Arte Sella. Arte en la naturaleza o viceversa | El Blog de La Tabla

24 julio 2013

Arte Sella. Arte en la naturaleza o viceversa

A veces nos preguntamos qué es lo que persigue el hombre: dominar o contemplar la naturaleza. Quizás ambas cosas, aunque lo cierto es que reconforta más dedicar el tiempo a admirarla.  La naturaleza es en sí arte y, además, fuente de inspiración que  en ocasiones  podemos intervenir con la ayuda de la creatividad y a través de expresiones artísticas, consiguiendo llamar la atención sobre su belleza.




Bajo esas premisas, en 1986 tres amantes del arte -Enrico Ferrari, Emanuele Montibeller Strobele y Charlotte- se embarcaron en un proyecto artístico de Land Art,  ubicado en los prados y bosques de Bal di Sella, en la provincia de Trento, Italia.  Arte Sella nació con la pretensión de convertirse en un museo de arte contemporáneo al aire libre. Desde entonces y bajo la dirección de diferentes asociados, en ese espacio se han celebrado exposiciones y otros eventos culturales y artísticos que expresan la relación con la naturaleza basada en el respeto.

Son obras por lo general en tres dimensiones, obtenidas a base de materiales como piedras, hojas, ramas y troncos.  El visitante puede disfrutar también de los diferentes tipos de bosque o árboles monumentales que rodean a cada obra. Cuando la exposición completa su ciclo y se cierra, la obra permanece en el mismo lugar y se va  apagando, convirtiéndose en otra parte del ciclo de vida de la naturaleza.




Llama especialmente la atención la catedral vegetal (La Cattedrale Vegetale)  que se construyó en 2001, obra de Giuliano Mauri (1938-2009) que tuvo que finalizar su hijo y cuyo proyecto podéis ver aquí


Fue construida con más de tres mil ramas entrelazadas creando la forma de una catedral de tres naves, con ochenta columnas de 12 metros de altura en 1220 metros cuadrados de superficie. Dentro de cada columna se colocó una planta de carpes  con la intención de que, una vez creciera, tomase la forma de la estructura que estaba destinada a pudrirse y desaparecer.  Entre los numerosos artistas que han pasado por este ‘camino’ llamado Artenatura, destacan las instalaciones de Cornelia Conrads y sus ‘Bosques Apilados’.


Hoy en día la exposición de las obras está acompañada de conciertos, teatro, cursos y otros actos que dan vida a este museo al aire libre. Os dejo el enlace a su web aquí y unas fotos que nos ayudarán a imaginar ese espacio de arte lleno de naturaleza o viceversa.













































Arte Sella un museo all'aperto
 from Kottom Films on Vimeo.





ARTH





TAL VEZ TE INTERESE

► Olga Ziemska. Quietud en movimiento 

► Cornelia Konrads: El espacio público en movimiento

► Stuart Frost: diseñando árboles

► Wake: El camino púrpura de Michael McGillis

 Las Esferas de Rachel Carter




CONTENIDO RELACIONADO