Algunas curiosidades sobre el Patio de la Acequia en la Alhambra de Granada



También conocido como el “Patio de la Ría”, el Patio de Acequia es el primero y más emblemático de los patios del Generalife en la Alhambra de Granada y responde al esquema árabe de patio cuatripartito de origen persa y de gran tradición en Andalucía.



Patio la Acequia (o “Patio de la Ría”)

Efectivamente, la estructura original del Patio de la Acequia era en forma de crucero, semejante al Patio de los Leones, lo que daba lugar a cuatro parterres achaflanados.  Pero es un patio condicionado por la disposición eminentemente longitudinal del terreno. 


Flickr


Atravesado por la Acequia Real


Pero es un patio estrecho y alargado, ya que está condicionado por la disposición eminentemente longitudinal obligada por el terreno. Además, su eje mayor se encuentra atravesado por la Acequia Real, principal arteria hidráulica del Conjunto monumental, que llevaba el agua a los huertos y posteriormente a la Alhambra.

La estructura original del Patio de la Acequia era en forma de crucero, semejante al Patio de los Leones, lo que daba lugar a cuatro parterres achaflanados.


Los surtidores cruzados


Una de las curiosidades que más me llama la atención es que los universalmente conocidos surtidores cruzados, en los que se han inspirado tantas fuentes de todo el mundo y que vimos cómo se ponían en marcha en el vídeo El Corazón de Alhambra, sobre el que hablaba hace unos meses, fueron sin embargo instalados en el siglo XIX. 


Flickr



También es cierto que, a un nivel inferior, una excavación arqueológica realizada en 1958 permitió conocer su estado primitivo, donde se han encontrado doce caños.


De intimista a Mirador


El alto carácter intimista que poseía este patio, al estar completamente cerrado, se ha perdido con las posteriores reformas que hubo que realizar tras el incendio de 1958, que motivó la mencionada excavación. Aparte de los pabellones porticados en los lados menores, existían viviendas con planta alta y baja, aunque solo en el lado oriental, que quedaron muy afectadas por ese incendio.

Al parecer, el Patio de la Acequia estaba pensado para mirar hacia el jardín interior, salvo un pequeño mirador situado en el lado occidental y en eje con la glorieta.

Todo ese lateral estaba originalmente cerrado mediante un alto muro con alero corrido que fue rebajado en época cristiana, quedando como testimonio de sus respectivos arranques en los extremos.

Ese carácter intimista del patio cambió radicalmente al de mirador, quedando abierto al paisaje, a modo de belvedere, añadiendo un estrecho corredor a todo lo largo del Patio, abierto a éste mediante aros en cuyos intradoses figuran pintados los escudos de los Reyes Católicos con el yugo, las flechas y el famoso lema “Tanto Monta” (…monta tanto, Isabel como Fernando).


El mirador central

La única abertura original del Patio de la Acequia al exterior debió de ser el mirador central, que conserva en su interior un rica decoración de yeserías de época del Sultán Isma’il I (1314-1325), parte de las cuales fueron desmontadas evidenciando que fueron superpuestas a otras de época de Muhammad III (1302-1309).


Flickr


Las ventanas del mirador


Las ventanas bajas del mirador son características de la arquitectura nazarí, es decir, que permite a quienes estén sentados en el suelo, y con el brazo apoyado en el alfeizar, poder contemplar y ver el paisaje del entorno del Palacio con las huertas, junto a la perspectiva de la colina de la Alhambra y la ciudad baja de Granada al fondo. Y digo yo, mejor dicho, me pregunto yo ¿alguien da más?


Flickr



PUEDE INTERESARTE


EXPLORA MÁS SOBRE ESTE TEMA