Otoño en el Parque Botánico de Haute-Bretagne | El Blog de La Tabla

22 octubre 2014

Otoño en el Parque Botánico de Haute-Bretagne



Hay jardines que nos encantan, pero otros nos seducen, hechizan, hipnotizan… y podría seguir añadiendo atributos pero, mejor, vamos a visitarlo, mucho mejor, sin duda.



¿Dónde vamos? 
Tenemos que trasladarnos hasta Francia, a Le Châtellier, en la región de Bretaña. Allí encontraremos un jardín botánico privado: el Parque Botánico de Haute Bretagne (Parc Botanique de Haute Bretagne).  Creado en 1847, la antigua mansión y el jardín estuvieron durante buena parte del siglo XX abandonados, hasta que en 1995 su actual propietario, Monsier Jouno, lo restauró. 

Ha sido catalogado por el Ministerio de Cultura de Francia como Jardin Remarquable (Jardín Notable), un reconocimiento que valora los parques y jardines bien cuidados y abiertos al público. Para esa valoración se tiene en cuenta criterios como la composición del jardín y su integración en el área donde está ubicado; la calidad de los accesos, el interés botánico y la calidad del mantenimiento. Además, si se trata de un jardín antiguo, también se valora el interés histórico.




¿Qué superficie tiene? 
25 hectáreas en las que se distribuyen 24 jardines (24 paisajes evocadores) de estilo inglés, francés y contemporáneo, agrupados en 3 grandes temas: L’Arcadie (11 jardines que aluden a la antigüedad clásica) Los Jardines Románticos (7 jardines que te sumergen en el sueño y el exotismo) y Los Jardines del Crepúsculo (6 jardines que hacen referencia al futuro del jardín, el ocaso).



¿Cuál es la mejor estación para visitarlos?
Son fascinantes las cuatro estaciones, por supuesto, pero solo está abierto al público en primavera, verano y otoño; lo que no quita encanto al invierno en ese espectacular jardín botánico.




¿Qué especies componen su colección botánica?
Son miles de especies. Entre sus principales colecciones de árboles y arbustos, se pueden encontrar numerosas variedades de las siguientes especies:






Y más, mucho más, porque se van incorporado poco a poco nuevos ejemplares y cultivares y, sobre todo, porque hay muchas formas de verlo. Cada estación; cada momento del día; con más o menos intensidad de luz; con niebla o sin ella, los jardines siempre ofrecen una cara nueva.



¿Qué temporada vamos a visitar ahora?
Las imágenes nos trasladan a días recientes en ese jardín; a los colores y luz del otoño, mágicos, por supuesto, pero no dejéis de visitar su sitio web para poder pasear también por la primavera, el verano y otoño, porque no tiene desperdicio.  Hoy nos quedamos en la cálida estación otoñal y, como siempre, si no vamos, miramos (y nos fascinamos).























CONTENIDO RELACIONADO