Aberglasney, un jardín perdido en el tiempo y bellamente restaurado

Ninfarium en Aberglasney Gardens | Foto © RHS / Tim Sandall


Ubicado en el valle Tywi de Carmarthenshire, Aberglasney está considerado como uno de los mejores jardines de Gales. Un "jardín perdido en el tiempo", un sobreviviente único de una era temprana del diseño de jardines.

En el corazón de este sitio histórico, destaca el jardín de claustro isabelino (Cloister Garden) totalmente restaurado, el único ejemplo que sobrevive en el Reino Unido hoy, y que comparte la estrecha relación entre las plantas y los viejos muros de piedra con otro espacio, el Ninfarium, un fascinante jardín interior.

Los jardines de Aberglasney se hiceron famosos por las series de televisión de la BBC “A Garden Lost in Time” en las que se seguía todo el proceso de su restauración. Los jardines ocupan 4 hectáreas y rodean una casa histórica del siglo XVII, cuya planta baja fue restaurada en 2013.


Tulipanes y Camassia en el Upper Walled Garden de Aberglasney | Foto © Nigel McCall

Aberglasney Gardens, claustro y mansión | Foto © Nigel McCall


El visitante encontrará en diferentes áreas más de 20 estilos de jardines, desde los formales, hasta los exóticos, pasando por bosques naturales y prados.


Un poco de historia

Se sabe que en 1480 Aberglasney tenía 'nueve jardines verdes', pero no sobreviven detalles sobre ellos. También es conocido que en esa época fue una fuente de inspiración para los poetas.

La construcción de la casa y el jardín, incluido un claustro de uso desconocido, comenzó a mediados del siglo XVII por el obispo Anthony Rudd de St. David's y era una de las casas más grandes de Carmarthenshire, en el oeste de Gales. Los trabajos continuaron hasta el siglo XVIII bajo diferentes propietarios. En el siglo XIX las dificultades financieras situaron a la propiedad en una espiral descendente.

El declive de Aberglasney continuó hasta el siglo XX. Después de la Segunda Guerra Mundial, David Charles, un abogado de Carmarthen, compró la propiedad, pero la casa permaneció desocupada. La humedad y la descomposición se asentaron, mientras que los jardines y terrenos desatendidos se fueron ahogando bajo una jungla de árboles, arbustos, hiedras y malezas. Todo hacía presagiar que habían llegado los últimos días de Aberglasney.


Aberglasney Gardens, claustros | Foto © Nigel McCall


En la década de 1980, se formó un fideicomiso con el fin de restaurar la casa y el jardín. Gracias al apoyo financiero del filántropo estadounidense Frank Cabot, la Aberglasney Restoration Trust pudo comprar la propiedad e iniciar su restauración, que inicialmente se centró en los jardines. En 1999, Aberglasney abrió al público.


Claustro isabelino, Ninfarium y jardines

En el claustro isabelino se diseñó un parterre del renacimiento tardío con caminos y esculturas. El Ninfarium está inspirado en los jardines de Ninfa a las afueras de Roma (ver vídeo en este enlace). Se completó en 2005 y es esencialmente un invernadero construido en las zonas antiguas de la propia Casa Aberglasney, con paredes de piedra restauradas y puertas enmarcadas de madera, rematadas por techos de vidrio que proporcionan luz y calor a una variedad de plantas subtropicales y exóticas. El resultado es una maravillosa combinación de espacio interior y exterior.


Ninfarium | Foto © RHS / Tim Sandall


En Aberglasney existen tres jardines amurallados -uno de ellos, el superior que hay junto al claustro (Upper Walled Garden), fue diseñado por Penelope Hobhouse-, además de un jardín asiático con plantas de China, Japón, Tibet y Nepal; un jardín arbolado; un jardín alpino; un jardín de rosas y un jardín hundido, entre otros. En el siguiente vídeo nos ofrecen un pequeño recorrido por los diferentes espacios.




La idea fue desarrollar en Aberglasney un jardín para todas las estaciones. El final del invierno trae alfombras de campanillas, crocos y muchos otros bulbos de floración de finales de invierno, acompañados de extensas colecciones y exhibiciones de ciclámenes, eléboros y hamamelis.

La primavera son las magnolias y los tulipanes los que embellecen el jardín, así como las grandes derivas de narcisos, la flor nacional de Gales, con más de 450 variedades que proporcionan flores de noviembre a junio.


Bordura en el Pool Garden de Aberglasney | Foto © Joseph Atkin


A mediados y finales de la primavera brilla la colección de iris, la colección de castaño de indias y grandes cantidades de Camassia y Allium en sucesión. A mediados del verano, son las rosas, así como las plantas vivaces y anuales, las que ocupan espacio en muchos de esos jardines.

Os dejo con algunas imágenes más de los jardines de Aberglasney. Yo, mientras tanto, me quedo un rato más merodeando por el Ninfarium, uno de los espacios más sugestivos de ese jardín, además del claustro.


Upper Walled Garden, Aberglasney | Foto © Nigel McCall

Upper Walled Garden en Aberglasney | Foto © RHS / Tim Sandall

The Jubilee Woodland Garden en Aberglasney | Foto © Nigel McCall

Borduras mixtas en el Upper Walled Garden de Aberglasney | Foto © RHS / Tim Sandall

Borduras mixtas en el Upper Walled Garden de Aberglasney | Foto © RHS / Tim Sandall

Bishop Rudd's Walk en Aberglasney | Foto © RHS / Tim Sandall

Ninfarium | Foto © RHS / Tim Sandall

Ninfarium | Foto © Joseph Atkin

Ninfarium | Foto © RHS / Tim Sandall
Ninfarium | Foto © RHS / Tim Sandall
Ninfarium | Foto © RHS / Tim Sandall
Ninfarium | Foto © RHS / Tim Sandall

Ninfarium | Foto © Joseph Atkin

Upper Walled Garden en Aberglasney | Foto © RHS / Tim Sandall

Tulipa Hermitage, Coluer cardinal, Showcase, Orange Princess, Rhapsody of smiles y Queen of the Night con nomeolvides oscuros (Myosotis)| Foto © Joseph Atkin

Aberglasney Gardens, claustros | Foto © RHS / Tim Sandall





PUEDE INTERESARTE

EXPLORA MÁS SOBRE ESTE TEMA