Jardines comunitarios: Vlinderhof. Octubre 2015 | El Blog de La Tabla

03 octubre 2015

Jardines comunitarios: Vlinderhof. Octubre 2015



Si vives en una ciudad o si lo has hecho por un largo periodo, sabes lo importante que es tener cerca un jardín comunitario que invite a pasear por él y a jugar. El bus te puede llevar a otros jardines, algunos históricos, que también fascinan, pero el día a día es lo que al final deja huella.

El jardín comunitario se puede concebir de mil maneras, pero la mejor es la que hace referencia a una inversión en un jardín proyectado en el futuro, y el futuro es un año detrás de otro, con sus cuatro estaciones. También es cierto que un jardín comunitario no se construye si no hay voluntad por parte de esa comunidad. Si la Administración falla, la comunidad actúa y, con ello, da una lección ejemplar, cuyas consecuencias suelen tener forma de voto.



Vlinderhof –Maxima Park-

¿Cuatro estaciones? ¿Hablamos de Piet Oudolf de nuevo? En cierto modo sí, pero en realidad lo que hoy voy a compartir tiene nombre de jardín y de ilusión: Vlinderhof,  un jardín comunitario, diseñado por Piet Oudolf, que se creó dentro de un parque –Maxima Park-, diseñado por el arquitecto paisajista Adriaan Geuze, en la ciudad holandesa de Utrecht. Dentro de ese parque, Vlinderhof se crea a partir de la iniciativa de los residentes del barrio y a través de la asociación “Amigos de Maxima Park”. 

Son 5.000 metros cuadrados, donde Piet Oudolf utilizó en su diseño 97 variedades diferentes de plantas que, en su mayoría, atraen mariposas y otros insectos beneficiosos para el jardín. De hecho, el nombre de este jardín, Vlinderhof, se traduce como jardín de mariposas.

Piet Oudolf diseñó el contorno, a base de setos, en 2013. Entre el mes de marzo y abril de 2014  se plantaron vivaces, arbustos y árboles y en mayo de 2014 el jardín se inauguraba. Desde entonces, la asociación se ha encargado de su mantenimiento y cuidado, con el apoyo de residentes, voluntarios y patrocinadores.

Ahora, en octubre de 2015 y según las fotos que compartían hace un día, el jardín brilla con la luz de este otoño recién estrenado. No en vano, los jardines de Piet Oudolf guiñan siempre el ojo al otoño.  

Querer es poder, no cabe duda. Queremos jardines comunitarios así de bellos en todas las ciudades y haremos todo lo posible por conseguirlos. Mientras tanto, si no vamos, miramos ¿Vamos?





Fotos Vlinderhof y estos son sus enlaces en Facebook y Twitter.












CONTENIDO RELACIONADO