Plantar bulbos de flor en otoño, los heraldos de la primavera

Bulbos de Muscari, Tulipa, Scilla y Fritilaria meleagris 


Es una forma sencilla de conseguir un jardín lleno de vida cuando todo parece estar dormido.  Los bulbos de otoño son los heraldos de la primavera, sus flores aparecen cuando el resto del jardín todavía está despertando de su hibernación.


A partir de enero las campanillas de invierno (Galanthus) y el azafrán (Crocus) anuncian la proximidad de la primavera, del mismo modo que anuncian el final de esa estación las inflorescencias de Allium. Pero falta mucho para eso, diréis más de uno en el hemisferio norte. Sí, faltan meses, sin embargo, ya es tiempo de empezar a pensar en plantar los bulbos de otoño, es decir, los bulbos de flor de primavera, si queremos conseguir que las flores de esa estación lleguen puntuales a nuestros jardines, patios o terrazas.


Bulbos de Allium, Camassia, Narcissus • iBulb

Flores de tulipanes y narcisos • iBulb


Aquellos que no olvidaron plantar sus bulbos de flor de primavera en otoño en el hemisferio sur, ahora ya disfrutan del color y aroma de algunas de sus flores en el jardín. Ya sea en el terreno o en contenedores, lo cierto es que los primeros signos de la primavera llegan de su mano.

Como decían antes, a quienes vivimos en el hemisferio norte nos puede parecer un poco acelerado comenzar con esa tarea de forma tan anticipada, al fin y al cabo, todavía estamos disfrutando de las flores tardías de la estación estival. Pero también es verdad que, antes de que nos demos cuenta, el final de otoño y, después, el invierno nos harán soñar con los primeros colores y aromas de la primavera. Eso significa que tenemos que ponernos manos a la tierra cuando comience a hacer más frío, desde septiembre hasta diciembre, y, dentro de ese periodo, plantar los bulbos de flor de primavera. Todo dependerá de cada zona, pero lo importante es asegurarnos de que los bulbos estén bajo tierra antes de las primeras heladas. No descartes la idea de hacerlo en buena compañía.


Seleccionando y plantando bulbos • iBulb

Plantación de tulipanes. Tulipa Match, T. Golden Artist y T. Burgundy Lace• iBulb


Cuando hablamos de bulbo de flor de primavera, solemos referirnos, dentro de una amplísima selección, a bulbos como los de tulipán (Tulipa), narciso (Narcissus), jacintos (Hyacinthus), crocus (Crocus), campanillas de invierno (Galanthus y Leucojum) y las coronas imperiales (Fritillaria), entre otros. Pero existen muchos más, y no todos florecen al principio de la primavera, sino que, de forma escalonada, irán floreciendo a lo largo de la estación, algunos, incluso, lo harán al final, como es el caso de los bulbos del género Allium. Sea como sea, tenemos que conseguir cuanto antes los bulbos para empezar a organizar su plantación.

En “Plantando y guardando bulbos” tenéis información básica sobre este tema. Pero, a modo de resumen, los puntos más importantes a la hora de ponernos a plantar los bulbos de flor, en este caso, de primavera, son los siguientes:

Lo primero que tenemos que hacer es eliminar las “malas hierbas” y piedrecitas que encontremos en la zona de plantación. Puesto que el drenaje del suelo resulta esencial en el cultivo de bulbos, si el suelo es muy arcilloso puede mejorarse si se le agrega compost, turba o alguna otra fuente de material orgánico.


Plantando bulbos de flor de primavera • iBulb

Flores de narcisos (Narcissus) • iBulb


Cuando cavemos el hoyo para enterrar el bulbo, debemos tener en cuenta que el tamaño del bulbo determina la profundidad en la que lo tienes que plantar. La norma general es plantarlos a una profundidad 3 veces mayor que el tamaño del bulbo. Concretamente, los bulbos de flor grandes (5 cm o más) hay que plantarlos a una profundidad de 15 cm y los pequeños (2,5 – 5 cm) entre 7 y 10 cm de profundidad.

Debemos colocar los bulbos de flor con la punta hacia arriba, sin apretar los bulbos demasiado para no dañarlos. Los bulbos grandes necesitan una distancia entre ellos de entre 7 y 20 centímetros y los pequeños de entre 3 y 7 centímetros.


Plantando bulbos de flor de primavera • iBulb

Bulbos de jacintos (Hyacinthus) • iBulb

Enterrando bulbo de narciso (Naracissus) • iBulb

Bulbos de flor de primavera: Narcissus, Muscari, Tulipa, Scilla, Fritilaria, Meleagris • iBulb

Flores de Crocus, Anemone y Muscari • iBulb

Por último, tenemos que cubrir los bulbos de flor con la tierra excavada. Si la tierra está seca, habrá que regarla con un poco de agua.

Aunque parece que solemos apreciar los bulbos de flor desde el punto de vista ornamental, lo cierto es que, si los plantas en otoño, conseguirás que las mariposas y las abejas puedan alimentarse al inicio de la primavera. Si lo miramos desde esa perspectiva, parece que la belleza de sus flores se realza y nuestro interés en plantarlos aumenta.


Bulbos de narcisos (Narcissus) • iBulb


Flores de Leucojum aestivum • iBulb

Flores de Fritillaria meleagris y Narcissus pseudonarcissus • iBulb

Flores de jacintos y tulipanes • iBulb

Flores de Muscari 'White Magic' • iBulb

Flores de narcisos (Narcissus) • iBulb

Pradera de narcisos en Hermannshof • iBulb

Flores de tulipán y Allium • iBulb 

Flores de Tulipa White Liberstar, T. Curly Sue y T. Fancy Frills • iBulb

Inflorescencias de Allium aflatunense 'Purple Sensation' • iBulb


PUEDE INTERESARTE




EXPLORA MÁS SOBRE ESTE TEMA