Constance Spry y su particular revolución del diseño floral


Past, Present, Future - Loewe - fotos inspiradas en arreglos florales de Constance Spry - Steven Meisel.

Su prestigio y notoriedad vino de la mano de un trabajo visionario, con técnicas muy vanguardistas e ideas algo “disparatadas” a mediados del siglo XX, como incluir en sus composiciones, flores y plantas silvestres que encontraba por el camino, junto a perfumadas y costosas rosas y otras nobles flores.  Su jarrón con hojas de col rizada tampoco pasó desapercibido. 


Las flores y los jardines combinan muy bien con diversas disciplinas, entre ellas la moda. Fue realmente inspiradora, por ejemplo, la exposición Vogue. Like a painting que se exhibió en el Museo Thyssen-Bornemisza hace un año (ver Like a painting. Con arte y sin pintura).



Past, Present, Future - Loewe - Imagen inspirada en arreglos florales de Constance Spry - Steven Meisel.


Bodegones con arreglos florales 

Ahora el turno le toca a una marca española de lujo (Loewe) que presenta la exposición “Past, Present, Future” en el Real Jardín Botánico de Madrid. De esa exposición quería destacar una sección de la muestra que incluye fotografías de Steven Meisel de bodegones con arreglos florales. Son imágenes inspiradas en la vida y obra de Constance Spry (1886-1960) una vanguardista florista británica que revolucionó el arte del diseño floral en las décadas de 1930-1950.


Constance Spry florista


Constance Spry | Sigue tu propia estrella y sé natural

“Do what you please, follow your own star; be original if you want to be and don't if you don't want to be. Just be natural and light-hearted and pretty and simple and overflowing and general and baroque and bare and austere and stylized and wild and daring and conservative, and learn and learn and learn. Open your mind to every form of beauty” Constance Spry.

Es una de las frases de Constance Spry que mejor definen su trayectoria profesional. Hacer lo que te complace y seguir tu propia estrella. Ser original si lo quieres y no serlo si así lo deseas. Lo importante es ser natural y abrir tu mente a todas las formas de belleza, ya sean barrocas o austeras, atrevidas o conservadoras, sean como sean, hay que atreverse y, si es necesario, romper moldes. Es una traducción libre de esa cita, pero se aproxima a lo que Constance Spry aplicó en carrera profesional.


Flores silvestres y rosas

Ser original y atrevida posiblemente le brindó la posibilidad de crear escuela y pasar a la historia en su oficio, aunque su trabajo no siempre era visto con buenos ojos.

En una época en la que la mujer no solía trabajar fuera del hogar, ella logró abrir su firma de diseño y arte floral y llegó a tener 70 empleados. Fue profesora de arreglo floral, corte y confección, y cocina. Además, publicó 13 libros que se convirtieron en la biblia de esas disciplinas.


Su gran valor fue demostrar a millones de personas en Gran Bretaña, no olvidemos que nos situamos a mediados del siglo XX, que podían embellecer sus casas con flores de los setos o de terrenos baldíos que encontraban a su paso. Que los amentos también servían. Que había un material vegetal mucho más variado de lo que se creía y tan solo era necesario tener un poco de imaginación. Con ese tipo de gestos logró una democratización en la decoración de hogares y marcó un estilo esencialmente bohemio.

Los libros de Constance estaban llenos de consejos prácticos y, aunque solía especificar qué tipo de flor se debía utilizar en una disposición particular, animaba a sus lectores a improvisar y atreverse a combinar, por ejemplo, flores de dalias pompón con hojas de fresa, e incluso mostraba el vaso que había llenado con hojas de col rizada.



Reutilizando con gracia

No solo era su particular selección de material vegetal lo vanguardista, sino también los complementos que utilizaba en los arreglos florales. Sus consejos solían llevar hasta los altillos de los armarios, trasteros y muebles de la cocina para encontrar bandejas o tapas de la sopera que servirían como jarrones improvisados.  Las jaulas de pájaro también le valieron y un sinfín de objetos más fueron reconocidos con originales soportes. Una costumbre ya muy común hoy en día, pero absolutamente novedosa en aquella época.


Pintura de flores holandesas del siglo XVII 

Su método de trabajo, sencillo pero muy atractivo visualmente, estaba inspirado en las pinturas de flores holandesas del siglo XVII. La organización de las flores en sus composiciones solía hacerse en bloques sólidos de un color (sus ramos de flores de color blanco fueron muy destacados) y formas fluidas, con una disposición personalizada, adaptada a cada entorno. Un estilo moderno que atrajo a elegantes clientes, entre otras, la Princesa Marina y la duquesa de Windsor.

Still Life with Flowers on a Marble Tabletop, Rachel Ruysch, 1716  - Rijksmuseum Amsterdam


Aunque su nombre fue reconocido en el Reino Unido a lo largo de las decadas de 1930, 1940 y 1950; era considerada anacrónica e, incluso, un tanto oscura. Sin embargo, su influencia como ama de casa y reformadora social fueron indiscutibles y su estilo de algún modo permanece.

La exposición “Past, Present, Future” donde se incluyen las fotografías inspiradas en el trabajo de Constance Spry se puede visitar del 18 de noviembre al 9 de diciembre en el Pabellón Villanueva del Real Jardín Botánico de Madrid.


Fotos e información: Design Museum y David’s Diary