Mediterráneo Sicilia

Sicilia, isla mediterránea dominada por el volcán Etna

Limoneros y al fondo el volcán Etna nevado
Comenzar el año con fuerza se hace mucho más sencillo si te encuentras a los pies de un volcán como el Etna, en Sicilia. Allí pasé los últimos días de 2017 y desperté en 2018. La atracción de ‘a Muntagna o Mungibeddu, como se llama al volcán Etna en siciliano, hace que la mirada siempre se vaya hacia él.

Hace unos días os dejé algunos jardines en invierno para desearos con ellos unas felices fiestas. Espero que así sea y que el comienzo del año esté resultando todo lo bueno que esperabais. Para comenzar el año 2018, quiero dejaros una pequeña muestra de las sensaciones vividas estos días junto al Etna, que domina la isla de Sicilia, en el Sur de Italia. Se encuentra en la costa oriental de Sicilia, en el territorio de la provincia de Catania, y está cruzado por el meridiano 15. Es, con sus 3.342 metros, el volcán activo más grande de Europa.
El Etna

La superficie del Etna se caracteriza por una rica variedad de ambientes, que alterna paisajes urbanos, bosques densos que conservan varias especies botánicas endémicas y áreas desoladas cubiertas por rocas magmáticas y periódicamente sujetas a coberturas de nieve a mayores altitudes.
La nieve fue conquistando el terreno del volcán durante mi estancia, brindando imágenes que ayudaron a evocar un paisaje mucho más navideño. Es, sin duda, todo un privilegio estar junto al mar y, al girar la cabeza, observar y sentir la fuerza del volcán, un volcán que despierta cuando menos te lo esperas y que convierte a Sicilia en tierra de piedra lávica, ese rastro que han ido dejando las erupciones y que se aprecia en el suelo, los muros y hasta en los canalones de alguna vivienda.
La isla
La isla también es tierra de luz mediterránea, de chumberas que se han fundido con la flora autóctona de la región, hasta el punto de convertirse en reclamo turístico. Tierra de cerámica esmaltada llena de simbolismo. De cabezas moriscas de Caltagirone. De terracota. Hay quien opina que Sicilia, más que una isla, se diría que es un continente. Y es que es una isla italiana, sí, pero su historia está escrita por las dominaciones; pueblos que se fueron sucediendo y que le han otorgado una identidad propia y única; un patrimonio griego, romano, normando, renacentista y barroco.
Su espectacular paisaje puede disfrutarse desde ciudades como Taormina, a la que se llega por esa carretera sinuosa que hemos visto en numerosas películas. En diferentes rutas, vamos a encontrar laderas en pendiente, pinos parasol, cipreses, olivos y limoneros. También, calles estrechas y coquetos balcones, como los de Siracusa. Cyclamen en jardineras por todas partes, tillandsias colgando y balanceándose, y más, mucho más. Porque a Sicilia no le falta belleza y si algo le sobra, es la mafia.


«Italia sin Sicilia no grabaría ninguna imagen en el alma: aquí se encuentra la clave de todo».  Goethe, Viaje a Italia
Estatua y al fondo balcones de Siracusa en Sicilia
Geranio en cesta colgante tejida en cuerda
Flores rosas y vista de Taormina en Sicilia
Vista de Taormina en Sicilia
Palas de Chumbera y paisaje mediterraneo de Taormina en Sicilia con vistas al mar
Vista del mar y playa de Giardini con el volcan Etna nevado al fondo
Agaves en muro de piedra
Macetas de terracota con plantas en Taormina, Sicilia, Italia
Macetas de terracota con plantas en Taormina, Sicilia, Italia
Vista desde Taormina en Sicilia
fumarolas del volcán Etna
bosque en el Etna
vista del volcán Etna
Bola de tillandsias o clavel del aire colgando de un árbol
Euphorbia characias y muro de piedra lávica en Sicilia
Musgo en piedra lávica
Poblaciones del Etna, Castiglione di Sicilia
Isla pequeña con vegetación y jardines en la costa italiana de Sicilia
Muro de piedra lávica o volcánica
Musgo brotando de muro de piedra lávica o volcánica
Piedra lávica del volcán Etna en Sicilia
Piedra lávica del volcán Etna en playa de Praiola en Sicilia
Casas en pueblo de Sicilia, Italia
Calle inclinada y moto vespa en un pueblo de Sicilia, Italia
Balcones con plantas en Siracusa, Sicilia, Italia
Vista parcial de la Plaza Archimede en Siracusa
Escultura de piedra y palmera en plaza de Sicilia
Casa con plantas en balcones y ventanas en Siracusa, Sicilia, Italia
Plantas en macetas de terracota grandes en calle de Sircusa, Sicilia, Italia

   

Vista de fumarolas del volcan Etna y palas de chumbera
Frutero hecho con una pala de chumbera

Pin It on Pinterest