Riverpark Farm. Moviendo huertos | El Blog de La Tabla

13 diciembre 2012

Riverpark Farm. Moviendo huertos

Erase una vez un solar en el centro de Nueva York.  Así empieza la historia de un proyecto fantástico creado por el chef del restaurante Riverpark, junto con otros dos socios. Un huerto urbano, pero no uno más, porque este huerto es completamente portátil.






Decidieron aprovechar un solar junto al restaurante, cuya edificación se había paralizado,  para crear un huerto que le diera servicio. Como sabían que, tarde o temprano, se iba a construir en ese solar, idearon la manera de montar un huerto que pudiera trasladarse posteriormente.







En  Riverpark Farm las macetas se sustituyeron por las cajas de los cartones de leche, más económicas y con las medidas perfectas.  Además resultaban mucho más practicas a la hora de transportar y almacenar, una vez vacías  Para no perder nada de sustrato, las cubrieron con malla agrícola que permitiera una correcta aireación. En fin,  hasta el mínimo detalle controlado. El concepto de 'huerto portátil' ya se ha puesto en práctica. El pasado mes de Septiembre se desmontó todo. Han almacenado las cajas vacías, guardado el sustrato y  algunas plantas se han protegido en un invernadero improvisado. Solo les falta encontrar, de nuevo, el suelo donde volver a instalar su huerto.

El resultado en cifras ha sido: el trabajo de dos agricultores urbanos, con el apoyo dos consejeros agrícolas, y la instalación de 7.400 cajas con un total de 1.000 metros cúbicos de sustrato, donde se cultivaron 180 tipos de plantas, entre frutas, verduras, hortalizas y hierbas.

En total,  15 meses de funcionamiento en esta primera ubicación. Entre los meses de Abril y Septiembre han visitado el huerto más de 1.000 personas. Muchos de ellos eran talleres de voluntarios con grupos escolares procedentes, en su mayoría, de barrios marginales y económicamente desfavorecidos.  Lo más curioso de todos los datos: tardaron 24 horas en trasladar todo el huerto urbano.

No sé que os parece a vosotros. Lo cierto es que, el cambio no tiene por qué significar inestabilidad, sino más bien flexibilidad, lo que sugiere libertad de movimiento. Eso es magnífico.  Hay que moverse en el día a día. Como dice uno de sus fundadores, el chef del restaurante Riverpark, Sisha Ortúzar:  "Si pensamos en el corto plazo podemos hacer cambios en el largo plazo".










Al final del post, os dejo el enlace a su página web, donde podéis conocer todas las plantas cultivadas y algunos detalles de todo el montaje y desmontaje de la huerta, así como las novedades que van incluyendo en su blog.


Montando el huerto




Fuentes e imágenes


CONTENIDO RELACIONADO