De paratas y coles en la Alhambra | El Blog de La Tabla

15 febrero 2015

De paratas y coles en la Alhambra


Foto vía: Patronato de la Alhambra

Parata: bancal pequeño y estrecho, formado en un terreno pendiente, cortándolo y allanándolo, para sembrar o hacer plantaciones en él.


He descubierto ayer esa palabra y me ha enamorado. Sí, las palabras también enamoran cuando resultan sonoras, contundentes ¿o no? Una parata en la Alhambra, además, impone.

Tras ascender por un estrecho paseo ajardinado, abierto al paisaje del Sacromonte, dejamos a nuestra izquierda la muralla norte de la Alhambra y restos de muros y pavimentos que conforman lo que modernamente se denomina Patio de la Higuera. Una gran alberca situada en el centro está presidida por el pórtico tras el que se encuentra la torre de las Damas.

Le faltan los lados pero no belleza. El Palacio del Partal se ha incorporado como tal al Conjunto de la Alhambra hace apenas un siglo, concretamente el 12 de marzo de 1891, cuando su propietario, Arthur Von Gwinner, cedió al Estado su titularidad. Desde el patronato de la Alhambra valoran la acertada planificación arquitectónica y paisajística, realizada en los años treinta del siglo pasado, que dio como resultado este bellísimo sector del Conjunto Monumental de la Alhambra. La disposición original del sector se corresponde con aterrazamientos o paratas, que asciende siguiendo los niveles del terreno.


Jardines de El Partal desde la zona más elevada de los jardines "colgantes" adaptados a la orografía del terreno. Foto Miguel Castillo (Legado Nazarí)


Perspectiva de El Partal sobre las paratas, los jardines escalonados  Foto Miguel Castillo (Legado Nazarí)

Reflejo del palacio del Partal sobre la alberca  Foto Miguel Castillo (Legado Nazarí)

Pero también las huertas del Generalife se extendían en paratas a diversos niveles por debajo del Palacio y alcanzando hasta la Cuesta de los Chinos. De las cuatro huertas identificadas (Colorada, Grande, Fuentepeña y de la Mercería) la denominada Colorada es la que continua hoy en explotación.

En ambos espacios, la huerta-jardín de las Paratas Bajas del Partal y la parata alta de la Huerta Colorada del Generalife es donde se utiliza principalmente la col ornamental, que desde el 1 hasta el 28 de febrero es la planta del mes en la Alhambra, y desde el Patronato esto es lo que nos cuentan:


Foto via: Patronato de la Alhambra
La col (Brassica oleracea L.) 
Planta hortícola procedente de Oriente Medio, que los romanos conocían como “Col de Chipre” y los árabes como “Col de Siria”, y que fue extendida por Europa en el s. XVI. La llamada “Col ornamental” incluye un gran número de variedades que son usadas en jardinería por las singulares formas o colores de sus hojas.

Las más habituales presentan hojas grandes y rizadas, con matices de color en las hojas centrales que pueden ir desde el rojo, al rosa, amarillo y blanco. Se trata comúnmente de una planta anual, aunque también hay variedades perennes, de uso creciente ya que alcanza su mayor vistosidad en invierno. De hecho, no sólo aportan un gran interés en los meses más desfavorables, sino que además el frío y las heladas acentúan su colorido
.
Foto vía: Patronato de la Alhambra


Y ahora pensaréis, y todo eso para decirnos que ha descubierto una palabra y que se ha enamorado de ella. Pues sí, una parata (o varias) se merecen eso,  y con mayor motivo si se encuentran en la Alhambra, un lugar al que siempre se quiere volver, y yo he vuelto.


Fuente consultada: Patronato Alhambra


► Los jardines de la Alhambra según sus jardineros


► La Alhambra 






CONTENIDO RELACIONADO