Hablando de hortensias. Hydrangea macrophylla | El Blog de La Tabla

23 junio 2015

Hablando de hortensias. Hydrangea macrophylla



Las he visto todos los veranos cuando era pequeña. Las veo ahora cuando visito a mi familia en Galicia. Y no me canso, nunca me canso de admirar esas plantas que llegaron a Europa en el siglo XIX y lo hicieron para quedarse en aquellas zonas de clima templado que más les favorecía.


Estas preciosas fotos me las ha enviado hace un par de días por WhatsApp mi hermana. Son fotos que hace en sus paseos y estas hortensias son algunas de las “plantas silvestres” que se encuentra por el camino. Las fotos iban acompañadas de un comentario muy chulesco (claro, es madrileña…) “Ahí te van algunos ejemplares…”. Cuando las vi pensé, estas hortensias van en directo al blog. Pero, yo qué puedo contar de las hortensias, pensé. Pues mucho, bueno, en realidad no os lo cuento yo, lo hace Infoagro, cuya información me ha resultado interesante y completa. Supongo que ya está todo dicho sobre la hortensia, pero quería tener alguna información básica a mano y qué mejor forma que guardándola en el blog. De modo que, como diría mi hermana: “ahí os van” algunos datos sobre el género Hydrangea L. y del cultivo de la Hydrangea macrophylla en particular, especie de la que provienen la mayoría de los cultivares de hortensia disponibles en el mercado. Tal vez haya algo que desconocíais.




  Hydrangea L.

Arbusto perteneciente a la familia de Hidrangeaceae (antes pertenecía a la familia Saxifragaceae). Las especies más significativas del genero Hydrangea L. se caracterizan por tener flores dispuestas en inflorescencias con forma de cabezuelas (cimas umbeliformes compuestas).

Es originaria de Extremo Oriente, Japón, China, Himalaya, Asia Central y Oriental y Suroeste de América. En estado salvaje se comporta como un arbusto rústico y puede verse en regiones motañosas, en lugares húmedos a la sombra de los grandes árboles.

Este género comprende unas 43 especies aceptadas. Las más cultivadas provienen de la hortensia más común que es Hydrangea macrophylla.



  Morfología

Arbusto ramificado y en algunos casos también trepador. Presentan una gran variabilidad de tamaños, desde plantas enanas hasta enormes con varios metros de altura.

Los tallos son robustos pero poco leñosos y de forma cilíndrica. Las hojas son dentadas y opuestas en la mayoría de las especies. En otras variedades se pueden encontrar hojas lobuladas, ovales, acuminadas e incluso muy alargadas. Se distribuyen 3 hojas por cada nudo del tallo.



Flores

Las flores se forman a partir de yemas formadas el año anterior. Se disponen en inflorescencias con varios ejes que soportan las flores individuales. Se reúnen en grandes corimbos terminales que aparecen sobre la madera del año anterior.  La flor individual es relativamente pequeña. Alrededor de ésta se encuentran una serie de brácteas que son las que dan color a la planta. La gama de colores es muy extensa (roja, rosa, púrpura, blanco, azul, etc.). Florecen desde primavera hasta bien avanzado el otoño.

Hay dos tipos de flores:

Estériles: Vistosas con cáliz petaloide tetrámero y situadas en la periferia de la inflorescencia.
Hermafroditas: Pequeño tamaño y sin interés ornamental.

Existen dos tipos de plantas en función del número de botones florales:

Unifloras: Un solo botón floral.
Plurifloras: Varios botones florales. Pueden ser de uno o dos años dependiendo del tiempo requerido para la floración.



Características morfológicas de las especies más cultivadas

Hydrangea Macrophylla (Hortensia común). Arbusto redondeado y compacto nativo de Japón. Llega a tener alturas comprendidas entre 1,5-2 metros. Tallos cilíndricos poco leñosos. Hojas caducas, grandes y con los márgenes dentados. Flores estériles con grandes sépalos y agrupadas en inflorescencias.

Hydrangea quercifolia (Hortensia de hojas de roble). Porte redondeado irregular y con hojas similares a las del roble. Es originaria de la parte norte del continente americano. Las cabezuelas inicialmente son de color blanco pero conforme avanza el tiempo se van tornando hacia colores más rosáceos. Finalmente, el color de éstas es marrón. El follaje también experimenta cambios de color según avanza el otoño.

Hydrangea paniculata: Es una hortensia de gran tamaño (puede llegar a medir seis metros de altura). Proviene del este asiático. Su mayor peculiaridad es que tiene cabezuelas piramidales con panículas formadas por flores con y sin brácteas. Flores blancas con tonos rosáceos. Florece entre los meses de julio-octubre.

Hydrangea arborescens. Matorral con grandes hojas ovadas-lanceoladas. Produce grandes inflorescencias de color blanco a partir del mes de julio.

Hydrangea sargentiana: Inflorescencias con flores fértiles de color lila y flores estériles de color blanco. Hojas de color verde oscuro en el haz y verde claro en el envés. Revestidas de abundante pelusa.



  Requerimientos edafoclimáticos

Temperatura
Para la formación de los botones florales es necesario que la temperatura sea inferior a los 18ºC durante al menos 6 semanas. Posteriormente se requiere un período de seis semanas a 5ºC para poder iniciar el forzado. En general, requiere de ambiente fresco con una humedad ambiental elevada y temperaturas suaves. No se debe exponer a radiación solar directa. Es necesario proteger la planta de heladas ya que no tolera temperaturas inferiores a los 4ºC.

Forzado de las flores
Consiste en mantener las plantas en estado de reposo vegetativo. Se lleva a cabo con temperaturas superiores a 15ºC durante 70-90 días. Si el forzado es demasiado brusco, puede disminuir la calidad de las flores. Al principio es importante que la humedad relativa sea elevada por lo que será conveniente regar y pulverizar en el ambiente. Durante este período sólo son necesarios abonos nitrogenados.

Luz
La hortensia no puede vivir a pleno sol todo el año salvo en zonas costeras con clima templado. Debe disponer de sombra sobre todo en las horas centrales del día y a ser posible que sea parcial.

Humedad y riego
La planta necesita grandes aportaciones de agua y humedad constante. Se debe evitar el encharcamiento ya que ésta favorece la aparición de enfermedades criptogámicas y asfixia radicular.

Sustrato
El contenido en materia orgánica debe ser elevado. Los sustratos deben drenar bien ya que la planta sufre con los encharcamientos. El pH del suelo influye decisivamente en la coloración azul (pH 4,5-5) o rosa (pH 6-6,5) de las flores.


Multiplicación

Propagación vegetativa:

Se realiza a partir de esquejes de 8-10cm de longitud aunque si no se dispone de suficiente material vegetal pueden emplearse esquejes de menor tamaño. Se toma 1cm a cada lado de la hoja y se divide el tallo en dos partes de forma longitudinal.  Dichos esquejes se colocan sobre sustrato. Si se utiliza calor de fondo (18-20ºC), el trasplante se puede realizar a los 30-40 días.

Si las plantas son plurifloras de dos años se realiza de abril-junio y si son de un año de enero-marzo. Las unifloras algo más tarde.

Micropropagación:


Consiste en extraer el meristemo apical y cultivarlo en un medio de cultivo.


  Técnicas de cultivo

Poda

Hortensias en exterior
Clima frío: Se poda cuando el invierno llega a su fin. Se eliminan hojas y ramas situadas en la parte basal de la planta.
Clima cálido: Se poda tras la floración. De este modo, se favorece la emisión de yemas laterales para el siguiente año.

Hortensias en interior
Se podan en septiembre (hemisferio norte) dejando 2 yemas/rama.

Tipos de poda

Poda seca: Se cortan todos los tallos de la hortensia prácticamente a nivel de suelo. Han de transcurrir entre 6-9 meses hasta que la planta retome la producción.

Poda granizada: Se eliminan los tallos con botón floral. El objetivo de esta poda es retrasar la producción unos meses.

Poda de selección: Se elimina el material vegetal no deseado para favorecer la vigorosidad del resto.





Fertilización vs Coloración de flores:

Para obtener flores de coloración rosada, la fertilización debe ser rica en nitrógeno y fósforo y pobre en potasio. Se conseguirá con abonos alcalinos; nitrato de calcio y, en menor medida, nitrato cálcico.

Si por el contrario se desean flores azules, será rica en potasio y pobre en nitrógeno y fósforo. Además, la floración azul requiere el aporte de abonos acidificantes tales como: Sulfato amónico, nitrato amónico, sulfato potásico, etc. También se puede añadir sulfato de aluminio si las medidas anteriores son insuficientes.



Plagas, enfermedades y fisiopatías 

Plagas
Las principales plagas que afectan a la hortensia son: Araña roja, cochinilla algodonosa, trips y pulgones.

Enfermedades
Entre los hongos que causan enfermedades a esta planta destacan:

Botrytis cinerea: Provoca la pudrición de hojas, capullos y brotes.
Ascochyta hychengeae: Producen manchas más o menos regulares, de color verde grisáceo o pardo sobre las hojas.
Oidium hortensiae: Provoca la aparición de manchas de color gris blanquecino en el envés de las hojas. El haz se vuelve de color verde oscuro.
El nematodo Dytylenchus dipsaci ocasiona el ensanchamiento de los tallos, que se acortan o retuercen. Las hojas se quedan pequeñas y retorcidas. Los tratamientos curativos no dan buenos resultados, por lo que es preferible luchar de forma preventiva, esterilizando el sustrato y eliminando las plantas atacadas.
También se pueden destacar las enfermedades causadas por Fusarium sp., Cercospora hydrangea, etc.

Fisiopatías

Hojas marrones por los bordes y que se rizan: Se debe a un déficit de aportación hídrica.

Clorosis en hojas y botones florales: Se debe a un suelo demasiado calizo. 


Fuente: Infoagro


Hablando de Alstroemeria hybrida


Euphorbia pulcherrima: desde México con color

Plantando y guardando bulbos






CONTENIDO RELACIONADO