Cultivadas y silvestres: flores y plantas en un rincón de Galicia

flores silvestres azul


Flora autóctona y no tanto. Al borde de los caminos, en los acantilados, en los parques públicos y en algunas parcelas abandonadas. En Galicia y en verano.

El paseo de hoy nos lleva hasta un bello rincón de Galicia, concretamente a Santa Cruz, una de las 9 parroquias que forman el municipio de Oleiros, en La Coruña. En realidad, no es la primera vez que os hablo de ese pequeño paraíso, a solo 8 km de capital, porque ya comenté en su día la impecable gestión municipal en materia de parques y jardines públicos que llevan a cabo desde 1979 (ver aquí).


flores silvestres


Además del parque de Las Galeras y sus escarpados acantilados cubiertos de vegetación, uno de los tesoros de Santa Cruz de Oleiros es el castillo que se encuentra en un pequeño islote, al que se accede a través de una pasarela peatonal desde el paseo marítimo.



Publicidad


Construido originalmente para la defensa de los múltiples ataques navales de la Armada Inglesa, al mando de Sir Francis Drake (1589), al finalizar las invasiones, el castillo de Santa Cruz quedó abandonado en el siglo XVIII. En el siglo XIX Xosé Quiroga, marido de Emilia Pardo Bazán, compro la fortaleza en una subasta pública y la convirtió en un pazo donde pasaba los veranos con su familia. Posteriormente fue donado para alojar allí a los huérfanos de la guerra civil y al finalizar ese periodo volvió a abandonarse. Finalmente, el Ayuntamiento de Oleiros lo compró y restauró para permitir su acceso al público.





Pero vamos a lo nuestro, a buscar plantas, si tienen flores, mejor que mejor. Y hojas, pero que sean muy frescas. 

Lo cierto es que los días que estuve allí el tiempo fue casi siempre soleado, pero las intensas y persistentes lluvias de los días anteriores habían reavivado toda la vegetación. Es un verdadero privilegio, la verdad. 

Prácticamente todas las fotos que muestro las realice en mis paseos por el parque de Las Galeras (As Galeras) y su entorno, un espacio verde muy cuidado que permite hacer un paseo, bordeando la costa, desde el puerto de Santa Cruz hasta la playa de Bastiagueiro. Caminos asfaltados y de tierra, subidas y bajadas, zonas boscosas y bancos para hacer un alto en el camino. No le falta nada a esa ruta.

Hortensia (Hydrangea macrophylla)

Muro, seto vivo de hortensias (Hydrangea macrophylla)



Algunas hortensias (Hydrangea machrophylla e Hydrangea serrata) estaban en su punto óptimo de floración, pero la mayoría iban avanzando precisamente en esos días. Hablo de hortensias en Galicia, lo que significa encontrar hortensias en jardines privados, en parques, en los caminos y a veces, también, creciendo y floreciendo espontáneas en los acantilados.




En masa y por todos los rincones, incluso al borde del mar, una de mis plantas silvestres favoritas: Galactites tomentosa. Planta anual que florece entre los meses de abril a agosto. Es una planta espinosa, que puede alcanzar los 100 cm de alto. Flores de color rosa, lilas o blanquecinas, las más externas estériles y de colores intensos para atraer a los insectos. La encontramos en los márgenes de los caminos, terrenos baldíos y pastos del sur y suroeste de Europa.

Una delicia ver las flores de Digitalis purpurea (dedalera) salpicadas por acantilados, entre la vegetación y troncos de árboles caídos como consecuencia de los temporales que suelen azotar esa costa. Parecía que todos quisieran alcanzar el mar, bueno, de hecho, algunos troncos lo encontraron.


flores silvestres color purpura

flores silvestres color purpura

flores silvestres color purpura

flores silvestres color purpura y abeja

flores silvestres color purpura

flores silvestres color purpura


Muchas zonas boscosas y helechos, siempre fieles a la cita en Galicia, presentes en comunidades vegetales muy diversas, cruzándose en el camino. Aportando frescor y belleza.

No conocía las florecillas azules de Jasione montana, un feliz descubrimiento. El género Jasione está integrado por unas 12 especies, que crecen en Europa y el Mediterráneo.  Al parecer, la Península Ibérica es el centro de su mayor variabilidad, lo que dificulta mucho la distinción de los taxones




flores silvestres color azul

flores silvestres color azul


Umbelas, muchas. Y yo encantada. Todas muy conocidas, pero no por ello menos atractivas. Abundaban las flores, nuevas y no tan nuevas, de Heracleum sphondylium, también conocida como lampaza o pie de oso, entre otros nombres vernáculos. Una especie de la familia Umbeliferae, que se distribuye por toda Europa, incluida la casi totalidad de la Península Ibérica.  No faltaban las también populares inflorescencias en umbela de Daucus carota (zanahoria silvestre) o las de Oenanthe crocata (nabo del diablo).

flores silvestres en umbela

flores silvestres en umbela


flores silvestres color blanco umbela


Siempre balanceándose, gramíneas como Briza maxima, Lolium perenne, Poa annua o Dactylis glomerata. Entre ellas, y cogiendo altura, también se balanceaban los tallos florales de llantén menor (Plantago lanceolata).

Enraizadas en las rocas que azota el mar, incipientes flores de hinojo marino o perejil de mar (Crithmum maritimum), de las pocas especies vegetales que le plantan cara a las duras condiciones que supone crecer junto al mar.  Haciendo honor a su nombre científico, las flores de Armeria maritima se asomaban también al mar, como lo hacían las de la Malva tournefortiana, cuyos tallos erectos alcanzan alguna vez 1,5 metros.


flores silvestres color crema

flores silvestres espigas gramíneas

flores silvestres


flores silvestres

flores silvestres color rosa junto al mar

flores silvestres color rosa

flores silvestres color rosa


Con flores blancas, una de las especies de Silene que más abunda, Silene latifolia.  Entre la maleza, también se escapaba alguna que otra flor azul de la consuelda menor o hierba de las heridas, entre otros nombres vernáculos (Prunella vulgaris), las flores amarillas de Ranunculus repens y las estrechas espigas de flores rojas de montbrétia (Croscomia x croscomiflora), una herbácea vivaz nativa de Sudáfrica, ampliamente cultivada, naturalizada en numerosas regiones del mundo y catalogada como especie invasora en Galicia.

A ras de suelo, las flores de Trifolium pratense y T. fragiferum salpicaban los márgenes del camino y tapizaban las praderas del parque, como lo hacían las margaritas silvestres o chirivitas (Bellis perennis) y las cultivadas (a veces naturalizadas) margaritas del género Erigeron (Erigeron karvinskianus). Otra alóctona, considerada como exótica invasora, que abunda en las praderas es Arctotheca calendula, una especie de la familia de las margaritas (Asteraceae) con flores amarillas, que escapó de los jardines (su primera cita conocida en Galicia data del 1900). 


flores silvestres color blanco

flores silvestres color azul

flores silvestres color amarillo

flores silvestres color amarillo



En parcelas abandonadas había una verdadera concentración de biodiversidad vegetal. Imposible fotografiar todo, porque las vallas lo impedían. Alguna que otra foto está hecha intentando esquivar el alambre, como es el caso de Lythrum salicaria, cuyas espigas florales tocadas por los rayos de sol mañanero eran realmente dignas de fotografiar.


flores silvestres color purpura


Y así, entre una cosa y otra, hemos hecho un pequeño recorrido por un trocito de tierra bordeando el mar, que parece querer susurrar en gallego y esconde frondosos bosques (muy) animados.










EXPLORA MÁS SOBRE ESTE TEMA