Clemátides también para el otoño (Clematis de floración tardía)

Clematis tangutica / Foto Crocus


Las clemátides (Clematis) siguen siendo plantas trepadoras muy populares 200 años después de su primer uso en jardines. Una de las razones puede ser que ofrecen una gran diversidad de formas y colores de sus flores. Además, existe una especie o variedad para cada mes del año

Clematis pertenece a la familia Ranunculaceae y es un género que lo integran 386 especies aceptadas de plantas trepadoras de hoja perenne o de hoja caduca y plantas herbáceas perennes. Si hablamos de clemátides en el jardín, hay que sumar un buen número de cultivares que se han ido incorporando a lo lardo de más de dos siglos de uso en jardinería.

Las clemátides se encuentran principalmente en las regiones templadas del hemisferio norte, rara vez en los trópicos. Las especies silvestres de Clematis nativas de China llegaron a los jardines japoneses en el siglo XVII. Las selecciones de jardines japoneses fueron las primeras clemátides exóticas en llegar a los jardines europeos, en el siglo XVIII.

En la Península Ibérica se encuentran especies como Clematis cirrhosa, de floración invernal, así como C. flammula, C. vitalba, C. orientalis, C. campaniflora y C. recta.


Clematis 'Royal Velours' / Foto Crocus

La mayoría de las clemátides funcionan bien situadas al sol o sombra parcial y es necesario que sus raíces se mantengan frescas y húmedas. 

Aunque toleran una amplia gama de tipos de suelo, lo cierto es que prefieren un suelo profundo, fértil, húmedo pero bien drenado. Si queremos aumentar el éxito en nuestro cultivo, conviene agregar materia orgánica a suelos pesados o arenosos. Las clemátides que crecen en suelo se pueden abonar en primavera, pero las que se cultivan en contendedores requieren abono mensual en los meses de primavera y verano. 


Clematis viticella' Étoile Violette / Flickr

Clematis significa "planta trepadora" en griego antiguo, pero, además de gráfico nombre, la planta también lo dice alto y claro. Ya sabemos que suelen ser necesarios soportes como enrejados y obeliscos, y que, además de crecer en las paredes, las clemátides puede cubrir arcos, pérgolas y tocones de árboles o, incluso, trepar por enrejados y obeliscos. También es conocido que son excelentes compañeras de las rosas. 

Aunque las clemátides trepadoras se entrelazan naturalmente, es una buena idea alentarlas a seguir los soportes guiando los tallos y, si es necesario, atándolos. 


Grupos de Clematis


Como he comentado al inicio, se podría decir que hay una especie o variedad de Clematis para cada mes del año. De hecho, las diferentes especies y cultivares de jardín se suelen distribuir en tres grupos establecidos en función de la temporada de floración

Grupo 1 • Invierno y primavera

Los primeras clemátides en florecer son los árboles de hoja perenne, como Clematis cirrhosa var. balearica , que florece entre diciembre y febrero,  o C. armandii, con sus hojas coriáceas parecidas al laurel y flores blancas entre marzo y abril. 


Clematis cirrhosa var. balearica / Foto Crocus

Les sigue C. alpina y C. macropetala en primavera.  Las clemátides del grupo 1 florecen en el crecimiento de la temporada anterior y forman grandes masas que en realidad no necesitan poda. 

Grupo 2 • Verano

Las segundas son las variedades de flores grandes, que brindan un llamativo toque de color  desde principios hasta finales del verano con sus extravagantes flores que surgen tanto en los brotes maduros de la temporada anterior como en los brotes nuevos.

Grupo 3 • finales del verano y otoño

Por último, las especies de floración tardía, como C. rehderiana, comienzan a florecer en septiembre y solo terminan con las heladas fuertes a fines de noviembre o principios de diciembre. Suelen ser de hoja caduca y en este grupo se suele incluir también aquellos cultivares de flores pequeñas y especies herbáceas. Este es el grupo en el que quería detenerme hoy para mostrar algunas especies y cultivares de jardín que nos sirvan de inspiración pare este año o, tal vez mejor, para la próxima temporada.


Clematis que florecen en otoño


Efectivamente, hay un buen número de clemátides que se pueden disfrutar a finales del verano y durante buena parte del otoño, incluso algunas de ellas florecen y dan color al jardín hasta noviembre.

Las clemátides de floración tardía o del grupo 3 son particularmente atractivas en esta época del año. Puede que las flores sean algo más pequeñas, pero también más abundantes y, a medida que los niveles de luz bajan, el color se mantiene más y mejor. Eso sí, tenemos que controlar que el riego no sea excesivo, por lo que es conveniente situarlas en las áreas más secas del jardín.

Además del valor que aporta el color de sus flores, este grupo de clemátides tienen la ventaja de que son las más sencillas y fáciles de podar, ya que solo requieren una poda a finales del invierno o principios de la primavera, generalmente en febrero o marzo, cortando todos los tallos viejos hasta el par más bajo de brotes sanos a unos 15-30 cm  por encima del suelo. 


Clematis viticella 'Kiev' / Foto Gardeners' World

Entre este grupo de clemátides vamos a encontrar algunas de las especies propias del verano, con flores grandes y planas, que alargan su floración hasta la llegada del otoño, como es el caso de Clematis 'Ernest Markham'.

Pero también existen otras clemátides inician su floración al final del verano, como Clematis viticella y sus cultivares, con pequeñas flores abiertas que caen en forma de campana, en contraste con la gran clemátide de verano de cara plana. Pueden llegar a ser arbustos vigorosos, pero, puesto que comienzan de cero todos los años, no llegan a ser demasiado dominantes.  

Tal vez llegamos tarde para esta estación, pero nunca está de más buscar inspiración e irnos preparando para la próxima temporada. Estas son algunas de las especies y variedades de Clematis de floración tardía:


•  Clematis 'Comtesse de Bouchaud' 

Se obtuvo en Francia en 1900 y sigue manteniéndose entre las variedades más de moda. De flores grandes (15 cm) con pétalos color rosa malva que contrastan con estambres de color amarillo cremoso. Florece desde mediados del verano hasta principios del otoño.

Crocus

•  Clematis rehderiana

Panículas de flores pequeñas de color amarillo pálido y follaje piloso. Altura 6-7m. Florece de agosto a octubre.

Flickr

  Clematis 'Ernest Markham'

De flores grandes, magenta claro. Altura 2-3 m. Florece de agosto a octubre.

Wikipedia

•  Clematis tangutica 'Bill Mackenzie'

Con flores amarillas en forma de farol que asienten con la cabeza. Es posiblemente uno de los mejores cultivares de C. tangutica. Florece de agosto a octubre.  Crece vigorosamente hasta los 4,5 m de altura, lo que la hace adecuada para crecer entre árboles o arbustos altos.

Crocus

•  Clematis x durandii

Tiene llamativas flores de color azul brillante con estambres dorados en tallos largos y rígidos, lo que la hacen excelente para flor cortada. Altura 1-2 m.

Gardeners' World

•  Clematis viticella 'Étoile Violette' 

Sus flores, de buen tamaño que caen en forma de campana, son de color violeta oscuro con estambre de color amarillo pálido.  Florecen desde finales de julio hasta finales de septiembre. Altura: 3,5 m.

Flickr

•  Clematis viticella 'Madame Julia Correvon' 

Produce masas de flores de color rojo vino intenso en forma de estrella y de unos 12,5 cm de ancho. Florece desde mediados del verano hasta el otoño. Crece hasta 2,5 m de altura y se adapta a grandes contenedores.

Flickr

•  Clematis Perle d'Azur' 

Un cultivar muy vigoroso y una de las variedades de clemátides más antiguas y populares. Florece desde julio hasta septiembre.  Crece hasta los 3 m de altura. Suele ser una buena opción para acompañar a las rosas trepadoras amarillas.




PUEDE INTERESARTE

EXPLORA MÁS SOBRE ESTE TEMA

Entradas que pueden interesarte

Contenido patrocinado

INSTAGRAM