El cocinero recolector y las plantas silvestres | El Blog de La Tabla

21 agosto 2014

El cocinero recolector y las plantas silvestres

    


He oído hablar del libro, visto algunas imágenes y leído algunas opiniones.  Ahora ya está incluido en la lista de deseos y, de momento, hasta ahí puedo leer.

El fotógrafo de naturaleza Justino Diez presentó en su día el El cocinero recolector y las planta silvestres (el título ya es suficientemente atractivo) como “un magnífico libro en el que se aúnan arte culinario y saber botánico. Para mí sintetiza muchos momentos vividos, destila conocimiento, estudio, investigación, pasión, buen gusto y clase”. El autor Miguel Ángel de la Cruz es un reconocido y galardonado cocinero, además de docente en la Escuela de Hostelería de Valladolid.

Un buen comienzo que se completa con la sinopsis que facilita la editorial: “Poder disfrutar del entorno, de la enorme diversidad de especies que nos rodean, saber el nombre y usos de lo que vemos y pisamos, y gozar de la variedad de sabores que nos brinda la naturaleza a través de las plantas en sus diferentes estados de desarrollo, es un privilegio que nos da el conocimiento.” Un libro de cocina de autor en el que convergen dos mundos, el de la alta cocina y el de las plantas silvestres.

Se trata de acercar esta cocina natural, de plantas silvestres, a un público cada vez más interesado por conocer este tema. Esta obra se centra en el aspecto culinario de las plantas silvestres. Evidentemente se ha tenido que seleccionar una ínfima parte dentro de la enorme cantidad de plantas silvestres comestibles que nos ofrecen nuestros campos. El resultado ha sido espectacular en las manos de Miguel Ángel, que se ha dignado a trabajar y magnificar estas hierbas en su oficina de cocina.

Ana María González-Garzo y Augusto Krause Lameiras (Foto: Justino Diez | Flora Humilis)

La parte de botánica reproduce más de 60 láminas en color del herbario de los autores, Ana Mª González y Augusto Krause Lameiras, junto con la descripción botánica de cada planta, sus posibilidades culinarias y propiedades medicinales, así como algún dato histórico o curioso relacionado con cada una de ellas.

La parte de gastronomía desarrolla 50 recetas elaboradas con esas plantas y se acompaña de fotografías a toda página para cada una de ellas. Además de la relación de ingredientes y desarrollo de la receta, se incluyen comentarios a los ingredientes y la receta de Miguel Ángel de la Cruz, lo que aporta un carácter personal y único a esta obra. Además, se incluyen también imágenes que muestran el contacto directo de los autores con la naturaleza y otros puntos de interés de su trabajo diario. Libro premiado en la categoría de "Best First Cookbook", en los premios Gourmand World Cookbooks Awards 2013”.


Dicho queda, está en mi lista de deseos, bastante más asequible que el libro que, como es lógico, no es precisamente barato. Pero, poquito a poco se anda el camino. Digo yo.









CONTENIDO RELACIONADO