Jardín Botánico de Padua. Cultivo de "los simples" y conservación de la biodiversidad




Un lugar para la conservación de la biodiversidad que alberga alrededor de 7.000 especies de plantas. El jardín botánico universitario más antiguo del mundo.


Solo se conoce el 10% de las plantas en la tierra. Esto hace que el papel de la investigación adquiera un gran valor. Ese es el aspecto que orienta la labor del Jardín Botánico de la Universidad de Padua, Italia (en italiano Orto Botanico Università di Padova) fundado en 1545, el jardín botánico universitario existente más antiguo del mundo. En realidad, el primer jardín botánico en establecerse en el mundo fue el Jardín Botánico de Pisa, fundado en 1544 y, por lo tanto, técnicamente es el más antiguo del mundo, pero al haber sido reubicado se cedió tal distinción al Jardín Botánico de Padua.

Foto Karl Gercens

Naturaleza y Ciencia


“El Jardín Botánico de Padua está considerado el origen de todos los jardines botánicos en todo el mundo y representa el nacimiento de la ciencia, de los intercambios científicos y la comprensión de las relaciones entre la naturaleza y la cultura. Ha contribuido en gran medida al desarrollo de muchas disciplinas científicas modernas, en particular la botánica, medicina, química, ecología, y farmacia”

Así se describe la motivación a partir de la cual el Comité del Patrimonio Mundial tomó la decisión de inscribir, en 1997, al Jardín Botánico de Padua en la Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco como un “bien cultural”.
Un jardín botánico para ayudar en la investigación de la relación entre la naturaleza y la ciencia.



Hortus Simplicium • el cultivo de “los simples”

El jardín fue establecido por el Senado de la República de Venecia para el cultivo de "los simples", es decir, las plantas medicinales que provenían directamente de la naturaleza. Eso hizo que originariamente se denominara Hortus Simplicium.

La necesidad de este jardín se originó porque en aquellos tiempos los errores a la hora de identificar las verdaderas plantas medicinales, en ocasiones eran graves para la salud.

Hoy en día se cultivan cerca de 7.000 plantas y, por medio del Index seminum, el Jardín tiene relaciones de intercambio con más de 800 jardines botánicos en los cinco continentes.





Estructura circular

El jardín tiene una superficie de 2,19 hectáreas, estando a una altitud de 12 metros sobre el nivel del mar. No se conoce con certeza al autor del proyecto original, aunque tradicionalmente se ha señalado al noble veneciano Daniele Barbaro, quien podría haber encargado al arquitecto Andrea Moroni la planificación del jardín.

La peculiaridad arquitectónica viene dada por la perfecta estructura circular creada, en cuyo interior se encierra un cuadrado que, a su vez, se divide en cuatro cuadrados más pequeños. Esos cuatro “cuartos” se dividieron en macizos de flores (“aureolas”) dispuestos para poder formar elegantes diseños geométricos, uno diferente del otro.

Foto Karl Gercens

Esta estructura arquitectónica ha sufrido algunos cambios y mejoras a lo largo de su historia, pero el plan original no se ha alterado sustancialmente.

En el Jardín existen tres relojes solares: uno cúbico, uno esférico y uno cilíndrico. 

En el área externa al muro circular se encuentran el Arboretum, además de algunas importantes colecciones de plantas, incluida una colección de plantas introducidas por primera vez en Italia (y algunas también en Europa) y un "teatro botánico" realizado en el siglo XIX, donde se impartían las clases.


Foto Karl Gercens
Colecciones de plantas

Actualmente las colecciones incluyen:


Plantas Insectívoras

Esta colección incluye plantas que se encuentran en suelos pobres en nitrógeno, que para sobrevivir deben utilizar las proteínas de algunos pequeños insectos capturados con sus hojas, con el fin de contrarrestar sus deficiencias de nutrientes.

Plantas medicinales y venenosas

Las plantas medicinales (la colección más importante del mundo) son las que representan el propósito original de este jardín botánico. Estas se clasifican según taxonomía de Engler, basada en la filogenética, las relaciones entre las familias. Cada planta se etiqueta con su sustantivo científico y sus características terapéuticas principales.

Además, existe una colección de plantas venenosas que se ha instalado recientemente con paneles didácticos.

Plantas autóctonas

Incluye la colección de Plantas típicas del Triveneto, plantas representativas de las colinas de Euganea y del área que rodea el jardín botánico.


Plantas introducidas

Plantas crasas en una reconstrucción de un hábitat desértico (en primavera y verano).

Orquídeas, con un micro hábitat húmedo caliente que permite el cultivo de estas plantas procedentes de bosques tropicales.


Plantas acuáticas que crecen en varios estanques y experimentan adaptaciones similares causadas por los hábitats originales.

Plantas del maquis mediterráneo, que contiene la vegetación costera típica de la cuenca mediterránea, caracterizada por un clima de veranos calientes e inviernos suaves.

Plantas características de clima alpino típico, sistema que se encuentra sobre la ladera de la montaña.


Plantas en peligro de extinción

Hay también una sección dedicada a la preservación y al estudio de plantas en peligro de la extinción.

Foto Colin Dutton (El País)

Entre los ejemplares más curiosos, destaca el palmito (Chamaerops humilis L.) que se plantó en 1585. Está considerada como la especie más antigua del Jardín, a la que Goethe le dedicó en 1790 el ensayo “La Metamorfosis de las plantas”, de ahí que este palmito sea conocido como La Palm
era de Goethe.

En los inicios el jardín se fue nutriendo de plantas procedentes de muchas partes del mundo, gracia a los intercambios comerciales que tenía la República de Venecia. A la colección de plantas, le siguieron el herbario, varios laboratorios y una biblioteca.

La esencia del Jardín Botánico de Padua no se ha perdido. Actualmente se centra en su actividad didáctica y divulgativa, y muy especialmente en la conservación de especies raras o amenazadas.

Después de más de 450 años de existencia, el enfoque del Jardín Botánico se ha renovado para combinar tradición y apertura al futuro.




El jardín de la biodiversidad

La planta y el medio ambiente | La planta y el hombre 

Este nuevo jardín, entendido como un espacio donde conservar la biodiversidad, muestra el papel de las plantas en la evolución humana.

Se construyeron los invernaderos acristalados del jardín de la biodiversidad, que se convierten en un espacio urbano, dentro del cual el visitante puede encontrar múltiples posibilidades de uso, con espacios expositivos, divulgativos y de entretenimiento.



En el proyecto de exposición del jardín de la biodiversidad se incluyen alrededor de 1.300 especies que viven en entornos que simulan las diferentes condiciones climáticas de los biomas del mundo, desde zonas tropicales hasta zonas subhúmedas; y de las zonas templadas a las áridas. Todo está reproducido de tal forma que el visitante tiene una representación inmediata de la riqueza (o pobreza) de esta biodiversidad en cada zona climática.


Y entre una zona y otra, siempre se acaba allí, en el centro de Padua y casi al lado de la famosa Basílica de San Antonio. Sin duda, no es un lugar cualquiera para aprender a descubrir el verdadero valor de las plantas ¿no os parece?

Foto Karl Gercens
Foto Karl Gercens



FOTOS e INFORMACIÓN | ORTO botanico università DI PADOVA