Los jardines perdidos de Heligan



Como gigantes durmiendo después de un largo día de caminata por los campos de Cornualles, Inglaterra.  Esas encantadoras esculturas de tierra se encuentran en The Lost Gardens de Heligan, uno de los jardines botánicos más populares de Inglaterra.

La colección incluye la Mud Maid (doncella de barro), The Giant's Head (la cabeza del gigante) y Grey Lady (señora gris), ocultas silenciosamente en el suelo.




Heligan, un verdadero jardín secreto que se perdió durante décadas, fue residencia de la familia Tremayne durante más de 400 años y está considerada una de las fincas más misteriosas de Inglaterra. 

A finales del siglo diecinueve sus decenas de hectáreas se encontraban en pleno esplendor, pero después de tan sólo algunos años las zarzas y la hiedra colocaron un velo verde sobre la que ahora es su ‘Bella Durmiente’. Después de décadas de abandono, el devastador huracán de 1990 podría haber condenado a los Jardines Perdidos de Heligan a no ser más que una nota a pie de página en la historia de Cornwall.

Sin embargo, no fue así. El hallazgo de una pequeña estancia, enterrada bajo los escombros, en un rincón de uno de los jardines, iba a descubrir el secreto de su decadencia. Un lema grabado con lápiz en las paredes de piedra caliza apenas legible decía ‘No venga aquí para dormir o reposar’ con los nombres de las personas que trabajaban allí y una fecha: agosto de 1914. 

Detrás de ese hallazgo había una historia que, por primera vez, no hablaba de caballeros y damas, sino de gente común que había transformado esos jardines en un lugar mágico antes de partir para luchar en la Primera Guerra Mundial. Y un jardín, que décadas después ha renacido para rendir homenaje a esos jardines que una vez fueron gloriosos.




Las más de 80 hectáreas de terreno son ahora un paraíso para los amantes de la vida silvestre, las plantas y los jardines de estilo romántico. También hay espacio para los exploradores en The Jungle, donde pueden sumergirse en un viaje subtropical a través de túneles de bambú, bajo majestuosos helechos arborescentes, ruibarbo gigante y plataneros. 

En los Jardines Productivos se cultivan intensivamente a lo largo del año más de 300 variedades de frutas, vegetales, ensaladas y hierbas, que suelen abastecer de productos frescos de temporada a Heligan Kitchen durante todo el año. Estos jardines, ahora restaurados a su gloria, cubrían en su día casi todas las necesidades de la familia Tremayne y sus invitados.

El área de recreo conocida como Pleasure Grounds alberga plantaciones históricas de más de 150 años de antigüedad que se reparte en una colección de jardines, cada uno con sus propias plantaciones y átmósferas. Camelias, rododendros, helechos arbóreos, gunneras y otras muchas especies exóticas que se benefician del clima inusualmente templado de la zona de Cornualles, permitiendo que prosperen sin problema.

Su colección de camelias y rododendros, cuyas primeras plantaciones datan de alrededor de 1850, les ha permitido recibir el estatus de Poseedor de la Coleción Nacional que concede el Plant Heritage, que conservan desde 2008. Entre la Colección Nacional de Heligan se encuentran 70 camelias veteranas y 350 rododendros antiguos

Si estás dispuesto a retroceder en el tiempo, el vídeo al final de esta entrada invita a perderte en una aventura que te llevará a The Lost Gardens of Heligan, el resultado de la restauración de jardines más grande de Europa.


Heligan Burmese Jungle Rope Bridge












Entradas que pueden interesarte

Contenido patrocinado

INSTAGRAM