La flor de la achicoria | El Blog de La Tabla

11 julio 2014

La flor de la achicoria



El primer año desarrolla la raíz y el segundo se produce el despliegue floral, formando muchas ramas que, a su vez, se vuelven a ramificar varias veces. Considerada  una planta de alto nivel nectarífero y polinífero, sus flores, de unos 4-5 cm y de color azul intenso, necesitan días soleados para aparecer y suele durar poco, no más de 2-3 días, pero lo hacen secuencialmente en la misma planta, desde el mes de Junio hasta Septiembre.


La flor se gira buscando la luz del sol. Las abejas y mariposas lo hacen buscándola a ella. Los humanos la miramos, admiramos, fotografiamos y, además, nos comemos en ensalada las hojas basales de la achicoria (Cichorium intybus L.), cuando están tiernas (dicen que en primavera y otoño están menos amargas); hacemos infusiones con su raíz tostada (Cichorium intybus var. Sativum) -en España fue el café de la postguerra- y la utilizamos en la elaboración de algunas recetas. Forzando sus raíces se cultivan las endibias (Cichorium intybus L. var. foliosum), además, están emparentadas con la escarola (Cichorium endivia L.).  


Se puede hablar largo y tendido sobre los usos y beneficios de la achicoria y sus distintas especies y variedades, pero su flor, es su flor; azul y bien hermosa. Atrae mariposas, abejas y a todo el que pasa cerca de ella. 













CONTENIDO RELACIONADO