El nenúfar gigante Victoria 'Longwood Hybrid' florece por primera vez en el Jardín Botánico de Madrid

Flor de Victoria 'Longwood Hybrid' en el Jardín Botánico de Madrid | Foto Antonello Dellanotte / RJB-CSIC

Como quien comunica el nacimiento de su primer hijo, con esa misma ilusión, el Real Jardín Botánico anunciaba esta mañana a bombo y platillo que el nenúfar gigante Victoria ‘Longwood Hybrid’ cultivado en ese jardín, una de las plantas más emblemáticas y valoradas en los jardines botánicos de todo el mundo, florece por primera vez en el estanque oval de la Terraza de los Bonsáis.

Estanque oval de la Terraza de los Bonsáis en el RJB / Foto Antonello Dellanotte 

Foto Antonello Dellanotte

Foto Antonello Dellanotte

Tomy Escribano con la primera flor de Victoria 'Longwood Hybrid'  /  Foto Antonello Dellanotte 


Y sí, lo cierto es que ha sido casi como un parto. Llevaban varios días esperando el acontecimiento y compartiendo con sus seguidores en redes sociales el progreso de esa floración. No es para menos, al fin y al cabo, el Real Jardín Botánico (RJB) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha conseguido por vez primera, y después de varios intentos en los últimos tres años, la floración de un ejemplar de Victoria (Hibrido Longwood), una de las plantas más emblemáticas y valoradas en los jardines botánicos de todo el mundo.

Pero no es solo la espectacularidad de sus grandes hojas, que también. Este nenúfar gigante tiene como curiosidad que sus fragantes flores son nocturnas y duran solo dos noches. En la primera, la flor es femenina y en la segunda, masculina. Después se hunden en el agua para producir el fruto.

Tras su floración la pasada madrugada del miércoles al jueves, los visitantes podrán disfrutar de ella hoy y mañana viernes entre las 10:00 –horario de apertura del Jardín Botánico–, y las 11:00 horas, momento aproximado de la mañana en el que se cierra, en el estanque oval de la Terraza de los Bonsáis. Mañana viernes, cuando se cierre, lo hará definitivamente.


Victoria (Hibrido Longwood)



Victoria ‘Longwood Hybrid’ es fruto del cruce de las dos especies existentes del género Victoria. Concretamente, el cruce de V. cruziana con polen de V. amazonica. Se trata de un nenúfar tropical gigante de enormes hojas verdes y bordes rojizos elevados llenas de espinas, para defenderse de sus depredadores, y con grandes flores blancas nocturnas muy perfumadas. Esas flores tomarán tonos rosados el segundo día, cuando la flor pasa a ser masculina.

Foto Antonello Dellanotte / RJB-CSIC

Foto Antonello Dellanotte / RJB-CSIC

Foto Tomy Escribano

Tomás Escribano, especialista en estos nenúfares tropicales recuerda que el género está dedicado a la reina Victoria de Inglaterra y lo forman dos especies. “Victoria cruziana, nativa de Argentina y Paraguay, de hojas con altos bordes verdes, bastante más tolerante al frío que la otra especie, Victoria amazonica, que requiere aguas más templadas y la coloración de sus hojas es rojiza. El cruce de ambas especies produce híbridos de características intermedias y de más fácil cultivo como ‘LongWood’, obtenido por primera vez en 1998”, apunta este coleccionista y experto en su cultivo.

“Como curiosidad, las plantas de Victoria florecen durante la noche y cada flor dura dos días. Hacia las 23:00 horas las flores se abren y se cierran hacia las 11:00 del día siguiente. Pero si el día es nublado, permanecerá abierta más tiempo. Es, sin duda, un horario que restringe las visitas a una hora, puesto que el RJB abre sus puertas a las 10:00. No obstante, mientras que los nenúfares nocturnos cierran su flor, la abren los diurnos y es un espectáculo digno de admirar”, indica Escribano.

 

Cautivado por Victoria



El descubrimiento del nenúfar gigante Victoria se atribuye a Tadeo Haenke, famoso naturalista checo que, tras su participación en la Expedición alrededor del mundo de Alejandro Malaspina (1789-1794), fue enviado a Bolivia por la Corona española para explorar la flora local. Haenke quedó fascinado por su belleza cuando la contempló en 1801.

La jefa del Archivo del RJB-CSIC, Esther García Guillén, señala respecto a Haenke y su descubrimiento de Victoria, que las noticias son muy confusas y proceden de fuentes secundarias. “En la documentación del Archivo, en el fondo documental de Haenke, no constan menciones ni dibujos, y aunque algunos autores afirman que la describió, la realidad es que, si fue así, tal descripción no se conservó”.

Victoria regia (Victoria amazónica). Cromolitografía de William Sharp

Una forma de apreciar algunos detalles del proceso de floración de este nenúfar gigante lo podemos encontrar en las seis asombrosas cromolitografías realizadas en 1854 por William Sharp, una celebración a gran escala del florecimiento de Victoria amazonica, considerada una obra maestra de la cromolitografía estadounidense de ese artista. Ver: Victoria regia. Seis cromolitografías de William Sharp.


Las hojas de Victoria



Si bien es cierto que las flores de Victoria son muy atractivas, no debemos olvidar la espectacularidad y valor de sus hojas. Ya comenté en su día (ver Victoria amazonica en suelo británico: Joseph Paxton) que, Annie, la hija de Joseph Paxton, posó vestida de hada, cuando tenía 7 años, sobre una hoja de un nenúfar gigante en el estanque de Chastsworth, Inglaterra, donde había florecido por primera vez un ejemplar de Victoria fuera de su hábitat natural. Esa imagen se hizo popular, convirtiéndose en motivo fotográfico. Mientras, se dice que a Paxton le sirvió para comprender que, si esa hoja podía soportar mucho peso se debía al armazón voladizo que formaban las nervaduras de la hoja.

Foto Antonello Dellanotte

Envés de hoja de Victoria 'Longwood Hybrid' | Foto Antonello Dellanotte 

Y, como se suele decir, una cosa llevó a otra… le sirvió de modelo para construir la estructura de una bóveda con trescientos mil paneles de cristal, sostenidos por una estructura de vigas de hierro entrecruzadas, en The Crystal Palace (El Palacio de Cristal), construido para la primera Exposición Universal –Great Exhibition of the Works of Industry of all Nations– en Londres, en 1851. Inicialmente ubicado en Hyde Park, en 1954 se trasladó a una zona en el sur de Londres conocida como Upper Norwood. Allí permaneció hasta que fue destruido por un incendio en 1936.

La gran bóveda de cristal se había convertido en una maravilla de la ingeniería y sus trabajos llegaron a ser el gran triunfo del diseño y el modelo que inspiraría a los arquitectos e ingenieros victorianos. Hoy en día, todavía existen elementos de esa estructura que se utilizan en los edificios modernos.


Variedades de nenúfares tropicales 



La floración de Victoria es un acontecimiento, pero no debe hacer sombra a la de otros nenúfares del Real Jardín Botánico, ya que, desde 2018 el estanque oval de la Terraza de los Bonsáis alberga una colección de nenúfares tropicales, con especies y variedades de todos los rincones del mundo, fruto de la donación de Tomás Escribano.

Nymphaea 'Ronda Kay' | Foto Antonello Dellanotte 

Entre la colección donada este año hay que destacar algunas especies como Nymphaea gracilis, de flores altas blancas nativa de México, o Nymphaea micrantha azul nativa de África que, como curiosidad, produce hojas vivíparas, es decir en cada hoja madura al final del verano surgen unas yemas que generan nuevas plantas idénticas a la madre.

Y no sólo las flores son bonitas, híbridos de hojas atigradas de diferentes colores como “Sex Pistols”, “Tanzanite” y ”Star of Siam” ofrecen un follaje muy llamativo que se complementa con sus flores de distintos colores.

Nymphaea gracilis | Foto Tomy Escribano

Nymphaea gracilis | Foto Tomy Escribano

Nymphaea micranta Azul | Foto Tomy Escribano

Nymphaea micranta Azul | Foto Tomy Escribano

Nymphaea 'Sex Pistols' | Foto Tomy Escribano

Nymphaea 'Sex Pistols' | Foto Tomy Escribano

Nymphaea 'Tanzanite' | Foto Tomy Escribano

Nymphaea 'Tanzanite' | Foto Tomy Escribano

Ya sabes, si vives en Madrid o tienes previsto visitar la ciudad en los próximos días, ten en cuenta que las plantas acuáticas expuestas en el Jardín Botánico seguirán floreciendo hasta finales de octubre, fecha en la que Tomás Escribano deberá recolectar y proteger los tubérculos, para resembrar en invernadero en abril y plantar de nuevo en junio de 2021 en el estanque oval.

Terraza de los Bonsáis | Foto Antonello Dellanotte / RJB-CSIC


FOTOS |  ANTONELLO DELLANOTTE y TOMAS ESCRIBANO


PUEDE INTERESARTE






EXPLORA MÁS SOBRE ESTE TEMA

Entradas que pueden interesarte

Contenido patrocinado

INSTAGRAM