Puschkinia scilloides var. libanotica

Puschkinia scilloides var. libanotica •• Foto iBulb



Aunque Puschkinia scilloides pueda ser un bulbo de flor de primavera poco conocido, sin embargo, se trata de uno de los más fáciles de cultivar y con muy buenos resultados.



El género Pushkinia lo forman tres especies conocidas de plantas herbáceas perennes bulbosas de la familia Asparagaceae y subfamilia Scilloideae: Puschkinia bilgineri, nativa de Turquía; Puschkinia peshmenii, nativa de Turquía e Irán y Puschkinia scilloides Nativa del Cáucaso, Turquía, norte de Irán y Líbano. Suele encontrarse en prados de montañas y pendientes pedregosas de hasta 3.000 m.

Se caracterizan por tener hojas en forma de cinta de color verde oscuro que crecen en pares. Los tallos florales, ligeramente más largos que las hojas, surgen a principios de primavera, terminando en inflorescencias en racimos de hasta 25 cm.


Puschkinia scilloides var. libanotica


Al hablar de cultivo ornamental de Puschkinia, nos tendremos que referir a la especie Puschkinia scilloides, y más concretamente a Puschkinia scilloides var. libanotica, también conocida por su sinónimo homotípico Puschkinia libanotica.

El género lleva el nombre del Conde Apolós Apolósovich Musín-Pushkin, un químico y recolector ruso de plantas del siglo XVIII, que puso en marcha una famosa expedición de plantas al Cáucaso en 1802. Varios de los descubrimientos de plantas de esa expedición han permanecido como estándares de jardinería desde entonces.

Puschkinia scilloides var. libanotica se cultiva en el jardín desde 1808Se trata de un bulbo de flor muy resistente y adaptable, pudiendo crecer casi en cualquier situación en el jardín. Le gusta el sol, ya sea el de la tarde o el de la mañana, y crece feliz bajo arbustos o árboles de hoja caduca. También se puede cultivar en parterres, combinada con otras plantas arbustivas o herbáceas, o en medio de tapizantes o áridos. Además, dan mucho juego en macetas y contenedores, solas o en compañía de otras plantas bulbosas de flor de primavera como jacintos, narcisos, tulipanes, anemonas, etc.

Produce delicadas flores de color azul pálido, con seis pétalos de color blanco casi iceberg con una delgada franja azul intenso. La flor es muy resistente y crece a solo seis u ocho pulgadas de alto.


Puschkinia scilloides var. libanotica •• Foto iBulb


Sus flores aparecen a finales del invierno o principios de la primavera, justo después de que las campanillas de invierno (Galanthus) hayan florecido y antes de que lo hagan las campanillas azules (Hyacinthoides) y los árboles recuperen sus hojas, obteniendo con ello un poco de sol adicional.

En la naturaleza crece a elevaciones considerables, por lo que no es exigente con las condiciones de temperatura. Esto facilita que se naturalice y multiplique rápidamente en áreas sin perturbaciones, tanto por compensaciones de bulbos como por auto-siembra.

Apenas necesita mantenimiento. Tan solo algún riego muy puntual cuando la planta tiene parte aérea. Si se quiere, se pueden retirar las partes secas cuando ha terminado la floración o el período vegetativo.

Es apta para cultivar en las zonas 5 a 9, e incluso es posible que hasta la zona 3, siempre que se proteja el suelo con mantillo en invierno. Lógicamente, en el rango más frío, florecerá algo más tarde. Una vez establecidos los bulbos, permanecerán en el jardín para siempre.

También se cultiva para jardín una variedad con flores completamente blancas, que se conoce como Puschkinia scilloides var. libanotica ‘Alba’ (sinónimo Puschkinia libanotica ‘Alba’).


Puschkinia scilliodes var. libanotica Alba y Anemone •• Foto iBulb

Puschkinia libanotica •• Foto iBulb

Puschkinia libanotica y Tulipa 'Candy Prince' •• Foto iBulb

Lasaña con Anemone, Tulipa, Puschkinia, Hyacinthus, Scilla •• Foto iBulb

Muscari armeniacum, Anemone 'Blue Ribbon', Puschkinia libanotica, Hyacinthus Peter Stuyvesant •• Foto iBulb




PUEDE INTERESARTE

EXPLORA MÁS SOBRE ESTE TEMA