyen especies como:

S. peruviana, con grandes cabezas de flores en estrella (bonitas incluso cuando aún están cerradas) de color azul brillante, sobre hojas anchas y carnosas. Florece de mayo a junio. Le gusta una posición a pleno sol. Altura: 25-30cm. Su área de distribución nativa es el Mediterráneo Occidental y Central.


Scilla peruviana

Scilla peruviana 'Algerian Cream'| Fernando Ruz



S. lilio-hyacinthus, es un buen bulbo para zonas boscosas que produce hojas anchas y carnosas a principios del invierno, seguido de hermosas cabezas piramidales de flores azul brillante a fines de abril. Prefiere un suelo fresco y rico en humus en sombra parcial, aunque también puede hacer frente al sol. Altura: 15cm. Su área de distribución nativa es el centro y sur de Francia hasta el norte de España.



Scilla lilio-hyacinthus | Flickr








PUEDE INTERESARTE




EXPLORA MÁS SOBRE ESTE TEMA