Las flores blancas de Cecil Kennedy

White summer flowers in a silver vase | Cecil Kennedy

 


Durante más de seis décadas, Cecil Kennedy colaboró con su esposa, Winifred Ayers, quien creó muchos de los arreglos florales exquisitamente equilibrados que fueron fuente de inspiración para las pinturas del artista.


Entre todas las composiciones florales, los centros de flores blancas fueron las favoritas, una novedad en los arreglos que reflejaba las tendencias hortícolas del siglo XX, con el Jardín Blanco de Vita Sackville-West en Sissinghurst Castle como principal exponente.

Cecil Kennedy (1905-1981) nació en Leyton, Londres, en el seno de una numerosa familia victoriana que en su mayoría eran artistas. Estudió pintura principalmente con su padre, el pintor de paisajes Thomas Robert Kennedy, pero también cursó estudios formales. Aunque inicialmente comenzó pintando paisajes y algunos retratos, lo cierto es su estilo, técnica y temática cambió a partir de su estancia en Amberes, durante la Segunda Guerra Mundial. Allí abrazó los estilos y las técnicas de los viejos maestros pintores flamencos y holandeses, guiado por la meticulosa técnica de artistas como Ambrosius Bosschaert el Viejo (Amberes, 18 de enero de 1573 - La Haya, 1621), Jan Brueghel el Viejo (Bruselas, 1568 - Amberes, 1625) y Osias Beert (c. 1580 - 1623). Hoy en día, está considerado como uno de los grandes pintores de flores de Gran Bretaña y sus cuadros se encuentran en colecciones públicas y privadas de todo el mundo.

Durante su larga carrera, Cecil Kennedy tuvo numerosos mecenas influyentes, y su trabajo fue muy apreciado dentro de la familia real. La reina Isabel II obsequió al Príncipe Carlos y a la princesa Diana un bodegón de Cecil Kennedy como regalo de bodas en 1981. Me pregunto donde se conserva ese cuadro ahora.

Christmas roses | Cecil Kennedy

Pero antes había tenido como admiradora a la reina María de Teck, esposa de del rey Jorge V, quien llegó decir de su trabajo "Cuando veo las pinturas de Cecil Kennedy, puedo oler las flores y escuchar el zumbido de las abejas". Lo cierto es que no solo pudo oler las flores y escuchar el zumbido de las abejas, sino también apreciar detalles como una mariquita que el artista había pintado en el tallo de una flor. A partir de entonces, Cecil Kennedy siempre incorporaba una mariquita en su bodegones.

En sus pinturas de flores minuciosamente detalladas con frecuencia yuxtapone flores híbridas modernas y exóticas, con hierbas y flores tradicionales inglesas, así como algunas de las especies de plantas más elogiadas en las obras de los viejos maestros holandeses.

Esas ingeniosas composiciones revelaron su habilidad como hombre experto en plantas y como artista. Claro que, no hay que olvidar que Winifred Aves, con quien se casó a principios de la década de 1930, era una entusiasta del arte floral y fueron precisamente sus arreglos creativos los que se convirtieron en una gran fuente de inspiración.

Un verdadero trabajo en equipo que dio como resultado excelentes bodegones donde abundaron las flores blancas que eran tendencia hortícola en aquella época. Entre ellas podemos encontrar flores de rosas de Navidad (Helleborus niger), rosas, lirios, poinsetias y frutos de Symphoricarpos, claveles, camelias y loníceras, entre otras especies.

Como reina de las flores blancas, destaca la especie Romneya coulteri, nativa del sur de California y el norte de México, y la más grande de todas las amapolas conocidas, con flores que llaman la atención por la extraordinaria belleza de sus pétalos blancos y sus grandes estambres de color amarillo intenso.

Camelias and other flowers | Cecil Kennedy

Pero el blanco a veces se presenta en compañía, y en sus bodegones también encontraremos flores en otros colores, que corresponden a plantas como lirios, fresias, orquídeas, nomeolvides o hibiscos. 

Ahora, mientras admiramos su detallada reproducción, podemos buscar abejas, abejorros, mariposas y alguna que otra mariquita entre las flores que aparecen detalladas en estos bodegones, un género pictórico considerado como el menos literario de todos los temas, pero el más representativo de la imitación de la naturaleza de objetos inanimados.

British Romneya | Cecil Kennedy

Summer bunch | Cecil Kennedy

Summer | Cecil Kennedy

Spring | Cecil Kennedy

Lilies, roses, carnations, honeysuckle, forget-me-nots and other summer flowers, in an urn | Cecil Kennedy

Orchids, hibiscus, iris, freesia and other flowers on a pedestal, with a ladybird and a bumble bee | Cecil Kennedy

Still life of flowers with Christmas roses | Cecil Kennedy

Summer | Cecil Kennedy

Summer group | Cecil Kennedy

Still life with snowberries and poinsettias | Cecil Kennedy

Summer flowers in a silver urn | Cecil Kennedy


TEMAS RELACIONADOS

Entradas que pueden interesarte

Contenido patrocinado