Arte floral con Electric Daisy Flower Farm en Instagram



Nubes y olas florales o colchones de flores. Flores frescas que a veces aparecen también impresas en libros o catálogos. Composiciones vibrantes y creativas son la causa de que Fiona Haser Bizony y su equipo se puedan incluir entre los más fascinantes diseñadores florales del mundo.




Fiona Haser Bizony es la fundadora de Electric Daisy Flower Farm, la granja donde canaliza su proceso creativo a través de las flores cultivadas orgánicamente. No oculta su satisfacción, de hecho, confiesa que ella y su equipo se enorgullecen de sus cosechas, obtenidas utilizando prácticas de jardinería sostenibles y completamente libres de productos químicos, lo que permite la presencia de una increíble biodiversidad de insectos polinizadores en su granja de flores.

La granja se encuentra cerca de Bath, en el condado de Somerset (Sudoeste de Inglaterra). Todo comenzó en 2015, después de casi un año viajando por Reino Unido en busca del terreno perfecto. En ese épico viaje visitaron lugares inspiradores que incluyeron los jardines de Great Dixter, Sissinghurst y Beth Chatto, entre otros. En marzo de 2015, finalmente encontró una pequeña parcela dentro del jardín amurallado de un avicultor local y allí puso la bandera de su nueva granja de flores.





Entre sus trabajos de diseño floral, hace dos años mostré una instalación que montó en la feria de plantas de primavera celebrada por la Royal Horticultural Society en Londres en 2017 (RHS Early Spring Plant Fair 2017). En esa ocasión, Fiona creó un corazón anatómico de 3 x 3 metros,  para festejar el día de San Valentín. La estructura gigante se había construido mediante técnicas de cestería, utilizando ramas de sauce y cornejo. Para simular las gotas de sangre que rodeaban el corazón, se crearon 600 kokedamas con plantas de Cyclamen cultivados en Reino Unido (ver aquí).

Pero, lógicamente, son numerosas y muy diversas las instalaciones y arreglos florales que han creado para todo tipo de eventos, aunque tengo que reconocer que mi debilidad son las presentaciones que hacen de su trabajo, que se han convertido en su imagen corporativa. Son montajes llenos de magia y creatividad, que persiguen llamar la atención sobre la importancia de obtener lo mejor de las flores, porque, aunque son ellas las que aportan la belleza, también es cierto que la mano creativa hace posible el resto.




Supongo que su cuenta de Instagram no es un misterio por resolver, pero nunca está de más comentarlo, por si alguna persona que no haya oído hablar de Fiona Haser y su equipo, siente alguna curiosidad en seguir sus pasos a través de la cuenta de Electric Daisy Flower Farm en Instagram (@electricdaisyflowerfarm).








PUEDE INTERESARTE

EXPLORA MÁS SOBRE ESTE TEMA