Melilotus officinalis (meliloto amarillo o trébol de olor), plantas para praderas de flores silvestres

Melilotus officinalis (meliloto amarillo o trébol de olor) en flor, sembrado en praderas ornamentales de flores silvestres


Florece desde abril hasta finales del verano, produciendo néctar y polen en abundancia para abejas, abejorros y abejas solitarias. El meliloto amarillo o trébol de olor (Melilotus officinalis) es una planta propia de herbazales ruderales y campos de cultivo, que puede utilizarse en jardinería, especialmente en praderas floridas y jardines de vida silvestre que favorecen la biodiversidad.


La flora ruderal (plantas que crecen en ambientes ruderales como terrenos removidos, claros de pastos y matorrales secos) y la flora arvense (plantas asociadas a los cultivos, conocidas como malas hierbas) nunca ha tenido tanta atención. Desde hace tiempo se reclama su presencia en las ciudades, principalmente para crear espacios ajardinados con mayor biodiversidad, capaces de atraer fauna benéfica y muy especialmente, para frenar el descenso de la población de abejas.

A eso tenemos que añadir que el confinamiento que se produjo en la primavera de 2020 como consecuencia de la pandemia permitió descubrir hasta qué punto la grandes ciudades de todo el mundo podían llegar a ser colonizadas por la flora ruderal, esas plantas que brotaron como un regalo caído del cielo para dar color a días primaverales que se habían vuelto grises. Y con ellas también surgió la gran cuestión ¿Por qué la flora es tan escasa en los espacios urbanos y cuáles son las consecuencias para el medio ambiente que se derivan de esa falta de interés?

Inflorescencias de Melilotus officinalis (meliloto amarillo o trébol de olor)

Lo cierto es que, afortunadamente, cada vez es mayor el número de ayuntamientos sensibilizados con estas cuestiones en sus planes de infraestructura urbana. Con frecuencia podemos ver especies silvestres de flora autóctona en alcorques y espacios ajardinados, incluidas praderas floridas. Son plantas ruderales y, a veces, arvenses, algo más mimadas, un poco más controladas, pero exactamente igual de eficaces desde el punto de vista de la biodiversidad urbana.

Melilotus officinalis
Una de esas especies es Melilotus officinalis, que pertenece la familia de las leguminosas (Fabaceae) y al género Melilotus, integrado por 22 especies aceptadas que se distribuyen de Eurasia templada a Indochina; de Islas Canarias a Egipto y Sudáfrica.

Melilotus officinalis, también conocida como meliloto amarillo, trébol de olor, trébol de San Juan, trébol real, coronilla, coronilla real o mielga, entre otros nombres vernáculos, es una planta herbácea que puede comportarse como anual, bienal o perennizante (planta que, siendo habitualmente anual, vive dos o más años). Su área de distribución nativa se encuentra en el centro y sur de Europa, Asia y el norte de África; e introducida en el norte de Europa, sur de África, norte de América y Australia. Su hábitat se encuentra en campos de cultivo, bordes de caminos, matorrales secos y lugares alterados por el hombre. En España se distribuye por toda la península, excepto el cuadrante noroccidental.

Melilotus officinalis (meliloto amarillo o trébol de olor) en flor, sembrado en praderas ornamentales
 
Puede llegar a alcanzar una altura de 1,2 m y una extensión de 0,8 m. Tiene hojas alternas en los tallos con tres folíolos de tamaño similar por hoja, generalmente serrados. Florece en su segundo año de abril a septiembre y se diferencia del resto de Melilotus por disponer de una inflorescencia racemosa muy larga, con muchas flores amarillas que empiezan a abrirse por la base del racimo de forma que éste adquiere una forma triangular durante la floración. El fruto es una vaina que sobresale claramente del cáliz una vez madura y contiene 1 o 2 semillas.

Tiene la capacidad de fijar nitrógeno en el suelo, por lo que es una planta adecuada para usar como abono verde, lo que ayuda a recuperar, aportar y mejorar las condiciones biológicas, físicas y nutricionales del suelo una vez que se incorpora al mismo.

También es una planta utilizada para el cultivo de miel en Europa y como forrajera para animales de granja. Además, sus propiedades medicinales justifican que sea una especie mencionada en las farmacopeas como antiespasmódica, sedante, antiinflamatoria y diurética.

Melilotus officinalis (meliloto amarillo o trébol de olor) sembrado en praderas ornamentales

Pero a mí me interesa destacar los posibles usos de Melilotus officinalis como planta ornamental en jardinería pública y privada

Los melilotos amarillos crecen bien a pleno sol, en un suelo bien drenado, con pH neutro a alcalino. Prefieren suelos arcillosos o salinos y son tolerantes a la sequía una vez establecidos. Es una planta de bajo mantenimiento y generalmente libre de plagas o enfermedades. 

Se reproduce por semillas, que pueden sembrarse en mayo para florecer al año siguiente, a una profundidad de 12 mm y una densidad de siembra de 1,5 g / m2. Conviene remojar la semilla hasta 12 horas en agua tibia antes de sembrar. Se auto siembra con facilidad, lo que puede favorecer la creación de colonias que algunos casos favorece, pero en otros puede desplazar a la flora autóctona en aquellas zonas donde esta especie es alóctona.

Al ser plantas que producen polen y néctar en abundancia, suelen atraer abejas, abejorros de lengua corta y larga, y abejas solitarias. Lógicamente, es adecuada para utilizar en jardines de vida silvestre y plantaciones que favorecen la biodiversidad. Además, se puede encontrar en mezclas de semillas de flores silvestres para la siembra de praderas ornamentales allí donde la especie es autóctona. 

Inflorescencias de Melilotus officinalis (meliloto amarillo o trébol de olor)


TEMAS RELACIONADOS

Entradas que pueden interesarte

Contenido patrocinado