arbusto flores atraen polinizadores Hydrangea plantas flor verano Plantas Jardin

Hortensia trepadora (Hydrangea petiolaris)

Hortensia trepadora Hydrangea petiolaris
Hydrangea anomala subsp. petiolaris en flor creciendo sobre una fachada
Hydrangea petiolaris (sin. H. anomala subsp. petiolaris) en flor creciendo sobre una fachada en Cotehele House, Cornwall | © National Trust

Una vigorosa hortensia que trepa paredes, árboles o cualquier soporte que tenga, y no necesita sujeción porque, de la misma manera que lo hace la hiedra, se adhiere gracias a sus raicillas aéreas. Además, a principios del verano, se cubre de racimos de flores blancas con dulce fragancia, sostenidas en panículas aplanadas.

Hydrangea petiolaris

Hydrangea petiolaris, conocida también por uno de sus sinónimos, Hydrangea anomala subsp. petiolaris, es una especie del género Hydrangea originaria de Corea y Japón, donde crece en valles boscosos, riberas de arroyos y laderas rocosas de montañas.

Hydrangea anomala subsp. petiolaris en flor
Hortensia trepadora. Hydrangea petiolaris (sin. H. anomala subsp. petiolaris) | © Boreal Garden

Sus hojas casi en forma de corazón tienen los bordes dentados, son de color verde oscuro y se vuelven de color amarillo brillante en otoño. Luego caen, para dejar al descubierto la corteza exfoliante de color marrón rojizo en los tallos maduros de este arbusto caducifolio, aportando interés al jardín durante todo el invierno. La siguiente primavera, volverá a aparecer un nuevo follaje fresco.

Follaje en invierno de la hortensia trepadora. Hydrangea petiolaris (sin. H. anomala subsp. petiolaris) | © SandraOp27no2
Inflorescencia de hortensia trepadora, Hydrangea anomala subsp. petiolaris
Inflorescencias de hortensia trepadora, Hydrangea petiolaris (sin. H. anomala subsp. petiolaris) | © Riesebusch

Las flores aparecen de junio a julio, formando panículas aplanadas en forma de paraguas de hasta 25 cm de tamaño. Estas panículas están formadas por pequeñas flores con partes masculinas y femeninas de 4 a 5 pétalos, rodeadas de flores grandes (unos 3 cm), estériles y de color blanco. La dulce fragancia de sus flores atrae a importantes polinizadores como abejorros, abejas y mariposas.

Una hortensia que puede trepar sin sujeción

Hydrangea petiolaris es una hortensia que trepa sin ayuda de sujeción extra, gracias a sus pequeñas raíces aéreas, que se adhieren a superficies rugosas y resistentes. No obstante, inicialmente puede requerir algo de ayuda.

Hortensia trepadora. Hydrangea petiolaris (sin. H. anomala subsp. petiolaris) | © Quinta de Corujas

La hortensia trepadora crece en forma de montículo tridimensional, algo que la diferencia de otras enredaderas que se encuentran cerca de las superficies que cubren. Pueden llegar escalar de 10 a 15 metros de altura por sí solas, o ser entrenadas para crecer en direcciones específicas, aunque no se limitan al crecimiento hacia arriba. Si la escalada no es una posibilidad, se pueden cultivar como una cubierta vegetal bajo los árboles; como un arbusto independiente o alrededor de los troncos de los árboles, que no se dañan cuando las hortensias trepan por ellos.

Cultivo y cuidados de Hydrangea petiolaris en el jardín

Hydrangea petiolaris se debe plantar en primavera en un área húmeda, en suelo rico en materia orgánica y bien drenado. Puede crecer bien a pleno sol o sombra parcial, pero prefiere un poco de sombra cuando se cultiva en climas más cálidos. En realidad, es una de las pocas plantas trepadoras que puede tolerar grandes cantidades de sombra, pero, no hay que olvidar que normalmente florecerá más profusamente sí recibe más sol. En cuanto a su rusticidad y ubicación, es muy resistente al frío y se adapta bien a una exposición al norte o al este. Una vez establecida, no tiene problemas serios de plagas o enfermedades.

Hydrangea anomala subsp. petiolaris  en flor creciendo sobre el muro de Barrington Court
Hydrangea petiolaris (sin. H. anomala subsp. petiolaris) en flor creciendo sobre el muro de Barrington Court | © rmtv

Al principio, son de crecimiento lento y puede llevar uno o dos años que se establezcan bien sus raíces después de haber sido plantadas. Claro que, una vez conseguido, esta hortensia trepadora crece rápidamente. De hecho, pueden llegar a crecer un metro por año cuando las condiciones del sitio son buenas, por lo que se pueden descontrolar un poco si no la vigilamos bien. En ese caso, puede necesitar una poda regular cuando el espacio está limitado. Claro que, no debemos podarla drásticamente, lo mejor es hacerlo gradualmente durante 2 a 3 años.

Inflorescencia de hortensia trepadora, Hydrangea anomala subsp. petiolaris
Inflorescencias de hortensia trepadora, Hydrangea petiolaris (sin. H. anomala subsp. petiolaris) | © J. Mark Dodds

Como suele suceder con otras especies de hortensias, una vez que han alcanzado la madurez, la falta de floración se puede atribuir a causas como daños en los botones florales por heladas de invierno o principios de primavera; realizar la poda a finales de verano; situación con demasiada sombra o el exceso de nitrógeno.

Algunas variedades de Hydrangea petiolaris

Hydrangea petiolaris ‘Miranda’: con flores de color blanco cremoso, esta variedad crece hasta unos 3 metros de altura y tiene hojas verdes con bordes de color amarillo pastel.

Hydrangea petiolaris var. cordifolia: un arbusto enano con hojas en forma de corazón. Esta variedad es de crecimiento lento y puede alcanzar hasta 2 metros de altura.

Hydrangea petiolaris ‘Silver Lining’ : esta variedad crece hasta 3 metros de altura y tiene hojas variegadas de color verde claro con bordes blanco plateado y flores blancas.

Hydrangea petiolaris ‘Semiola’ : Una variedad que conserva sus hojas en inviernos suaves y cuenta con brotes de color rojo cobre y flores blancas.

Hydrangea petiolaris  'Silver Lining' con hojas variegadas
Hydrangea petiolaris ‘Silver Lining’


TEMAS RELACIONADOS

Pin It on Pinterest