En una ladera. Dove Cottage Nursery & Garden | El Blog de La Tabla

27 enero 2015

En una ladera. Dove Cottage Nursery & Garden



Un jardín junto al vivero, un espacio rodeado de setos de tejo y puertas de roble verde.


Kim y Stephen Rogers se trasladaron en 1995 a lo que en su día fue una explotación ganadera de los padres de Stephen. En 1997 se inauguraba Dove Cottage Nursery and Garden, un vivero “especial”, donde el jardín se convierte en el hogar de una gran variedad de plantas vivaces y gramíneas ornamentales.

Llegados a este punto, y sin haber ubicado aún el jardín, queda claro que su inspiración vino de la mano de Piet Ouldolf, tras la visita que realizaron en 1999 al jardín diseñado por él en Bury Court, Surrey, Inglaterra. Ya nos vamos ubicando. 

Estamos en Inglaterra, sí, pero en el condado de West Yorkshire. Hasta allí nos trasladamos gracias al artículo publicado en la edición de febrero de la revista The English Garden, con texto de Caroline Beck y fotografías de Marianne Mejerus.


Stephen decidió abandonar el negocio familiar, una carnicería en Halifax, para trasladarse al campo con Kim. A casi dos kilómetros de esa ciudad, su nuevo destino les permitió estar contacto con la naturaleza. Para poder iniciar su actividad, Stephen se formó en horticultura en Askham Bryan College y trabajó durante cuatro años en Savill Garden, que forma parte de Windsor Great Park.


El jardín, junto al vivero, ocupa una superficie de unos 5.000 m2, está orientado a Norte y en pendiente, lo que impide observar un plano único.  Su estilo naturalista, ofrece el movimiento de vivaces y gramíneas ornamentales muy tolerantes a condiciones extremas. Algunas de ellas con un largo período de interés ornamental y colores muy vivos. El balanceo y susurro de esas plantas y el néctar de algunas flores, lógicamente, también atraen aves e insectos beneficiosos, lo que añade valor al jardín.

La poda no se hace hasta el inicio de la primavera, por lo que pueden disfrutar de la belleza de las inflorescencias brillando en el invierno. Esta medida la descubrieron accidentalmente, un año en el que el mal tiempo se anticipó y no pudieron realizar la poda en otoño. Esta circunstancia les mostró la nueva configuración del jardín en invierno. Como se suele decir, casualidades de la vida...


Como siempre, son las imágenes las que hablan, y algunos textos, que nos indican las plantas incluidas en esas composiciones, hacen más elocuente este artículo. Espero que os guste, os inspire o emocione. A mí, me ha enamorado ¡con lo que me gusta a mi enamorarme!













Fuente: The English Garden Feb 2015 | Texto Caroline Beck |Fotografías Marianne Mejerus






New Wave Planting

PASANDO REVISTA (S)







CONTENIDO RELACIONADO