Pazos gallegos: Pazo de San Lorenzo de Trasouto | El Blog de La Tabla

10 octubre 2015

Pazos gallegos: Pazo de San Lorenzo de Trasouto



Simbolismo en el claustro del Monasterio de San Lorenzo de Trasouto, representado con setos de boj esculpidos que integran una espectacular arquitectura vegetal.




Pazo-Monasterio de San Lorenzo de Trasouto

Volvemos a visitar uno de los pazos gallegos y esta vez tenemos que viajar hasta la capital de la comunidad autónoma de Galicia y etapa final del Camino de Santiago, Santiago de Compostela. Además, estaremos muy cerca de la zona monumental. Allí se encuentra el Pazo-Monasterio de San Lorenzo de Trasouto -propiedad de la duquesa de Soma y Medina de las Torres- particularmente conocido porque posee una de las obras más importantes de la jardinería geométrica española y, además, un buen ejemplo del uso de la jardinería como imitación de la naturaleza, cargada de simbolismo e intentando retenerla dentro de un espacio acotado.


El claustro y su jardín geométrico

El pazo fue construido en 1216 en una finca amurallada de 50.000 metros cuadrados, que incluye un bosque y jardines donde se puede disfrutrar de camelias y mangnolias, entre un centenar de especies de árboles y plantas de jardín. Todo el conjunto está declarado Bien de Interés Artístico y Cultural, pero su rasgo característico se encuentra dentro del maravilloso claustro, donde los sólidos setos de boj de cuatro siglos de antigüedad fueron tallados, esculpiendo formas de la fe cristiana que aún permanecen. No falta el dibujo que simboliza la parrilla donde fue quemado San Lorenzo. Tampoco falta la cruz de Calatrava y, cómo no, el símbolo religioso del que no suele prescindir ningún peregrino, la concha de vieira, aunque se supone que su origen no es tanto religioso como práctico, ya que permitía a los peregrinos recoger agua de arroyos y ríos. Por cierto, muy práctico también en las cantatas posteriores a las comilonas en fiestas y romerías: un instrumento de percusión fantástico. 

Pero volvamos a los símbolos religiosos. Es posible que algunos de eso dibujos se hayan perdido con el tiempo, aun así, la dirección del pazo facilita una descripción del boj donde se localizan esos símbolos.

El Topiarius

¿Cada cuanto tiempo se recorta este jardín geométrico? Dos días a la semana y ¿quién lo hace? Un jardinero que, en este caso, podríamos llamar el topiarius, nombre que se daba en la Antigua Roma a los jardineros dedicados a esculpir arbustos de hoja perenne para formar elementos arquitectónicos, figuras o letras (jardinero-paisajista ornamental). Un arte, el de la topiaria, que ha ido evolucionando y tomando formas más redondeadas; desde los jardines del Renacimiento italiano y los de Versalles en Francia (1662), a los victorianos en la Inglaterra del siglo XIX. Pero todos tienen un denominador común, necesitan el paso del tiempo y muchas intervenciones con las tijeras de podar para lograr que la planta adquiera la forma deseada. Arte y paciencia.









Imágenes e Información: Pazo de San Lorenzo y libro “Jardines Mágicos de España” (Eduardo Mencos)

Los pazos gallegos (I)


Parque botánico del Pazo de Rubianes. Reto para los sentidos.









CONTENIDO RELACIONADO