Rojo, amarillo, azul...el espacio y los paisajes de Mondrian en Keukenhof 2017 | El Blog de La Tabla

08 octubre 2016

Rojo, amarillo, azul...el espacio y los paisajes de Mondrian en Keukenhof 2017


Campos tulipanes Holanda. Tulip Fields Netherlands


“A pesar de la intencionada frialdad de su pintura (o precisamente debido a ella), Mondrian fue, después de Cezanne, la conciencia más alta, más lúcida y más civil de la historia del arte moderno” Giulio Caro Argan. El Arte Moderno.

Mondrian. Un pintor de paisajes planos

Mondrian en Keukenhof 2017.  Sí, tiene una lógica, obviamente y no solo porque haya nacido en Amersfoort, ciudad y municipio de los Países Bajos, en la Provincia de Utrecht. Tanto en su etapa neoplástica como, anteriormente, en sus inicios más figurativos, Piet Mondrian fue un pintor de paisajes.

Mondrian recreaba paisajes planos, geométricos, en calma. Líneas rectas y superficies que dibujan campos de color. Lo que inevitablemente nos traslada al entorno de Keukenhof: los campos de cultivo de tulipanes y otros bulbos de flor. Líneas y planos geométricos, como si de una operación matemática se tratara; unido a colores intensos.


Un urbanismo perfecto

“Para Mondrian, el artista carece del derecho de influir emotivamente y sentimentalmente en el prójimo; si consigue descubrir una verdad, tiene el deber de mostrar cómo ha llegado a ella; y si tiene cómo mostrarlo, tiene el deber de poner esa verdad en conocimiento de todos, de conseguir que pueda ser disfrutada por la vida civil de la comunidad”. Una reflexión, dicen los expertos, muy parecida al programa de la Bauhaus.

Su pintura se enmarca en un urbanismo perfecto. La amplitud del área que cubre un color, la profundidad del tono y, dentro de dos tonos distintos, la amplitud de los recuadros. La proporción perfecta.


Supongo que esa proporción perfecta es la que ahora quieren representar los organizadores de Keukenhof -tal y como comenté hace un par de días aquí - en el mosaico que, con una superficie de 250 m2, se plantó, representando la composición clásica de Mondrian, con dos capas de 80.000 bulbos de tulipanes (Tulipa), Muscari y azafrán (Crocus) y al que se han incorporado sillas que representan la silla roja y azul (The Red Blue Chair) diseñada en 1917 por Gerrit Rietveld.

Keukenhof abre en 2017 del 23 de marzo hasta el 21 de mayo. Y ahora, yo me pregunto ¿estaría de acuerdo Mondrian con ese mosaico? Una pregunta de difícil respuesta. Tan solo tenemos la oportunidad de saber cómo y con qué efecto florecen esos bulbos en Keukenhof la próxima primavera. Será entonces cuando podamos opinar con mayor criterio. Mientras tanto ¿qué os parece si echamos un vistazo a los campos de bulbos en flor y buscamos el rojo, amarillo y azul de Mondrian?













FOTOS VIA KeukenhoF y Bernhard Lang






CONTENIDO RELACIONADO