Temporada de Bluebonnets (Lupinus): las alfombras azules de Texas


Cada año, la primavera regala a Texas, en Estados Unidos, espectaculares alfombras de color azul intenso, un paisaje de flores silvestres creado por millones de bluebonnets, el nombre común de una especie perteneciente al género Lupinus endémica de ese estado: Lupinus texensis y flor estatal oficial.


De todas las especies del género Lupinus nativos en Texas, Lupinus subcarnosus se convirtió, en 1901, en la única especie de bluebonnet reconocida como la flor estatal de Texas; sin embargo, una especie endémica de ese estado, Lupinus texensis, surgió como el favorito de la mayoría de los tejanos.

En realidad, Texas reconoce todas las especies de lupinos nativos que se dan en el estado como la flor estatal oficial. Este hecho lleva a que otras especies como Lupinus subcarnosus y Lupinus havardii también se denominen bluebonnets, pero hay distinciones entre las especies que los diferencian de Lupinus texensis

El nombre común de esos lupinos hace referencia al parecido de sus flores con los capos o sombreros de tela utilizados por las mujeres para protegerse la cara y el cuello del sol y el frío cuando trabajaban en el jardín o el patio, en inglés bonnet.

Foto: Bluebonnet natural healing therapy


Alfombras de lupinos en Texas

Esas alfombras azules tan deseadas con el cambio de estación, atraviesan y recorren prados, parques y bordes de carreteras. Un espectáculo floral que suele comenzar con la primavera, pero este año se adelantó, debido a una serie de días cálidos durante el mes de febrero.

Son esos acontecimientos que solemos celebrar en cualquier lugar del planeta cuando tenemos cerca la oportunidad de disfrutar, en mayor o menor medida, de un campo cubierto de flores que nos seducen e invitan a celebrar la fiesta de una nueva primavera.

En este caso, en Texas se espera con verdadera devoción el momento de comenzar a realizar avistamientos de bluebonnets e inmortalizar cada hallazgo con fotos que se convertirán en prueba del “trofeo” que le ha otorgado esa nueva temporada. Es ya un ritual. Tampoco faltan nunca disparos a los cementerios, cuyo suelo se cubre también de forma espectacular con esa alfombra de color azul, uniéndose así a esa celebración.

Todos tenemos flores cerca y primaveras que celebrar. Esta es una más. A muchos de nosotros nos pilla algo lejos la fiesta de Texas, pero alguna que otra foto si podemos ver y, con ello, dejar que ese paisaje tan seductor nos cautive, al menos por unos instantes.  Si os quedáis con ganas de más paisajes de flores silvestres en este enlace podéis disfrutar de otros lugares, otras flores y otras primaveras.




FOTOS | JAMA PANTEL