Chelsea in Bloom 2019, Londres bajo el mar



Podemos ir de compras o simplemente pegar la nariz en el escaparate, porque no es necesario entrar en ningún establecimiento para disfrutar de las llamativas instalaciones florales que estos días decoran la entrada de algunos locales comerciales del barrio londinense de Chelsea. Me refiero a Chelsea in Bloom, un evento que nació al amparo de Chelsea Flower Show.





Publicidad

En Chelsea in Bloom cada año se crean instalaciones y diseños a base de flores frescas que decoran entradas y escaparates, con el propósito de llamar la atención y aprovechar la afluencia del público que acude estos días al prestigioso festival de flores y jardines en ese mismo barrio londinense (Chelsea Flower Show).


Este evento, organizado por la firma Cadogan en asociación con la Royal Horticultural Society (RHS), este año vuelve a transformar las calles del barrio de Chelsea con llamativas instalaciones florales. He mostrado el aspecto de este espectáculo de arte floral en otras ediciones, podéis verlo en este enlace, pero hoy nos ocuparemos de lo que se está viendo desde el lunes pasado y que podrá disfrutarse hasta próximo 25 de mayo.


Chelsea in Bloom “Under the Sea”


Cada año se establece un tema sobre el que versan los diferentes diseños. En la presente edición, el tema es “Under the Sea”  (bajo el mar), un homenaje al maravilloso e inspirador mundo submarino y una llamada de atención a la necesidad de conservar y proteger nuestros océanos, un tema del que cada día conocemos más detalles alarmantes, y un problema que debemos afrontar para buscar soluciones que frenen esa espiral de destrucción.




En esta ocasión, Chelsea in Bloom se ha organizado en asociación con la organización benéfica Plastic Oceans UK, cuyo objetivo es detener, dentro de una generación, la contaminación de plástico que llega a los océanos, provocando que cada año mueran más de un millón de aves y más de 100.000 mamíferos marinos.

Unas 80 tiendas, restaurantes y hoteles están participando en el evento de este año, que abarca Sloane Street, Pavilion Road, Duke of York Square y, por primera vez, tiendas en King's Road, para celebrar su relanzamiento en 2019.

El punto de información para iniciar el recorrido está en Sloane Square, donde también hay un bar emergente. Allí, la organización Plastic Oceans UK ha instalado un punto de donación, con una instalación interactiva para recaudar fondos y crear conciencia.

El los diseños, los artistas florales no solo se han preocupado de representar con audacia el concepto en el que se base el tema de este año, sino que, además, en muchos casos se se ha puesto en práctica aquello que se predica, utilizando materiales naturales e, incluso, incorporando algunos objetos reciclados.



Una de mis favoritas suele ser la entrada de Club Monaco. Este año es una instalación híbrida que combina escultura, pintura y florística, donde las flores recién cortadas y plantas frescas crean arreglos de coral a lo largo de las formaciones rocosas de los fondos marinos cubiertos de tela.

En la floristería Grace & Thorn, se aferra junto a la ventana una preciosa estrella de mar construida con una hermosa mezcla de flores secas, semillas, hierbas y hojas de palmera. 


La florista Mary Jane Vaughan ha creado un arco floral de coloridos corales alrededor de la entrada a Gallery Mess. Todo el material utilizado es 100% natural. La estructura está hecha con ramas a la deriva que sostienen plantas suculentas y musgo como base y flores naturales que aportan color. 


En Pavilion Road hay una instalación floral gigante de 4 metros de altura que representa una orca y se ha creado a base de hojas tropicales, delfinios, hortensias y gypsophila espumosa. Mientras tanto, en la Plaza del Duque de York, los floristas 'Maison de Fleurs' han creado una tortuga gigante compuesta de una mezcla de especies vegetales, que incluyen diferentes plantas suculentas, musgo y flores de colores brillantes.

En la entrada del hotel de lujo 11 Cadogan Gardens nos espera el trono de Neptuno y una alfombra de corales y tesoros creados con plantas inusuales. Un diseño creado por Larry Walshe, que también ha realizado otras instalaciones en esta edición de Chelsea in Bloom, entre ellas el simpático y lujoso pez con ojos y labios sumamente atractivos para fomentar la interacción humana.






En Poetry, Rob Van Helden y su equipo han creado una interesante exhibición de caballitos de mar bajo el agua, creando una paleta de tonos dorados, verdes profundos y turquesa vibrante.

No cabe duda de que Chelsea in Bloom es un espectáculo floral, un fiesta que este año ha tenido como invitados a muchos pulpos, medusas, piratas, alguna que otra sirena (me ha parecido ver) y otros bichos marinos, pero también flores, frescas o preservadas, y, como siempre, mucha creatividad. 

Al final de la semana, las flores y plantas utilizadas en este evento se reutilizarán, cuando sea posible, entregándolas a Floral Angels, una organización sin ánimo de lucro, que reciclan las flores donadas de bodas, eventos, floristas y minoristas para reajustarlas en arreglos florales que después se entregan a personas necesitadas dentro de su comunidad.

Quienes estén estos días por Londres deben recordar que el sábado es el último día. Pero si no tenemos esa oportunidad, no pasa nada, las fotos que comparto están todos los días disponibles. Y ahora, sí, vamos a ver qué “venden” estos días en las calles de Chelsea.

















fotos 


PUEDE INTERESARTE

EXPLORA MÁS SOBRE ESTE TEMA