Querida Washingtonia, dos puntos




Querida Washingtonia, dos puntos. Alta como tú eres, espero que te cuides del picudo rojo, continúes ondeando las grandes hojas palmeadas y dando sombra por mucho tiempo.


Son las únicas palmeras que quedan a salvo (de momento) en el jardín, la segunda Phoenix canariensis cayó hace apenas un mes. Las Washingtonias son las especies que más abundan ahora por esta comarca -donde el picudo rojo ha arrasado- pero son también susceptibles de ser atacadas por el temido escarabajo (Rhynchoforus ferrogineus). En realidad, parece ser que ninguna especie de palmera está del todo a salvo de esta plaga en el Mediterráneo.




Pero empiezan las vacaciones para muchos y no quisiera transmitir tristeza, sino todo lo contrario. Os envío mis mejores deseos y lo hago con una estampa muy veraniega que me acompaña a diario y lo hará también este verano. Falta el mar,  que está a 25 km y dudo mucho que el zoom pueda alcanzarlo… Pero se siente algo de brisa y el olor a veces parece llegar.  Poneos cómodos que voy a por bebidas y nos sentamos un rato a discutir acerca de si se trata de ejemplares de Washingtonia filífera o Washingtonia robusta… Distinguirlas no es tan fácil como parece.

Felices vacaciones a los que los que comienzan a disfrutarlas ahora y que vuestro equipaje sea muy florido. A los que no, aquí os espero, junto a las palmeras o paseando por algún otro jardín.





Washingtonia filifera (Lindl.) H. Wendl.

Palmera de California

Palmera de hojas que parecen abanicos y de tronco fuerte y erecto que puede alcanzar los 18 m de altura.

El tronco presenta fisuras delgadas y verticales, menos marcadas que en Washingtonia robusta.

Las hojas son palmeadas y muy grandes, con el limbo de hasta 2 m de diámetro (mientras que en Washingtonia robusta no suelen sobrepasar el metro), con unos 50 - 80 segmentos de más de un metro de longitud, profundamente hundidos en su ápice y acompañados por largos filamentos, los cuales hacen referencia a su nombre específico. En cambio, en Washingtonia robusta las hojas viejas no tienen hilos o muy pocos. Estos segmentos son más anchos en Washingtonia filifera que en Washingtonia robusta.

Los pecíolos son de 1 a 2 m de largo con espinas curvadas y marrón-rojizas en los laterales. (Fuente: herbarivirtual.uib.es)

Washingtonia robusta H. Wendl.

Palmera mexicana

Es una palmera muy parecida a Washingtonia filifera, pero con el tronco menos robusto, más fino y más esbelto, sobre todo en los ejemplares viejos, y más alto para ejemplares de la misma edad.

El tronco generalmente se va estrechando al llegar a la parte más alta, mientras que en Washingtonia filifera se mantiene más cilíndrico, más columnar.

Crece más rápidamente que Washingtonia filifera.
(Fuente: herbarivirtual.uib.es)