Son algunas de las puertas que se suelen encontrar en el camino y que también pueden conducir a Roma… aunque en muchos casos no sabemos qué esconden al otro lado.

Puede ser un jardín o un patio y ¿cómo será?. Pues no lo sé, pero en ese caso nada mejor que la imaginación. Hoy solo pongo la puerta, lo jardines están detrás. Pincha en la foto y elige el que más te guste.

Tweet

Pin It on Pinterest