Los Patios de Palma | El Blog de La Tabla

21 abril 2013

Los Patios de Palma



Patio de Ca'n Oleza (Palma de Mallorca)

Otra vez estamos de patios. Es que son vida, independientemente de sus características, su ubicación u origen. Los patios son esos rincones mágicos donde late el corazón de algunas casas, señoriales o modestas. Y, sí, otra vez nos vamos a Mallorca porque allí los patios de las casas señoriales de Palma bien merecen un largo paseo para visitarlos.



Las plantas no son su sello de identidad, sino el silencio y la luz filtrada. En el casco antiguo, bajo sus estrechas callejuelas, se esconden grandes y pequeños patios llenos de silencio en los que la luz trata de colarse entre sus recios muros. En su época de esplendor eran todo un símbolo de poder y estatus social.

Hoy en día, constituyen uno de los elementos más característicos de la ciudad balear. Desde los patios abiertos de la casa romana y los jardines cerrados de la casa musulmana, a los patios con elementos estructurales de la casa gótica medieval catalana. También están los que tienen las aportaciones más refinadas propias del Renacimiento o aquellos más cercanos al Barroco. La mayoría con suelos empedrados con una ligera inclinación para recoger el agua de lluvia. Algunos con pozo. 








Desde los primeros patios construidos en el siglo XIV, la tradición ha acogido a diversos estamentos sociales: mercaderes, corsarios, nobles y burguesía. Entre los siglos XVI y XVIII los patios estaban ligados a la economía agraria de Mallorca, donde los grandes terratenientes residían en la ciudad  mientras los campesinos cultivaban sus tierras. De aquel periodo quedan grandes elementos arquitectónicos y ornamentales ligados a las funciones propias de la actividad agraria de la isla.

Las casas tienen una estructura similar: fachada austera, con un portal de acceso, paso de entrada cubierto entre el portal y el patio propiamente dicho, descubierto y con arcos, columnas y capiteles. Allí es donde se realizaba la vida y su protagonismo acababa restando importancia a la casa en sí. Mirando al patio, las ventanas adornadas con  hierros forjados y balaustradas. Las escaleras conducen a las galerías, que son la antesala de la intimidad de la casa. La decoración es sobria, con materiales nobles y mobiliario escaso. Hoy en día podemos ver macetas con plantas verdes e, incluso, algunas plantas de flor, aunque la flora no se incorporó a los patios de Palma hasta 1800.

Pasado histórico y modernidad en armonía han dado como resultado edificios institucionales, museos y, en algunos casos, viviendas particulares, todas ellas dignas de visitar. Para ello, en primavera se organiza una ruta que recorre los patios de la ciudad. En esta ocasión son 18 patios los que se abrirán en la Palma alta  durante el mes de Mayo y 22 en el mes de Junio en la Palma baja. Tendremos que ir volando, en barco o soñando, pero allí os espero.






Patio (Palma de Mallorca)


Patio (Palma de Mallorca)


Patio del Palau Vivot (Palma de Mallorca).


Possesió d' Alfabia.


Patio (Palma de Mallorca)













IMÁGENES
Portal Forà
Mercado Mallorca
Mallorca Experience



TAL VEZ TE INTERESE
► Viana 'Museo de los Patios'
► Patios de Córdoba: un quejío en el alma
► Los Patios de Córdoba, de fiesta en diciembre
► La flora de los Patios de Córdoba

CONTENIDO RELACIONADO