Gramíneas ornamentales. Conociendo y aprendiendo (I) | El Blog de La Tabla

03 febrero 2015

Gramíneas ornamentales. Conociendo y aprendiendo (I)




Gramíneas ornamentales, cada vez más populares, no cabe duda. Los nuevos diseños de plantación miran hacia ellas  y lo hacen  en todas las estaciones. Además, los cultivadores ofrecen cada año nuevas variedades que se adaptan a las diferentes necesidades paisajísticas y a las exigencias respecto a cada zona climática.

La familia Gramineae (Poaecae) está formada por 10.000 especies que se dividen en 650 géneros. Muchos de esos géneros empiezan a tener cada vez más espacio en el jardín o, incluso, se van haciendo protagonistas. Las imágenes que vemos de gramíneas ornamentales introducidas en los nuevos jardines, desde hace más de una década, nos invitan sin remedio...

Por ese motivo, tal vez no esté de más echar un vistazo a algunos consejos que nos proporcionan los expertos. La información que facilito a continuación son consejos básicos y genéricos, que constituyen un buen punto de partida y que he considerado útil y fiable para comenzar. Más adelante podremos ir analizando con más detalle el mundo de las gramíneas ornamentales, del que hay mucho que hablar, descubrir, conocer y aprender.



Tipos de gramíneas en función del clima

Las gramíneas responden a la temperatura y crecerán en función de ella, pero hay especies que comienzan a crecer a principios de la primavera (si la temperatura es todavía baja) y otras esperan a que el suelo esté algo más templado y las temperaturas sean más estables. De modo que un buen comienzo es separarlas en función de este criterio:

  • Gramíneas de estación fría
Comienzan a crecer a principios de la primavera. Son más resistentes y su follaje es de mejor calidad cuando las temperaturas son bajas o si han recibido agua suficiente en los periodos de sequía porque, en caso contrario, la falta de riego en los periodos secos hace que entren en latencia y su follaje se torna marrón. 
Para mantenerlos sanos y vigorosos, deberemos dividirlos con frecuencia, de lo contrario, comienzan a secarse desde el centro de la mata.
Si la planta ha mantenido algo de color verde, se dejará esa zona y solo cortaremos la parte dañada.
Los géneros de gramíneas de estación fría más populares son: Festucas; Helictotrichon (Blue Oat Grass); Deschampsia (Tufted Hair Grass);Sesleria (Autumn Moor Grass).



  • Gramíneas de estación templada
Las gramíneas de estación templada quieren calor, mucho si es posible y humedad baja, muy baja si es posible.
Su desarrollo siempre va a estar en función de las altas temperaturas, no mostrando signos de crecimiento hasta que el clima se hace más estable y el suelo se calienta.
En el otoño se suele secar lo que creció durante la estación anterior, por eso, conviene podar las plantas a una altura de 10 d 15 cm en la primavera y no requieren división de mata.
Los géneros de gramíneas de estación templada más populares son: Chasmanthium (Northern Sea Oats); Miscanthus (Japanese Silver Grass) ; Erianthus (Hardy Pampas Grass); Pennisetum (Perennial Fountain Grass); Panicum (Switch Grass); Spartina (Prairie Cord Grass); Calamagrostis, Stipa; Anemanthele lessonianaCortaderia selloana



Hábitos de crecimiento


Como sucede con cualquier otra planta, es importante saber cuál es el hábito de crecimiento de las diferentes especies, de modo que su desarrollo no interfiera el de las plantas que la acompañen. 

  • Gramíneas que forman plantones
Crecen en forma de matas prolijas y pueden mezclarse con otras plantas vivaces, porque no son invasoras.
A medida que pasa el tiempo, crece lentamente formando circunferencia.

  • Gramíneas que forman rizomas
Se expanden a través de sus tallos subterráneos y, en este caso, sí pueden resultar invasores y difíciles de controlar. Esto hace que pensemos con detenimiento cual es el lugar idóneo para ellos dentro del jardín. Junto a otras vivaces habrá una competencia casi desleal...
Algunos géneros de gramíneas que funcionan bien sin resultar invasoras son: Elymus arenarius glauca (Blue Lymegrass) Spartina (Cordgrass) o Phalaris arundinacea (Ribbongrass).




Como plantar las gramíneas ornamentales 

Obviamente, el primer factor a tener en cuenta es la preparación del suelo antes de plantar y asegurarnos de que el drenaje es adecuado.

Se recomienda preparar el suelo en otoño. Si se labra en esa estación, se facilita la acción del congelamiento y descongelamiento durante el invierno. Además, mejora el mullido de la tierra lo que hace más fácil su manejo. Si no es posible labrar la tierra en otoño, también da buenos resultados hacerlo en primavera.

Al labrar la tierra, se debe incorporar materia orgánica. No tienen muchas necesidades de nutrición por lo que un fertilízate equilibrado NPK (10-10-10) a dosis de 500 gr por cada 10 m2 sería suficiente.

Pueden plantarse en la primavera o en el otoño, pero la ventaja de hacerlo en primavera es que daremos a la planta la posibilidad de desarrollar un sistema radicular lo suficientemente fuerte para afrontar el invierno. Por eso, se aconseja que la plantación de otoño no vaya más allá de agosto o septiembre. Durante el primer invierno, la planta deberá protegerse con paja o heno para asegurarnos mejores resultados. Después de heladas severas continuas, es aconsejable aplicar un acolchado.

No plantar muy profundamente, para evitar enfermedades de raíz o que se pudran. Una vez plantadas, debemos regar inmediatamente y de manera uniforme la tierra que rodea a la planta. De este modo, su establecimiento se acelerará.


Riego y fertirrigación

El riego tiene que ser regular durante la primera estación después de su plantación para asegurarnos que se desarrolle el sistema radicular. Una vez que está establecida, apenas necesita riego, salvo alguno ocasional en largos periodos de sequía.

La cantidad de agua siempre estará en función de la especie, así como la ubicación y el índice de crecimiento deseado.

Las gramíneas ornamentales apenas requieren abonado, pero el color de las hojas y la vigorosidad de la planta suelen ser indicadores de la necesidad de nitrógeno adicional. En tal caso, cuando la planta retome el crecimiento en primavera, se puede añadir una dosis de abono, en el agua de riego. La dosis puede ser de 150 a 450 gramos abono con equilibrio NPK 10-10-10, por cada 9-10 m2 (o aproximadamente un cuarto de taza de abono por cada planta). Si optamos por un abono de liberación lenta, las necesidades estarán cubiertas durante todo el verano.




Mantenimiento

  • Control de malezas
Remover la tierra alrededor de las gramíneas es un buen método para mantener bajo control las malezas. Pero el acolchado, además de reducir las necesidades hídricas de la planta, ayudará a evitar la aparición de malezas o a controlar aquellas especies de gramíneas que tienden a echar semillas.

  • Protección en invierno y limpieza en primavera
El follaje ayuda a proteger la corona de la planta y luce bien,  por lo que no es necesario cortarlo antes del invierno.
Al llegar la primavera y antes de que retome su crecimiento, se debe cortar a una altura de 10-15 cm. El follaje seco hay que arrancarlo, de lo contrario éste impedirá que la corona de la planta se caliente y con ello se retrasa su crecimiento (puede que hasta en 3 semanas).

  •  División de mata
Dependerá del esparcimiento y de la apariencia de las plantas, así como de la salud en general. Si la planta está empezando a morirse, mejor dividirla desde el centro.
La división debe hacerse en primavera, antes de que la planta retome el crecimiento, o cuando termina su etapa de crecimiento a final del verano y comienzos del otoño.
Fuentes consultada: Herbario Virtual Mediterráneo Occidental | Greg Stack Extension Horticulturist U. Illinois



Y hasta aquí puedo leer (de momento). Si os interesa este tema, permaneced atentos a la pantalla. Mientras tanto, puede ser una buena idea echar un vistazo a entradas anteriores que muestran jardines con un acertado uso de gramíneas y donde puede apreciarse su valor ornamental (textura, movimiento y color), cuando se utilizan con un buen criterio de plantación. Nos hemos metido de cabeza en un buen trozo de parcela del New Wave Planting. Pasen y vean:

► Jardín patio en Toledo: Ancha es Castilla


► New Wave Planting. Los jardines de Fernando Martos


► En una ladera. Dove Cottage Nursery & Garden


► Jones Road o la herencia del 'New Wave Planting'



► Septiembre en Barn House garden


► El nuevo jardín de Piet Oudolf en Somerset


► Villa Bricherasio, el sueño de Domenico Montevecchi


► El jardín de Anja y Piet Oudolf en Hummelo. Otoño 2014


► Ton ter Linden. La nueva ola del "Monet holandés"


► Sarah Price: jardines en capas







CONTENIDO RELACIONADO