Gramíneas ornamentales para cultivar en macetas y contenedores

Mischanthus sinensis, Panicum virgatum y Carex oshimensis en macetas


Cultivar las gramíneas ornamentales en macetas o contenedores son una excelente oportunidad de incorporarlas al jardín sin temor a que se extiendan y acaben apoderándose del terreno. También se convierte en una forma de disfrutarlas en la terraza, patio o balcón.




Publicidad

El cuidado de las gramíneas ornamentales en macetas y contenedores es básicamente el mismo que el de cualquier otra planta en maceta.

Necesitarán agua de forma regular, como todas las plantas que se cultivan en cualquier tipo de contenedor, aunque la mayoría de las gramíneas no tienen tanta necesidad como las plantas con flores. Conviene abonar un par de veces durante el verano con un fertilizante de alto contenido en nitrógeno.


Variedades de Carex oshimensis en maceta


Una vez conseguido que nuestras gramíneas prosperen en su contenedor, no debemos olvidar que hay que cortarlas cada primavera u otoño. Además, cuando el cepellón está saturado de raíces, que superan el tamaño del contenedor, es necesario dividir la mata y replantarlas.

La resistencia de las gramíneas ornamentales que se cultivan en contenedores dependerá de circunstancias como su situación en el jardín o terraza, el material del que está hecho el contenedor y las fluctuaciones climáticas. Incluso, se puede dar el caso de que tengamos tratarlas como plantas anuales y renovar cada temporada.


Pennisetum alopecuroides ‘Lumen Gold’


Si estamos decididos a cultivar alguna que otra gramínea ornamental en macetas o contenedores, es conveniente tener en cuenta una serie de consideraciones a la hora de elegir las especies más adecuadas para este propósito. Cuestiones como la rapidez con la que se desarrolla su sistema radicular, la facilidad para adaptarse al cultivo en maceta, la altura de la planta y la forma en que se desarrolla a lo largo de la temporada de jardinería, es decir, cuándo nos ofrece su mejor cara.

Se pueden cultivar diferentes especies de gramíneas ornamentales en el mismo contenedor. En ese caso, es importante asegurarse de que tienen las mismas necesidades de humedad. Así, por ejemplo, las festucas, que suelen ser gramíneas de porte pequeño ideales para su cultivo en contenedores, es preferible cultivarlas solas en su propio contenedor, ya que tienen tendencia a absorber toda el agua disponible antes de que otras plantas puedan obtener su parte.

Una vez que tenemos en cuenta estas consideraciones, es la hora de valorar cuáles son las especies de gramíneas ornamentales que mejor se adaptan al cultivo en maceta o contenedor. La oferta es infinita, pero, a modo de orientación, estas son algunas opciones muy válidas:



Panicum virgatum 'Purple Breeze'

Con hojas de color púrpura oscuro, es una preciosa gramínea e ideal para cultivar en solitario en la terraza, patio o balcón. Se debe situar a pleno sol y cultivar con sustrato fértil, húmedo y bien drenado. De bajo mantenimiento, es resistente a -30°C.





Pennisetum alopecuroides ‘Lumen Gold’

Tiene un maravilloso follaje dorado en primavera que se vuelve verde lima en verano. Cuanto más frío y sol recibe el follaje, más amarillo se vuelve. Es una gramínea de porte compacto que alcanza 30 cm de ancho y 25 cm de alto. Prefiere un sustrato seco, fresco y bien drenado, y una situación soleada o en semi-sombra.





Hakonechloa macra ‘Sunflare’

Con follaje verde lima (chartreuse) que se vuelve amarillo dorado intenso cuando se expone al sol, resaltando reflejos carmesí que se intensifican a medida que la planta madura. La coloración otoñal es una combinación de chartreuse y dorado viejo con tonos de naranja quemado y rojo burdeos. Prefiere crecer en suelo rico y bien drenado y alcanza 30-45 cm de alto y 45-60 cm de alto. Es resistente a -28ºC.





Miscanthus sinensis ‘Red Cloud’

De floración abundante, su mayor atractivo lo proporcionan sus penachos de flores brillantes de color rojo. Es una variedad compacta de Miscanthus sinensis que puede alcanzar 1 metro de altura. Es muy fácil de mantener; resiste las bajas temperaturas del invierno hasta -23ºC;  crece bien con sol o sombra parcial; y no es exigente con el tipo de sustrato.





Carex laxiculmis ‘Bunny Blue’

Con hojas plateadas / azules y un porte que puede alcanzar 30 cm de ancho y alto. Prospera mejor en semi-sombra y en suelo bien drenado. Resiste hasta -20ºC. Conviene podar en primavera para estimular el crecimiento de nuevos brotes. 





Carex oshimensis ‘Everillo’

Las hojas de color verde lima se vuelven de color amarillo dorado cuando maduran. Adecuado como jardín, pero también para la terraza. Puede permanecer a pleno sol, pero también se puede plantar en la sombra sin perder su color brillante. En invierno resiste hasta -25° C. Alcanza 0,50 cm de alto y ancho.





Carex oshimensis ‘Everest’

Con su distintivo follaje verde con rayas blancas, resulta muy interesante para usar en recipientes mezclados. Es fácil de cultivar y apenas requiere mantenimiento. Conviene plantar en suelo húmedo y permeable. Crece bien en sol, sombra parcial y sombra. En invierno resiste hasta -25° C. Alcanza 0,50 cm de alto y ancho.





Festuca glauca ‘Beyond Blue’

Una festuca que funciona con éxito en las borduras de herbáceas del jardín, pero también en maceta o contenedores situados en el patio o terraza. Alcanza un máximo de 30 cm de ancho y alto. Como todos los cultivares de su especie, es una planta muy resistente.





Ophiopogon planiscapus ‘Black Beard’

El género Ohiopogon lo integran plantas herbácea de hoja perenne que no son gramíneas (familia Poaceae) ya que este género de plantas pertenece a la familia Asparagaceae. Pero, lo cierto es que en jardinería y paisajismo muchas especies y variedades de Ophiopogon son tratados como tal, debido a su morfología, condiciones de cultivo y hábito de crecimiento.

En el caso de Ophiopogon planiscapus ‘Black Beard’, destaca por su follaje negro y preciosas flores rosas que surgen en verano. Se debe plantar en suelo bien drenado pero húmedo y situar a pleno solo o semi-sombra. Alcanza 40 cm de 60 de ancho.





Uncinia rubra ‘Everflame’

Los márgenes de color cereza iluminan las hojas de esta vistosa herbácea perenne que recuerda en diferentes aspectos a las gramíneas, y por eso se trata como tal en jardinería y paisajismo, pero que no pertenece a la familia Poaceae, sino a Cyperaceae. Resulta especialmente atractiva para iluminar los contenedores y macetas en otoño e invierno. Resiste hasta -10ºC.





Dianella revoluta ‘Coolvista’

Con follaje azul grisáceo muy atractivo, es muy adecuada para cultivar, en solitario o combinada con otras plantas, en contenedores de terraza o balcón. No es una gramínea ornamental propiamente dicho, puesto que pertenece a la familia Asphodelaceae, pero en jardinería y paisajismo se suele utilizar como tal. Tiene un crecimiento en punta, vertical y se ramifica fácilmente. Es resistente a la sequía y al calor; prefiere un suelo bien drenado y crece mejor a pleno sol. Esta variedad no es resistente a las bajas temperaturas y necesita protección para sobrevivir el invierno.




Y esto es solo una pequeña muestra. Como sucede con todas las plantas de jardín, todo es cuestión de probar y aprender de nuestra propia experiencia, pero una pequeña orientación nunca está de más.


Variedades de Carex oshimensis (serie EverColor)



PUEDE INTERESARTE

EXPLORA MÁS SOBRE ESTE TEMA