Patterdale, la casa y jardín de John Glover en Tasmania restaurados casi 2 siglos después

A view of the artist's house and garden, in Mills Plains, Van Diemen's Land, 1835. John Glover | © Art Gallery of South Australia


Una propiedad histórica que inspiró a uno de los paisajistas más admirados de Australia, el pintor británico John Glover, ha sido cuidadosamente restaurada tomando como referencia su cuadro A view of the artist's house and garden, in Mills Plains, Van Diemen's Land, que el artista pintó en 1835 y donde representa su propia casa y jardín en Tasmania.


Conocido como el padre de la pintura de paisajes australiana, John Glover (1767-1849) fue un pintor británico contemporáneo de los pintores de paisajes románticos ingleses Constable y Turner. Glover dejó su exitosa carrera en Gran Bretaña y se trasladó con su familia a la isla de Tasmania (en aquel entonces, una colonia británica denominada Tierra de Van Diemen) el 18 de febrero de 1831, precisamente el día que cumplía 64 años. Adquirió una granja productiva llamada Patterdale, en Mills Plains (Deddington en la actualidad), en el norte de Tasmania, donde creó su hogar.

Glover comenzó inmediatamente a dibujar y pintar el paisaje local, utilizando una sutil paleta de verdes olivos, ocres, grises brumosos y azules intensos, y esmaltes en capas de malva, gris y oro, para representar la luz y la atmosfera de paisaje australiano que tanto le habían entusiasmado, en el que abundaban el arbusto gris moteado en lugar de la suave sombra verde del bosque europeo. Consciente de la presencia aborigen en esa tierra, también creó en varias ocasiones escenas imaginadas de tiempos pacíficos precoloniales.

La casa de Glover estuvo lista en 1834. En el jardín introdujo la mayoría de las plantas, aunque algunas, incluido el sauce junto al estanque, habían sido plantadas por uno de sus predecesores europeos.

A view of the artist's house and garden, in Mills Plains, Van Diemen's Land, 1835 
Hace tiempo descubrí uno de sus cuadros, el de su casa y jardín en Patterdale Farm, que Glover había pintado en el verano de 1835, una pintura que me atrajo, al tiempo que despertó mi curiosidad, lo que me animó a investigar. 

Parece ser que en aquel entonces ya se había retirado casi toda la vegetación nativa en esa parcela, a excepción de los árboles frondosos que se aprecian el cuadro en la distancia media, probablemente helechos arbóreos, que Glover pudo haber trasplantado de los valles vecinos, si no ocuparon originalmente el área. En primer plano aparecen las especies de plantas de flor que introdujo en el jardín, que se han identificado con mayor o menor certeza como rosas, geranios, malvarrosas (Alcea rosea), hibiscos (Hibiscus rosa-sinensis), azucenas (Lilium candidum), romero, brezo, retamas amarillas y blancas (Cytisus scopiarus y Cytisus x praecox 'Albus'), durillos (Viburnum tinus) y gordolobos (Verbascum sp.). 

Detalle de A view of the artist's house and garden, in Mills Plains, Van Diemen's Land, 1835. John Glover 

Detalle de A view of the artist's house and garden, in Mills Plains, Van Diemen's Land, 1835. John Glover 

Pero la “trampa” o "milagro" de esta pintura es que Glover muestra las plantas floreciendo a la vez, lo que hace pensar que se trata de una especie de registro exacto de todo cuanto había logrado en su jardín de Mill Plains en tan solo unos pocos años. Orgullo de colono, supongo.

Glover Country 
Para mi sorpresa, hace solo unos días descubrí que el hermoso paisaje de Patterdale Farm donde el artista colonial John Glover caminó, vivió y creó sus obras maestras ahora es conocido como Glover Country.

Hoy en día, Glover Country cubre una superficie de 4.000 hectáreas, que incluye las concesiones de tierras originales de Glover y su vecino Robert Pitcairn de Nile Farm. Toda ese terreno está protegido oficialmente, pero los propietarios continúan dirigiendo una empresa de lana fina de gran éxito. La propiedad incluye la casa y el granero de Glover en Patterdale, así como la casa que Pitcairn construyó y llamó Nile Farm.

En 2016, los actuales propietarios de Patterdale, Carol y Rodney Westmore, decidicieron iniciar la restauración de la casa, con el fin de devolverla a su antigua gloria y la firme intención de que esa restauración reflejara en la medida de lo posible la pintura de Glover A view of the artist's house and garden. La primera medida fue asegurar la integridad estructural de la casa antes de que pudiera llevarse a cabo cualquier restauración. En solo dos años y medio restauraron su fachada de piedra arenisca, repararon sus muros derruidos y reinstalaron la sala de exposiciones.

Recreación del jardín de flores de John Glover en Tasmania
En 2018, los Westmore se plantean la recreación del jardín de flores de la casa, partiendo del registro del jardín en sus primeros años que John Glover había reproducido en su pintura, y deciden encargar ese trabajo a la diseñadora de jardines australiana Catherine Shields (The Alchemy of Gardens). A principios de junio de 2019 se inició la plantación.

Jardín de Glover Country en Deddington, Tasmania, verano 2020 | Foto © Glover Country
 
En el sitio web de Glover Country, Catherine Shields comenta que estaba claro desde el principio que no era posible recrear el jardín tal y como aparece en la pintura, entre otras cosas, porque la escala del jardín ahora es mucho menor de lo que era originalmente. Además, existen plantas que se introdujeron con posterioridad que no querían eliminar, como un gran roble que domina el jardín hacia el este, o el seto de espino y grandes olmos que aíslan el jardín del paisaje más amplio hacia el norte

Algunas de las plantas en las pinturas de John parecían razonablemente obvias, como las rosas, lirios, gordolobos y romero. La identificación de otras plantas como las retamas, las malvarrosas, la posible Bursaria nativa de Australia o la retama blanca, y la posible olearia nativa son conjeturas, con bastante probabilidad de acierto. Pero el resto aparecen como poco más que rayas de color, lo que dificultó la identificación definitiva.

Otro aspecto importante que tuvo en cuenta es que algunas de las plantas que se cultivaron en la época Glover se considerarían malas hierbas en la actualidad y una amenaza para el frágil paisaje de Tasmania, como las retamas o los gordolobos amarillos.

Por otro lado, había que considerar que ya no se trataba del jardín que el artista plantaba y pintaba para su placer personal, sino de un jardín abierto al público que requería tener una sucesión de interés y color incluso en los meses de invierno. Además, y lo que es más importante, no está claro hasta qué punto Glover se dejó llevar por su gran imaginación y cuánta licencia artística se había tomado al pintar casi todas sus plantas floreciendo al mismo tiempo.

El diseño y plantación del jardín 
Todas esas premisas fueron el punto de partida de Catherine Shields. Su decisión fue clara, diseñaría un jardín que iba a proporcionar el color de las flores y estructura durante la mayor parte del año, que daría como resultado un jardín que John Glover estaría feliz de pintar si estuviera vivo hoy. Y todo eso había que hacerlo rápidamente, porque Glover Country abría al público solo unos meses después.

En su diseño, eligió la paleta de colores principal de la pintura de Glover como tema dominante. Pero, en lugar de tener la mayoría de estos colores floreciendo al mismo tiempo, lo que hizo fue distribuir los colores dominantes a través de las estaciones. La primavera comenzaría con los verdes jóvenes frescos, las flores blancas y los narcisos amarillos. El verano sería un predominio de rosas, rojos, amarillos y blancos con un poco de púrpura. De hecho, el más cercano a su pintura, comenta Shields. Para el otoño, las herbáceas cobrarían vida con sus suaves amarillos y colores pajizos, salpicadas con los amarillos de las achilleas. Al suprimir las retamas, para emular su verticalidad eligió algunas gramíneas ornamentales altas, como Calamagrostis, más suaves y sutiles, pero que armonizan perfectamente con el edificio.

Plantación en el jardín con Hellenium, Rudbeckia, Gaura y Veronicastrum | Foto © Glover Country

Foto © Glover Country

Foto © Glover Country

Plantación en el jardín con Achillea y Allium  | Foto © Glover Country

Foto © Glover Country

Plantación en el jardín con gauras  | Foto © Glover Country

El jardín fue plantado a principios de junio de 2019, teniendo en cuenta que era un jardín para caminar y experimentar de cerca. Se decidió por una plantación en matriz porque se vería, no desde un único punto de vista como el cuadro, sino desde todos los ángulos en todas las épocas del año. Plantado densamente para suprimir las malas hierbas, las plantas se repiten y se entremezclan proporcionando una sucesión de densidad y color a lo largo del año. Las herbáceas altas se colocaron aproximadamente donde aparece la retama en la pintura y las rosas se mantienen en sus ubicaciones originales. Otras alturas y colores se rellenan lo mejor posible en relación con la pintura.

Un jardín con plantación naturalista y respetuoso con su entorno que aspira a emular la fantasía del artista, pero donde todas las plantas no pueden florecer al mismo tiempo, salvo que se retenga la mirada a lo largo de las estaciones, como posiblemente hizo Glover en su día. Quién sabe cómo lo pintaría ahora.

Detalle del jardín en otoño 2021 | Foto © Catherine Shields

FOTOS E INFORMACIÓN | GLOVER COUNTRY Y CATHERINE SHIELDS 

TEMAS RELACIONADOS

Entradas que pueden interesarte

Contenido patrocinado