Paisajes con flores silvestres de Andrew Nicholl

A distant view of Derry through a bank of wild flowers | Andrew Nicholl


El campo no está accesible para muchos esta primavera y tal vez más que nunca sepamos apreciar algunas obras de arte, como algunas acuarelas en las que el artista irlandés Andrew Nicholl presenta bodegones con un grupo de flores silvestres minuciosamente detallados, que se combinan con el paisaje de fondo, y todo a vista casi de gusano, como si estuviéramos tumbados en una pradera.


Muchas personas habrán oído hablar del ángulo gusano en fotografía, que se caracteriza por que el fotógrafo está tumbado en el suelo y sitúa su cámara hacia un objeto (o sujeto) que se encuentra en el suelo. La idea es simular la visión que tienen los gusanos u otros animales que viven a ras de suelo, de ahí el nombre de este tipo de ángulo.

En la pintura, como en la fotografía, esa vista de gusano ofrece una visión diferente de la realidad y casi siempre una panorámica mucho más atractiva, tal vez porque permite apreciar un conjunto de detalles que no están a nuestro alcance.


A flowerbank with poppies, harebells and marigolds | Andrew Nicholl


En el caso de las acuarelas de Andrew Nicholl, el follaje y las flores silvestres se presentan cuidadosamente en primer plano, en muchos casos, permitiendo vislumbrar el paisaje de fondo. 

Las primeras obras del pintor irlandés Andrew Nicholl (1804-1886) son escenas a lo largo de la costa de Antrim. Cuando tenía poco más de veinte años ya había establecido una reputación local como pintor paisajista, convirtiéndose en miembro fundador de la Asociación de Artistas de Belfast. Alrededor de 1840, se instaló en Londres, donde se mantuvo trabajando como profesor de arte y posteriormente, en 1846, viajó a Ceilán, donde trabajó durante tres años como profesor de pintura de paisajes en la Academia de Colombo.


A Bank Of Wild Flowers With Cattle Grazing, A Lough And Castle Beyond | Andrew Nicholl


Las acuarelas que muestro hoy están realizadas cuando el pintor vivía en Dublín y probablemente datan de la década de 1830. En esa época, desarrolló una especialidad de vistas de ciudades costeras de Irlanda, a menudo visto a través de una pantalla de flores silvestres.

En ellas, el artista presenta la escena desde un punto de vista cercano al suelo (una vista casi de gusano), como si estuviera en el borde de una carretera, asociando con ingenio las diferentes flores silvestres (amapolas, margaritas, verónicas azules, etc.), en ocasiones con una panorámica que muestra en la distancia la ciudad de Derry, en Irlanda del Norte.

Hace tiempo que tenía guardadas estas imágenes para compartirlas en el blog y creo que he elegido un buen momento para hacerlo. Que nos lleven un poco al campo esta primavera.


A bank of wild flowers with the North Antrim Coast beyond | Andrew Nicholl




PUEDE INTERESARTE

EXPLORA MÁS SOBRE ESTE TEMA

Entradas que pueden interesarte

Contenido patrocinado

INSTAGRAM