Plantas que florecen en invierno: Kniphofia praecox Baker



Dicen que es un género de plantas cuya moda va y viene.  Fue muy popular en los jardines ingleses antes de la Segunda Guerra Mundial, pero parece ser que las kniphofias fueron una de las víctimas de las excavaciones que se hicieron durante los Jardines de la victoria, también llamados jardines de la guerra o jardines de alimentos para la defensa, donde los jardines de flores dieron paso a unos útiles y más que necesarios huertos.  


Se cree que muchas de las variedades antiguas de este género se han perdido como resultado de ello. Conocida popularmente como Tritoma, Kniphofia es un género con 132 especies de plantas bulbosas perteneciente a la familia Xanthorrhoeaceae (la misma familia a la que pertenece el género Asphodelus). En el grupo se incluye 70 o más especies nativas de África.



De las especies que se han utilizado comercialmente para uso hortícola, han surgido ya numerosos híbridos que ofrecen la posibilidad de disfrutar de los brillantes colores de sus inflorescencias en posición vertical, muy por encima de la vegetación, con forma de antorcha o de cohete de color rojo, naranja y amarillo.

Son, precisamente, todos esos cultivares los que suelen dar la oportunidad de disfrutar de kniphofias con un comportamiento realmente bueno en el jardín, casi todos durante el verano y el otoño.

Pero hoy vamos a ver una especie originaria del Sur de la península del Cabo, en Sudáfrica, que florece en invierno: Kniphofia praecox Baker.




Kniphofia praecox Baker•hierro candente

Género: Kniphofia
Familia: Xanthorrhoeaceae

Es una planta herbácea rizomatosa de hojas perennes, cuyo tallo floral sobresale por encima de la roseta de hojas. Lo que realmente da valor ornamental a la planta es su inflorescencia, de unos 20-30 cm de longitud.




Cuanto más brillante sea la luz, mejor será el desarrollo de las inflorescencias, que se disponen en racimos de flores tubulares de color amarillo y naranja durante el invierno y, ocasiones, también en primavera. 

Como sucede con todas las de su género, el color de las flores va cambiando a medida que avanza la flor, siendo los tonos más intensos en la yema, lo que le da un aspecto bicolor. Es aconsejable retirar las cabezas de las flores una vez secas.

Situación soleada, tolera sequía y bajas temperaturas

Le gusta una situación soleada en suelo (calizo o silíceo) húmedo y rico en materia orgánica. Puede soportar cierta sequía y tolera bajas temperaturas (hasta -7º C). Las flores producen néctar abundante, que las convierte en una atracción para las abejas, así como para los colibríes en el continente americano.

Adecuada para jardines de rocas y vegetado de taludes, es también muy utilizada para las fronteras de perennes.

Necesitan uno o dos años para establecerse y llegar a tener un buen porte. A partir de entonces, se desarrollarán con unos cuidados mínimos durante años.