Visita virtual a The Barn, el jardín privado de Tom Stuart-Smith

Foto © Tom Stuart-Smith


The Barn está al lado de la casa en Serge Hill donde Tom Stuart-Smith nació, creció y aprendió sus primeros trucos de jardinería, principalmente de su madre. Se trasladó allí en 1987 con su mujer, Sue, y su primer hijo recién nacido. The Barn Garden evolucionó al tiempo que crecían sus tres hijos, algo que, para ellos, da un valor especial a ese jardín, que no solo se ha llenado de plantas, sino también de recuerdos.


Ayer comentaba el interés que despierta conocer a los jardineros que se ocupan de cultivar y cuidar conocidos jardines al hablar de Alain Baraton, el jardinero de Versalles. Creo que el mismo interés que suele despertar descubrir los jardines privados de conocidos jardineros y paisajistas.

La reputación de Tom Stuart-Smith como paisajista es indiscutible. Los numerosos jardines que ha creado en todo el mundo dan prueba de ello, jardines con un estilo naturalista que él mismo ha impregnado de un aire de modernidad que los hace únicos. Además, cuenta con ocho jardines ganadores de medallas de oro en Chelsea Flower Show, tres de los cuales obtuvieron el premio Best in Show.



Foto © Tom Stuart-Smith


Al parecer, cuando Tom y Sue llegaron a Serge Hill, una colina abierta, ventosa y de grava en Bedmon, Hertfordshire, no había jardín en absoluto, sino 20 hectáreas de hierba. Ellos tenían la propiedad de 2.000 m2 y lo primero que cultivaron fueron judías y coles en un pequeño patio. Plantaron un seto de tejo y crearon un jardín de rosas, que hoy en día no tiene rosas, que lleva a la parte principal del jardín.

Nunca hubo un gran plan, pero unos cinco años después pudieron comprar un poco más de tierra y comenzaron a expandir gradualmente el jardín. Todo comenzaba a coger forma y crecer al tiempo que crecían sus tres hijos.



Foto © Tom Stuart-Smith


En la actualidad, el jardín cuenta con dos áreas diferenciadas y una zona de plantación naturalista, con prados de flores silvestres y praderas exóticas.

Por un lado, se encuentra un encantador patio cerrado, con zona pavimentada y tanques de agua sobre el suelo. Por otro, el viejo jardín, llamado West Garden, que fue plantado desde 1995 en adelante, un área abierta dispuesta dentro de un marco formal que comprende una amplia gama de plantas vivaces y arbustos tolerantes a condiciones generalmente secas. 

En el área de plantación naturalista se encuentra el prado nativo que sembró hace unos veinticinco años, y que se corta una vez al año a finales del verano. Más recientemente, en la primavera de 2011, sembró el prado exótico. En este caso, se trata de un jardín poco convencional, como lo define él, haciendo referencia a que todo ha crecido a partir de semillas sembradas directamente en el suelo. Se trata un prado de flores exóticas que llama pradera y que desarrolló con el asesoramiento de James Hitchmough, profesor de ecología hortícola de la Universidad de Sheffield, con quien ha trabajado en numerosas ocasiones. El plan de siembra inicial contenía alrededor de 40 especies de plantas exóticas, pero se van agregando nuevas especies. 



Foto © Tom Stuart-Smith

Foto © Tom Stuart-Smith

  
The Barn Garden suele abrir al publico en contadas ocasiones al año y siempre para ayudar a una causa benéfica, como es el caso de la organización NGS (National Garden Scheme), que programa visitas a jardines privados de Inglaterra y Gales. Son jardines que abren al público determinados días del año con el fin de recaudar fondos destinados a diferentes causas benéficas (hospitales, clínicas y organizaciones que trabajan dentro del ámbito de la sanidad). Ver más aquí.

Este año no ha sido posible celebrar esa visita a The Barn debido a la emergencia sanitaria por la COVID-19. En su lugar, han compartido un vídeo en el que Tom Stuart-Smith nos presenta su jardín, que en esta ocasión abre al público solo virtualmente.






fotoS e información | NGS y TOM STUART-SMITH



PUEDE INTERESARTE

EXPLORA MÁS SOBRE ESTE TEMA