La flor de la alcaparra | El Blog de La Tabla

09 julio 2014

La flor de la alcaparra



Es para hacerle la ola, una y otra vez. La belleza de la flor de la alcaparra no puede dejar indiferente a nadie. 

Tengo que volver y hacerle fotos ahora que estará en flor, pensé.  Y lo estaba…  en flor y custodiada. No tuve la suerte de la otra vez, porque no coincidí con el propietario, pero el perro sí me recibió, atado y ladrando.  Le hablé con el mismo tono que utilizo con los míos (tranquilo chiquitín que ya me voy, le decía) y parece que funcionó.


Y ahí  está de nuevo y en todo su esplendor la alcaparra -Capparis Spinosa subsp. rupestris (Sm.)- Nyman, la misma que mostraba en esta entrada el otoño pasado y la misma que vi casi muerta durante el invierno. Brotó de nuevo, como todas las primaveras,  y sus ramas postradas a ras de suelo, esta vez están cuajadas de capullos (alcaparras)  y flores, bellísimas, que nacen en la intersección de la hoja con el tallo (axilares). Con flamantes pétalos blancos o rosáceos y estambres de color violeta, largos, muy largos, y muchos, para asegurar la polinización en condiciones desfavorables.  Ya vendrán después los frutos (alcaparrones) para preparar con vinagre y sal.

Otra planta para tener en cuenta en jardines de clima mediterráneo sin especies exóticas invasoras, esta vez bien pegadita al muro y al sol ¡claro!






















Familia: Capparaceae
Género: Capparis












CONTENIDO RELACIONADO