Museo del Tulipán en Ámsterdam | El Blog de La Tabla

07 abril 2015

Museo del Tulipán en Ámsterdam




El botánico Carolus Clusius inició el cultivo del tulipán en el jardín botánico de Leiden (Holanda), a partir de semillas y de bulbos enviados desde Turquía. El origen del tulipán lo sitúan, pincipalmente, es el área mediterránea y el nordeste asiático, aunque la mayoría de las variedades cultivadas actualmente proceden de las regiones montañosas de Asia Menor, Persia, el Cáucaso y Turquestán.

Que Holanda es el líder absoluto en su cultivo es ya bien conocido y se debe a sus condiciones climáticas y sus aptitudes comerciales. No solo cuenta con más del 55% del área cultivada en el mundo, sino que es quien organiza el intercambio comercial basado en el control del material vegetal, establecimiento de grandes superficies de cultivo y una sofisticada estructura comercial, que permite la distribución internacional a través de subastas y numerosas empresas exportadoras. Pero también están Australia y Chile como principales productores de tulipán en el Hemisferio Sur. Aunque, bien es cierto, muchos de ellos han sido creados por empresas holandesas.



De momento, nos quedamos un rato en Holanda, donde podemos ver ahora los tulipanes en parques y jardines; espectaculares campos de cultivo y, como joya botánica que es, el pequeño museo creado por una empresa local productora de bulbos: el Museo del Tulipán en Ámsterdam, situado en el barrio de Jordaan, en el centro histórico de esa ciudad.

La actividad de este museo se centra en la historia del tulipán en Holanda, reuniendo información sobre la tulipomanía y la influencia de esta flor en la economía del país durante la Edad de Oro en el siglo XVII. Su propósito es servir de contexto histórico a los diferentes festivales y mercados de tulipanes que se celebran durante todo el año en Holanda.





Se trata de un museo pequeño, pero que esconde mucha historia. Exposiciones históricas sobre la ‘tulipomanía’, el uso de los bulbos como alimento en las guerras, y el origen de la flor en Turquía es lo que podemos encontrar allí. También se explican las técnicas modernas de cultivo y reproducción. Pero, desde mi punto de vista, tiene un valor especial la colección de placas autocromas de tulipanes y campos de tulipanes realizadas ente 1925-1930 por Leendert Blok y la colección de cuadros de tulipanes de Judith Leyster, pintora del siglo XVII y que fue colega del retratista holandés Frans Hals.

Un rincón de Ámsterdam que no conviene perderse cuando visitemos esa ciudad. De momento, tenemos algunas fotos que publican desde el museo y aquí os dejo enlace a su sitio web. Los tulipanes en el jardín y algo de su historia a buen recaudo en un museo, como tiene que ser.











Primavera, Van Gogh y Keukenhof


Preparados, listos... más de siete millones de bulbos. Keukenhof


Bulbos en maceta: Mini Keukenhof









CONTENIDO RELACIONADO