Kaza Hana: jardín vertical en una esquina de Tokio | El Blog de La Tabla

30 noviembre 2014

Kaza Hana: jardín vertical en una esquina de Tokio




Pequeña floristería, café y empresa de diseño de jardines, todo escondido tras una exposición de plantas en vertical y en la esquina de una calle en el distrito Minamiaoyama de Tokio, Japón.



Kazuyuki Ishihara
Es increíble ver de qué manera se pueden aprovechar el espacio y, además, con gran criterio. Un artículo, escrito por Noel Kingsbury, con fotografías de Claire Takacs, que se ha publicado en la revista Gardens Illustrated de noviembre. nos traslada a Japón para mostrarnos el increíble jardín vertical creado por el diseñador de jardines japonés, Kazuyuki Ishihara.

En este artículo, Noel Kingsbury comenta que este tipo de jardines es algo casi lógico en Tokio, puesto que la población reside mayoritariamente en aéreas urbanas, donde apenas tienen espacio para el jardín  y, por lo tanto, no es de extrañar que los jardineros japoneses sean maestros en el arte de crear jardines en los espacios más difíciles. Buena prueba de ello es el trabajo de Kazuyuki Ishihara, quien ha llegado a ser reconocido internacionalmente gracias a los ocho jardines que ha diseñado para el Chelsea Flower Show  en los últimos años (el año pasado vimos en esta entrada el jardín, Togenkyo - A Pardise of Earth-, con el que ganó la medalla de oro en el apartado Artisan Garden).

Togenkyo – A Paradise on Earth | Best Artisan Garden | 2014 RHS Chelsea Flower Show | Kazuyuki Ishihara 

Kazuyuki Ishihara se inició en el arte floral japonés Ikebana, donde prima la disciplina a la hora de seleccionar pequeñas cantidades de material vegetal y que suponen el mejor entrenamiento para aprender a hacer el uso del espacio vertical. Hoy en día, su estudio de diseño cuenta con amplia experiencia en la creación de jardines verticales para diversos establecimientos comerciales y empresas.

Kaza Hana
Como si se tratara de su tarjeta de presentación, Kazuyuki Ishihara creó, bajo su estudio de diseño, esta pequeña floristería, bar y cafetería llamada Kaza Hana, donde, al parecer, resulta imposible ver puertas o ventanas, mucho menos la pared. Con inviernos sin apenas heladas y veranos húmedos y calurosos; y todas las plantas en macetas, ha creado un auténtico bosque vertical con una increíble diversidad de plantas, donde predominan las vivaces como helechos, heucheras, carex o tiarellas, pero también tiene arbustos, incluyendo camelia y Vitex agnus-castus (sauzgatillo). Un muro con gran diversidad de follaje que resulta fascinante y que incluye también toques de color que aportan las flores, que tampoco falta en esa paleta.


La plantación tiene ahora 6 años y  para el mantenimiento utiliza un sistema de riego automático que cambia de acuerdo con la época del año y el clima. Además, tiene un sistema de comunicación que le envía una alerta a su teléfono móvil en el caso de que exista algún corte de luz que impida la puesta en marcha del sistema.  


En el mismo artículo, Noel Kingsbury aprovecha este ejemplo para recordar algunas normas básicas a la hora de crear jardines verticales, como son utilizar tres líneas de plantación en función de las alturas; evitar las plantas trepadoras que acaban enredando y estrangulando otras plantas; y utilizar en gran medida perennes de interés durante todo el año por su follaje y no tanto por la flor.


Por lo demás, las imágenes, como siempre, ilustran perfectamente este concepto. Y añado, no digas que no tienes espacio donde crear tu propio jardín -con diversidad de color, textura y forma- porque hasta una estantería se puede convertir en la base de tu nuevo paraíso particular. 











CONTENIDO RELACIONADO