Siempre a tus pies: Trifolium repens (trébol blanco o trébol rastrero)


flor de Trifolium repens, el trebol blanco o rastrero que se utiliza en el jardín para sustituir al césped



El género Trifolium lo integran 289 especies aceptadas de la familia Fabaceae. Son plantas anuales erectas o rastreras, bienales y herbáceas perennes con hojas de trébol y pequeñas flores parecidas a guisantes, generalmente en racimos o picos cortos.

El trébol blanco o trébol rastrero (Trifolum repens) es una planta perenne rastrera, con tallos postrados (hasta 60 cm) que pueden enraizar en los nudos. Entre mayo y octubre, presenta sobre tallos largos cabezas redondeadas de flores de color blanco cremoso, a veces con un toque de rosa pálido que se desvanece a marrón. Las hojas son trifoliadas, salvo que seas afortunado y la encuentres con 4 hojas. Las hojas tienen puntas redondeadas y a menudo tienen una marca blanca.



La especie es originaria de Europa y está presente en toda la Península Ibérica. Se encuentra en campos de cultivo, bordes de camino, lugares alterados, fuentes Está considerada como la leguminosa pratense perenne más cultivada en el planeta. Campos de cultivo, Bordes de caminos, lugares alterados y lugares húmedos no salinos (ramblas, charcas, torrentes, canales, fuentes y acequias).

Dependiendo del tamaño de la hoja se distinguen tréboles blancos de hoja pequeña o enanos empleados para pastoreo de ovino y en jardinería, tréboles de hoja intermedia y tréboles de hoja grande o ladinos, más productivos y utilizados para siega o para pastoreo de ganado vacuno. 

Las praderas de césped a base de gramíneas son cada vez más costosas de mantener y el gasto de agua las hace poco ecológicas, por lo que cada vez es más habitual sustituirlas por otras herbáceas perennes, entre ellas, el trébol blanco es probablemente una de las plantas más utilizadas para sustituir al césped y formar amplias praderas verdes. 

Las semillas de trébol blanco se puede sembrar directamente en campo abierto a partir de abril. Le gusta propagarse a través de sus estolones de enraizamiento rápido, un rasgo que también le ha valido la reputación de ser una maleza persistente en jardines ornamentales, algo que, por otro lado, es una ventaja cuando queremos lograr rápidamente una pradera verde. 







Entradas que pueden interesarte

Contenido patrocinado