Casa y jardín de novelistas: Lucy Boston | El Blog de La Tabla

18 octubre 2014

Casa y jardín de novelistas: Lucy Boston



Lucy M. Boston (1892-1990), novelista inglesa que publicó toda su obra cuando ya había cumplido los 60 años, es especialmente reconocida por sus libros de literatura infantil y, más concretamente, por la serie titulada Green Nnowe, cuyas historias se ambientaron en su propia casa de Hemingford Grey (Cambridgeshire): The Manor.

The Manor era una casa famosa,  no solo por su antigüedad, sino también por las leyendas que la acompañaban. Cuando Lucy Boston se mudó a ella,  era conocida en esa zona como la casa de poltergeist y, al parecer, la población local evitaba pasar por delante durante la noche. Estos elementos le sirvieron a Lucy Boston de inspiración para sus libros infantiles, en los que los fantasmas están tan presentes como los niños.

A nosotros hoy nos interesa su casa (habitaciones, mobiliario y objetos) pero especialmente su jardín. The Manor está abierta al público y se puede visitar con cita previa. En este caso, lo que voy a hacer es compartir (rebloguear) un artículo que habla sobre una visita reciente. Ayer lo leí y me encantó. Tras pedir autorización a la autora y su editora, vamos a echar un vistazo a esa casa y jardín (con o sin fantasmas) en el 2014.


Artículo original Lucy Boston's Storybook English Home en Gardenista
Autora Kendra Wilson para Gardenista
Fotografía Jim Powell 


La casa y el jardín forman parte del paisaje fluvial del rio Great Ouse. Una casa tipo castillo en la que los espíritus benignos se mezclan con los seres vivos.  

Cuando se visita, resulta difícil separar la realidad de la ficción en una vivienda del siglo XII, que probablemente sea la casa habitada más antigua de Inglaterra. Lucy Boston era madre soltera cuando llegó a Hemingford Manor en 1939. Entonces, se dedicó a la restauración de un conjunto de edificios que, en su estructura se remontaban a la década de 1130.

La nuera de Lucy, Diana Boston, es quien la habita actualmente y sirve de guía en esta visita. Su marido era el hijo de Lucy, Peter; arquitecto y, además, ilustrador de los libros de la serie Green Knowe. Diana confiesa que heredar esta casa inmortalizada fue, en su momento, como encontrar un bebé difícil en la puerta de tu casa. 

Los jardines se presentan en camas semi-formales situadas en la parte frontal y lateral de la casa, plantadas en un estilo rural algo suavizado. Abundan las viejas rosas, y, en paralelo a la fosa,  hay hileras de lirios en la parte delantera, que se intercalan con Verbena bonariensis y Veronicastrum


En la foto de la portada, aparece The Hidden Garden (jardín escondido), que no se puede ver desde el río y está ubicado cerca de la parte más antigua de la casa. Hay árboles interesantes, tales como el manzano que se ha fundido con un manzano silvestre (Crap Apple), produciendo un cultivo simultáneo de frutas separadas. 

En la imagen se muestra  un ejemplar de  Euonymus europaeus (Spindle tree) que ofrece un bello contraste de tonos del follaje y las bayas.


Una selección, particularmente atractiva, de Ricinus communis (la planta de aceite de ricino tóxico), luce en contraste con la Stipa gigantea. Aunque la casa (que está abierta previa cita) es una atracción obvia,  no lo son menos sus jardines, que resultan intrigantes y están atendidos con esmero por una entusiasta plantswoman, que recibe ayuda a tiempo parcial.

La parte más nueva de la casa (corresponde al siglo XVIII) tiene topiarias hechas de tejo, que fueron plantadas por Lucy Boston y Diana, en clara  referencia al "castillo de tejo" que aparece en los libros.

En la imagen se ve un regalo de cumpleaños a Lucy, que consiste en un grabado en la ventana de la sala de música. Esta habitación se encuentra en la zona superior de la sala más antigua y núcleo de la vivienda original. Durante la guerra, Lucy puso su gran gramófono al servicio de la RAF (Royal Air Force), ofreciendo recitales dos veces por semana. Después de haber vivido "en todas las capitales musicales de Europa", ella sabía que su colección personal  de viejos discos de 78 rpm, que aún se pueden reproducir, era impresionante.


Lucy Boston comenzó a escribir libros cuando tenía 60 años. Su trabajo fue reconocido con la Carnegie Medal (medalla que se concede anualmente a un escritor excepcional de libros infantiles) y escribió seis historias extensas sobre Green Knowe, que son una delicia para los adultos y niños por igual. 

Una visita a Hemingford es una manera de explorar los detalles del libro, por ejemplo, el  crujido de este caballo mecedora o las aves de la jaula de mimbre. Diana confiesa que siempre dejan un poco abierta la ventana que está junto a la jaula, así el verderón puede acudir por la noche. Todo un repertorio de signos que hacen patente un universo paralelo.

La vista desde la ventana del ático en un juego de ajedrez gigante creado a partir de tejo.


En la década de 1940, Lucy Boston distribuyó por el césped topiarias. Decidió dar al tejo un toque patriótico en 1952, dando forma a figuras que simulan la corona y orbe, como manera de honrar la coronación de la Reina.

"Green grow the rushes oh." (verdes crecen los juncos) es el título de una canción popular que aparece en los libros y que deja huella también en el jardín. El canal forma parte de ese foso que rodea la casa, atravesando bosques y áreas plantadas más formalmente.

A la casa se puede llegar conduciendo por ese discreto camino, pero se pide a los visitantes que aparquen el coche en el pueblo y caminen por la orilla del rio hacia la casa.

La vista desde la puerta del jardín.




Los jardineros de Anne Hathaway’s Cottage & Garden








CONTENIDO RELACIONADO