Jardines de Invierno Jardines y Paisajes topiaria

El encanto de los jardines con topiaria bajo la escarcha invernal en imágenes

Setos de diferentes especies de plantas, recubiertos en diferentes formas y cubiertos de escarcha en el Walled Garden East del Jardín de Wisley | Foto: Mattew Pottage (RHS)

La topiaria es un medio increíblemente versátil que puede llegar a mejorar la apariencia de cualquier jardín, independientemente de su tamaño y estilo. Setos recortados, cúpulas, esferas, cajas, conos, cubos, obeliscos y otras piezas geométricas y decorativas crean un ritmo visual que se ve acentuado con la luz baja de invierno y la escarcha sobre el suelo y las plantas en los días con helada blanca.

 La topiaria es un medio increíblemente versátil que puede llegar a mejorar la apariencia de cualquier jardín, independientemente de su tamaño y estilo. Setos recortados, cúpulas, esferas, cajas, conos, cubos, obeliscos y otras piezas geométricas y decorativas crean un ritmo visual que se ve acentuado con la luz baja de invierno y la escarcha sobre el suelo y las plantas en los días con helada blanca.

Hablamos de topiaria para referirnos al arte de recortar arbustos y árboles de hoja perenne en formas geométricas o caprichosas, aunque el término también se puede usar de manera más vaga para describir una serie de características del jardín que se basan en el recorte y la forma de las plantas, como parterres y laberintos. 

‘Jardín Holandés’ cubierto de escarcha en Bridge End Gardens, Saffron Walden | Foto Richard Bloom

Jardines en castillos o en distinguidas y majestuosas casas señoriales suelen ser sus hogares, pera también se pueden ver en jardines algo más humildes o plebeyos, formales o no, donde se han adaptado a diseños más «desordenados».

La topiaria y la escarcha

En los últimos años me he interesado especialmente por la belleza de los jardines en invierno. Es posible que esa pasión haya surgido con el auge de los diseños de jardín especialmente proyectados para que ofrezcan un interés espacial en los días más largos de año, con plantaciones que juegan con la luz y el color, y parecen fundirse con el paisaje invernal.

Formas en topiaria, setos recortados y césped con escarcha en Great Fosters, Surrey | Foto: Clive Nichols

Claro que, el momento álgido se produce en las noches frías y húmedas de cielo despejado, que se convierten en días de heladas blancas, es decir, las que aparecen cuando la temperatura de la masa del aire cerca del suelo baja de los cero grados, puesto que es en este punto cuando un líquido se congela en condiciones normales. Las heladas blancas se producen con frío y humedad y no son dañinas para el campo o los jardines, porque protegen la parte interna de las plantas, puesto que el hielo actúa como anticongelante. 

Ese fenómeno de la naturaleza congela los jardines con pequeños cristales de hielo blanco, una brillante escarcha que transforma suelo, hojas, ramas, flores y otros elementos del jardín, regalando un sutil escenario blanquecino, que se hace mágico cuando la luz clara y brillante del sol de la mañana llena el paisaje y el jardín.
El encanto de las heladas blancas sobre los jardines en invierno se acentúa cuando las líneas, ángulos y texturas de la topiaria forman parte del diseño del jardín y se sirven de ese paisaje invernal, que se convierte en el telón de fondo.

Topiaria y césped helados en el Lime Allee de Wollerton Old Hall, Shropshire | Foto: Clive Nichols

Boj (Buxus sempervirens), tejo (Taxus baccata), ligustro (Ligustrum japonicum ), acebo (Ilex spp.) y Lonicera nitida son algunas de esas especies de plantas perennes que no nos abandonan en invierno y que, una vez esculpidas, pueden llegar a enfatizar las características arquitectónicas de la casa o el jardín. Patrones del suelo, geométricos o en curvas, creados con setos recortados bajos; intrincadas figuras, cúpulas simples, grandes esferas, cubos, cilindros, conos y hasta obeliscos. Sin duda, cuando las piezas de topiaria captan la luz baja y lateral como una escultura de jardín, crean efectos visuales realmente cautivadores bajo la escarcha, convirtiendo esa escena invernal en algo extraordinariamente bello.

Diferentes formas topiarias y setos recortados cubiertos de escarcha en Great Fosters, Surrey | Foto: Clive Nichols
Pirámides topiarias de tejo (Taxus baccata) y césped cubierto de escarcha en Wollerton Old Hall, Shropshire | Foto: Clive Nichols
Diferentes formas topiarias de tejo, alineaciones de haya recortada y césped con escarcha en el Thyme Walk de Highgrove Gardens | Foto: Highgrove Gardens
Topiaria y césped cubiertos de escarcha en The Topiary Lawn de Great Dixter | Foto: Great Dixter
Bolas de tejo (Taxus baccata) y césped en cuadrícula cubiertos de escarcha | Foto: James Todman
Topiaria con escarcha en los jardines de Woodpeckers, Warwickshire | Foto: Clive Nichols
Jardín formal con formas topiarias retorcidas y seto de haya en los jardines de Woodpeckers, Warwickshire | Foto: Clive Nichols

Pin It on Pinterest