Los jardines conquistan las nuevas sedes corporativas

Cubierta ajardinada en la sede de Facebook en Palo Alto, California. Wikipedia


Luz solar, plantas, espacios comunes para que los empleados descansen o almuercen. El interior de las oficinas está cada vez más humanizado, pero había que dar un paso más y algunas empresas lo hacen con zancada larga hasta el exterior de los edificios. Ahora, los jardines corporativos se diseñan también para uso y disfrute de los trabajadores.


Los beneficios de las plantas para reducir el estrés es algo ya conocido y demostrado. Se ha hablado largo y tendido sobre el tema, que viene de lejos, porque desde hace décadas algunas populares plantas de interior ha alegrado la vista (y el día) a más de un trabajador.





Llegaron también los jardines verticales al entorno laboral, en algunos casos espectaculares paredes que parecían querer traer la selva a los espacios cada vez más amplios y diáfanos de algunas oficinas.

Pero algunas empresas fueron avanzando hacia el exterior. Con el tiempo se entendió que los edificios eran el primer contacto con la empresa y tenían que representar los valores de esa entidad y el terreno que los rodeaba debía estar en consonancia. 


Sede de Mein Garten, Suroeste de Hanoi, Vietnam. Fotos Inhabitat- Xuan Son



Beneficios de la naturaleza en el entorno laboral

Comenzaban a crearse pequeños jardines con zona de césped, macetas grandes, jardineras y plantas. Diseños de jardín que armonizaban con la arquitectura del edificio, en un intento de representar los valores de esa empresa. Pero no dejaba de ser un elemento corporativo, donde los recursos humanos no parecían entrar en juego.

Llegó el momento de entender que ya no era cuestión de colocar una o varias plantas, sino de acercar los beneficios de la naturaleza al entorno laboral. En 2014 hablé de la creciente tendencia en la ciudad de Chicago a realizar reuniones mientras se paseaba por el parque más cercano a la empresa (ver aquí).

Pero no se trata solo de “salir al parque”. Además, las sedes corporativas comenzaron a trasladarse y las oficinas eran ya un “un lugar a las afueras” de las grandes ciudades. Este hecho se tradujo en más terreno y capacidad de crear amplias zonas verdes, que servirían para humanizar esas nuevas sedes donde los trabajadores inicialmente podían sentirse aislados.


Jardines Campus Repsol, sede corporativa de Repsol en Madrid


Un parque desde la ventana del despacho

A partir de ese momento ya no se persigue construir un jardín que sirva simplemente para que los trabajadores bajen a fumar, sino que se pretende llevar arbolado y zonas verdes al entorno del edificio, de tal modo que hagan pensar a quienes lo ocupan que están rodeados de un parque e, incluso, cerca de un bosque. Un lugar donde los trabajadores también pueden almorzar al aire libre y, por supuesto, un punto de encuentro para realizar reuniones de trabajo y eventos. 

No es un concepto nuevo, al menos yo he mencionado aquí el ejemplo de los jardines de Kilver Klout en Somerset, Reino Unido. Conocidos como Babycham gardens, en 1900 fueron unos jardines construidos para uso y disfrute de los trabajadores de una fábrica, con el propósito de crear un entorno agradable para ellos e, incluso, hubo asignaciones para que pudieran cultivar sus propios alimentos (ver más en este enlace).


Un jardín a la medida de cada circunstancia

Pero volviendo al siglo XXI, los ejemplos que más llaman la atención hoy en día hacen referencia a complejos empresariales (Amazon, Google, Facebook, Santander, etc.) lo que no significa que la idea no pueda ser trasladable a cualquier otra empresa. En este punto entra en juego el trabajo de los paisajistas, quienes tienen la capacidad de crear proyectos que se adapten a diferentes exigencias y recursos sin renunciar al objetivo. 

Cada caso presenta una medida y los ejemplos de espectaculares jardines y parques en sedes de grandes corporaciones no deben abrumarnos. Todo lo contrario, tienen que convertirse en un reclamo que nos haga ver que hay un jardín esperando a la puerta de cualquier empresa o institución. Un jardín a la medida de cada circunstancia.


 Cummins Engine Corporation, Columbus, Indiana (1985)


Diseño sede de Amazon en Seattle, Washington


Diseño de Google Campus, Charleston East (California)


Diseño nueva sede de Apple en Cupertino, California


Sede de Facebook en Menlo Park, Palo Alto (California) Foto Financial Post


Diseño Xinhee Design Center, Xiamen, China


Ciudad financiera del Santander  en Boadilla del Monte, Madrid. Luis Vallejo 2007-2011 Foto Roche Dinkeloo


Campus Palmas Altas, sede de Abengoa, en calle Energía Solar (2011) en Sevilla, España.

EXPLORA MÁS SOBRE ESTE TEMA