Troy Scott Smith: devolver el espíritu romántico a los jardines de Sissinghurst

Cottage Garden, Sissighurst Castle | National Trust


Los jardines de Sissinghurst Castle son algo más que belleza.  Están eternamente ligados a la autora y poeta Vita Sackville-West, que los impregno de su propio estilo artístico y de gran romanticismo.

En 2012, a pesar su popularidad, el jardín de Sissinghurst comenzaba a perder fuerza en términos de visitas. Se hacía evidente que era necesario un giro para devolver a esos jardines su esencia. En 2013, Troy Scott Smith fue contratado como jardinero principal, con el objeto de devolver a esos jardines los ideales de su antigua propietaria, Vita Sackville-West.


Troy Scott Smith, jardinero principal en Sissinghurst Castle. Foto Ruggero (Billionare)


Antes de que Scott Smith asumiera el cargo, había cierta controversia en torno al diseño del jardín de Sissinghurst. Algunos críticos opinaban que los jardines habían perdido el encanto desenvuelto que le caracterizaba, el alma, el romanticismo. Es posible que Scott Smith tenga ahora, con ese nuevo objetivo, uno de los trabajos más bellos de Gran Bretaña, pero también un importante desafío.


National Trust

Vita Sackville-West y su marido Harold Nicolson descubrieron y transformaron el Castillo de Sissinghurst en 1930, convirtiendo sus jardines en los más importantes de Inglaterra. Distinguida crítica, biógrafa, poeta y novelista, para Vita Sackville-West las plantas eran tan reales como las personas, con rasgos atractivos y, también, rasgos poco atractivos. Opinaba que, del mismo modo que todo su jardín se engrandecía con rosas, su espíritu lo hacía con la rima. “My garden all is overblown with roses, / My spirit all is overblown with rhyme” escribió en un poema publicado en 1921.

Esos aspectos son los que animaron a Troy Scott Smith a investigar. En el libro Head Gardeners de Ambra Edwards -un libro que explora las vidas, visiones y logros de 14 jardineros principales-  la autora comenta que cuando Troy Scott Smith fue contratado para trabajar en los jardines de Sissinghurst, él sabía que tenía ante sí un verdadero reto. Pero creo que hizo bien los deberes, porque pasó semanas leyendo los escritos de Vita y hablando con su familia, para llegar a entenderla lo más profundamente posible.


Ruggero (Billionare)


Supongo que no es casualidad que haya sido Scott Smith, un jardinero al que le gusta escribir poesía, quien haya tenido que devolver el romance a Sissinghurst. Es, además, el primer hombre contratado, tras una sucesión de mujeres jardineras que habían trabajado antes en el jardín. 

Como era de esperar, no todo el mundo está de acuerdo con el punto de vista de Scott Smith, quien dice de los jardines de Sissinghurst que "Deberían sentirse cálidos, acogedores y nutridos, todas esas cosas que te gustaría experimentar en una historia de amor". 


Ruggero (Billionare)

En 2015 recuperó la pradera de Vita. Precisamente fue en uno de los libros de poemas de Vita, The Garden, donde encontró algunas de las claves que ayudó a los jardineros a recuperar esa pradera tal y como la había diseñado Vita: había que olvidarse del cortacésped y volver a utilizar la guadaña.

Entre los nuevos proyectos, tiene un importante programa para reintroducir las queridas rosas antiguas de Vita, ya que de las 194 variedades que crecieron antes de 1953, quedan menos de 100. También quiere que el huerto tome forma.



Publicidad


El Jardín de Phlox no estuvo accesible a los visitantes durante décadas, porque una rejilla de metal en el Jardín Blanco había creado un callejón sin salida. La rejilla en cuestión se ha eliminado y se restablecieron los accesos, con lo que fue posible abrir al público el Jardín de Phlox el pasado mes de septiembre.

Uno de los proyectos pendientes de abordar se refiere al Jardín de Blanco, el punto fuerte de ese jardín, que en realidad se creó en 1931 como un jardín de rosas, pero se replantó posteriormente, en 1950, para convertirlo en el Jardín Blanco que es hoy en día, donde todas las especies fueron seleccionadas para que ofrezcan una sucesión de flores en tonos blancos. Como decía, hay cambios pendientes en ese jardín que, probablemente llegue a rehacerse entero.

Scott Smith vive con su familia en una cabaña dentro de los terrenos de Sissinghurst y su vida está tan profundamente entrelazada con el jardín que su estado de ánimo cambia al tiempo que lo hace el jardín. Parece que el jardín está en buenas manos.


Ruggero (Billionare)

National Trust

National Trust

National Trust

The Lime Walk | National Trust


PUEDE INTERESARTE


EXPLORA MÁS SOBRE ESTE TEMA