Cool Garden en Rosemoor, ideas inspiradoras para un jardín fresco y relajante

Foto © RHS / Jason Ingram


Rosemoor celebra en 2020 su trigésimo año como jardín de la Real Sociedad de Horticultura británica (RHS), lo que coincide con un nuevo diseño de jardín que está cobrando vida este verano. Me refiero al llamado Cool Garden, un jardín centrado en el uso del agua y que utiliza un esquema de plantación en tonos fríos y pastel.

Hoy visitamos nuevamente Rosemoor, el jardín de la RHS en Devon, condado situado en el suroeste de Inglaterra, y lo hacemos para conocer un espacio fresco y relajante recientemente inaugurado, que se convierte en fuente de ideas inspiradoras para los propios jardines de los visitantes.



El agua 



Antiguamente conocido como Spiral Garden –plantado en 1992 y diseñado por Tom Stuart-Smith el nuevo Cool Garden ha sido rediseñado por Jo Thompson, diseñadora de jardines británica y multigalardonada en Chelsea Flower Show. La propuesta partió de Jon Webster curador de RHS Garden Rosemoor– y su equipo, y el propósito era dar una nueva imagen a ese espacio de Rosemoor que complementara el recientemente rediseñado Hot Garden adyacente.


Foto © RHS / Jason Ingram

Foto © RHS


El Cool Garden comenzó a construirse en agosto de 2018 y se inauguró en julio de 2019. El jardín proporciona un ejemplo inspirador de cómo un paisaje diseñado puede ayudar a lidiar con fuertes lluvias e inundaciones repentinas, algo que sucede frecuentemente en Devon y un desafío creciente en otras partes del Reino Unido debido al cambio climático.

El sitio se encuentra al pie de una pendiente, en un espacio muy húmedo y propenso a inundaciones, lo que se convirtió en la principal inspiración de Jo Thompson para su diseño. Aprovechó la abundancia de agua canalizándola a una zona concreta del lugar para crear un jardín pantanoso, convirtiendo el problema potencial en un punto focal.


Foto © RHS / Jason Ingram

Foto © RHS / Jason Ingram

Foto © RHS / Jason Ingram

Foto © RHS / Jason Ingram

Foto © RHS / Jason Ingram


Y así fue. Da la impresión de que hay un flujo directo de cinco cuchillas de agua colocadas en una pared baja de piedra seca en la parte superior del jardín, que alimentan los riachuelos curvos y poco profundos que luego se enconden bajo tierra antes de emerger en el gran estanque que hay en el punto más bajo del jardín. De este modo, el agua fluye desde la parte alta hasta la zona más pantanosa como lo haría en un paisaje natural.

Los senderos en la zona inferior son de grava unida a resina permeable al agua con el fin de reducir la escorrentía del agua superficial. La pared curva en la parte superior del jardín está construida en piedra seca, una característica del campo de Devon.


Las plantas



El esquema de plantación se basa en la plantación relajada del antiguo Spiral Garden diseñado por Tom Stuart-Smith. Incluye plantas con flores azules, blancas y tonos pastel que se complementan con el follaje gris y crean un vínculo visual con el agua.  Una paleta de colores que proporciona un contraste relajante a los colores vivos del cercano Hot Garden, que presenta rojos, naranjas, púrpuras y amarillos, creando un resplandor de colores brillantes en verano, tal y como he mostrado anteriormente en el blog.


Foto © RHS / Jason Ingram


Se han instalado alrededor de 3.000 plantas, de las que alrededor de un 50% se han reciclado del antiguo jardín (Spiral Garden), incluida una buena colección de Hemerocallis y Buddleja, ambas muy atractivas para la vida silvestre.

Los tonos blancos o pastel los proporcionan las flores de margaritas como Leucanthemum x superbum ‘Real Galaxy’, que combina bien con los tonos plateados que proporciona el follaje de Phlomis fruticosa y las flores amarillas de Hemerocallis ‘Lark Son’.


Foto © RHS / Jason Ingram

Panicum virgatum ‘Northwind’ crea contraste de color y un fuerte acento vertical dentro de la plantación. El movimiento y textura lo aporta otra gramínea ornamental, Calamagrostis x acutiflora ‘Overdam’, que, al igual que las inflorescencias de Echinops, proporciona tonos helados.


Foto © RHS / Jason Ingram

Foto © RHS / Jason Ingram

Foto © RHS / Jason Ingram


La plantación herbácea incluye geranios resistentes, como Geranium ‘Orion’, con flores azules que se repiten durante todo el verano, junto al popular Geranium ‘Rozanne’. No faltan coloridos bloques de Salvia nemorosa ‘Amethyst’, cuyas agujas de flores de color lila-púrpura contrastan bien con las flores de Perovskia y Agastache.


Foto © RHS / Jason Ingram

Foto © RHS / Tim Sandall


Los montículos de follaje plateado de Artemisia schmidtiana ‘Nana’ contribuyen a proteger el suelo de la degradación causada por las fuertes lluvias.

Para el impacto estructural, Jo Thompson seleccionó una variedad cultivada de abedul plateado que se caracteriza por su forma esbelta. Plantó múltiples Betula pendula ‘Fastigiata’, un cultivar que hace un pequeño árbol limpio que proporcionará estructura a media que madura.

Pero no es solo altura lo que aporta, ya que la corteza plateada de esos abedules en invierno se convierte en un punto focal. Además, las atractivas hojas verde lima en primavera y verano, junto con el color amarillo mantecoso del otoño lo convierten en un auténtico árbol para todas las estaciones.

Rosemoor ya cuenta con corrientes naturales, pero el propósito en este caso era mostrar de qué modo un paisaje diseñado puede ayudar a lidiar con fuertes lluvias. El resultado, una fuente de inspiración y un jardín fresco que ofrece un relajante contraste con los colores encendidos que inundan el jardín vecino (Hot Garden) durante el verano.


Foto © RHS / Tim Sandall

Foto © RHS / Jason Ingram

Foto © RHS / Tim Sandall


fotoS e información | RHS


PUEDE INTERESARTE

EXPLORA MÁS SOBRE ESTE TEMA