Muchas flores y alguna mariposa

En ocasiones son lo más deseado en el jardín. Siempre nos sentimos atraídos, tal vez por su peculiar ciclo biológico, su simbología o simplemente por la fragilidad y colorido de sus alas. Su revoloteo nos resulta mágico y hay días en que la actividad de las mariposas, buscando flores para libar su nectar,  llena de encanto el jardín, especialmente cuando se turnan con la abejas. Las flores de las zinnias, rudbeckias, dalia, salvia azul o tulbaghia violacea están recibiendo visitas que son siempre muy bienvenidas.






















































Comentarios

  1. Preciosas las mariposas, maravillosas las flores y magníficas las fotografías. Saludos desde El Terrao.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada